policiales que conmovieron a san juan

“Todos los casos donde hay policías son encubiertos”

Así lo asegura Juan Mariano Rodríguez, el padre del hockista asesinado a sangre fría. Además, responsabiliza a fiscales, jueces, policías y funcionarios de seguridad por la impunidad. El recuerdo de su hermano José: “Nadie imaginó que iban llegar a tanto”.
domingo, 29 de enero de 2012 · 13:13

Por Gustavo Martínez
gmartinezpuga@tiempodesanjuan.com

“González y Castro, quienes eran jefe y subjefe de Policía, me juraron que no se iban a ir del cargo sin resolver el caso. Ya se fueron y no lo hicieron”. Juan Mariano Rodríguez cuenta haberse aferrado a ese juramento de las dos ex máximas autoridades de la Policía de San Juan para abrigar la esperanza de que el crimen de su hijo no iba a quedar impune.
Pero ahora, a casi 5 años del asesinato, se muestra desesperanzado: “Nunca se va a saber nada más del crimen de mi hijo”. Y sostiene una afirmación que reiteró varias veces durante la charla: “Todos los casos donde hay policías son encubiertos. Yo me he puesto a estudiarlos y es así”, afirma, con impotencia.

A sus 72 años, el hombre ya no sabe si seguir o no golpeando puertas como lo hizo durante los primeros días del caso, desde que atentaron contra su hijo hasta que lo asesinaron. “Mi salud ya me está pasando facturas. Pero sigo sosteniendo que los únicos culpables son cada uno de los ocho –lo afirma con precisión- que pudieron impulsar la investigación y optaron por no hacer nada”, dice. Y da nombres porque dice que, primero, se los dijo de a uno en la cara: “el fiscal general Quattropani; el fiscal del caso Médici, el juez de cuando lo balearon, Zavalla; el juez del crimen, Adárvez; el ex jefe y subjefe de Policía, González y Castro; el ex secretario de Seguridad Marinero y el ex ministro de Gobierno Fernández”.

Por su lado, José Rodríguez, hermano del hockista, comentó que “nadie se imaginó que iban a llegar a tanto”. José también cuestionó a la inacción de la investigación judicial, incluso de las dificultades que tuvieron hasta para estar informados de lo que ocurría: “Estuvimos peleando mucho por el expediente y al final tenemos la copia. Hablé con abogados de afuera de San Juan y hasta de Chile y todos me dijeron que esto –por el crimen- está muy bien manejado”.
Sobre su hermano, José lo recuerda como “lo recuerdo de la mejor manera, pasé muchos momentos con él. Hacíamos hockey y andábamos en auto. Era muy alegre y una muy buena persona. Además era muy inteligente”.

Comentarios