jueves 11 de abril 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Personajes sanjuaninos

De día, asistente de la Justicia en Tribunales, y de tarde, impartiendo la ley en la cancha

Es Rodrigo Olguín, quien atiende al público, lleva trámites y en ocasiones es operador en las audiencias en Tribunales. Un exjugador de básquet que se viste de negro y arbitra partidos de esa disciplina.

Por Redacción Tiempo de San Juan

Todos poseen al menos dos facetas en su vida. Rodrigo las tiene. De día, es ese empleado judicial que atiende al público, gestiona trámites y, muy de vez en cuando, cumple funciones de operador en las tensas audiencias en Tribunales. De tarde y de noche, el hombre de negro que sale a la cancha de básquet a impartir la ley.

Rodrigo Olguín es de esos personajes sanjuaninos, a veces anónimos, que a sus 22 años lleva una vida agitada. En el tradicional edificio del Poder Judicial de San Juan de las calles Rivadavia y Aberastain nunca se está distendido, cuando no es una persona desesperada que necesita un papel de manera urgente o un abogado que consulta, es la asistencia a los jueces en una causa compleja en las salas de audiencias que realizan en el subsuelo.

El formalismo es una constante en el empleado judicial que se desempeña en la Oficina Judicial Penal. La discreción y la corbata en Tribunales es una norma y Rodrigo no rompe esa regla. Y esa misma prolijidad que lo marca en el trabajo, la pone al llegar a su casa en Capital, a donde lo esperan sus papás, Luis y Viviana.

con compañeros.jpg
En plena tarea. Rodrigo Olguín junto a dos compañeros de la Oficina Judicial del Sistema Acusatorio.

En plena tarea. Rodrigo Olguín junto a dos compañeros de la Oficina Judicial del Sistema Acusatorio.

Allí deja la camisa, la corbata, el pantalón de vestir y los zapatos. Almuerza un plato liviano. Se pone ropa más cómoda y prepara el bolso con el pantalón, la remera y las zapatillas, todo de negro, para volver a salir a la calle a reencontrarse con su pasión: el básquet. Ese deporte que lo moviliza desde los 10 años, cuando empezó a jugar en el Club Sporting Estrella en Villa Del Carril, Capital.

Sólo que ya no driblea, no tira triples ni va al rebote debajo del aro, como antes. Ahora corre detrás de la pelota para mirar atentamente que las jugadas de otros sean limpias y pega el pitazo cada vez que convierten y hacen faltas. Rodrigo se transforma entonces en el árbitro, en el hombre de negro que ejerce justicia dentro de la cancha de básquet.

referi 1.jpg
La terna arbitral. Rodrigo junto a los árbitros que lo acompañaron a dirigir uno de los encuentros durante la semana.

La terna arbitral. Rodrigo junto a los árbitros que lo acompañaron a dirigir uno de los encuentros durante la semana.

“Una vez vi que convocaban a los interesados en formarse como árbitros de básquet. Y me pareció interesante, como una buena alternativa y me sumé. Me gustaba la idea de poder dirigir los partidos y lograr que sea un juego limpio y justo para todos”, expresa Rodrigo, miembro de ese plantel de 30 réferis que conforman la filial San Juan de la Asociación Argentina de Árbitros de Básquet.

El joven comenzó dirigir partidos de inferiores, pero actualmente arbitra hasta encuentros de la primera división. Su bautismo como réferi en la liga mayor fue la disputa entre los clubes Lanteri y Ausonia de Capital. El último de los gustos que se dio fue impartir Justicia en la semifinal de la primera división entre los equipos de Inca y Banco Hispano.

en Tribunales.jpg
A disposición. Rodrigo es uno de esa camada de jóvenes que atiende al público en Tribunales.

A disposición. Rodrigo es uno de esa camada de jóvenes que atiende al público en Tribunales.

“Para mí es un hobby, no veo al arbitraje como una profesión o una fuente de ingreso económico. Lo mío es algo recreativo y un lindo pasatiempo porque me gusta ser árbitro”, explica, aunque admite que tiene sus sinsabores.

“No sufrí agresiones físicas, pero hay que aguantarse los insultos o los gestos de la gente. Otras veces los jugadores o los hinchas nos culpan de los resultados cuando no les favorece. Porque también es difícil estar en el lugar del árbitro y hay que tener carácter. Recuerdo que, en una final de niñas de la categoría 13, los padres del equipo local armaron un escándalo porque perdieron por un punto. ‘Nos apuraron’ y todo se puso muy violento. Fue lamentable porque los niños vieron todo eso, cuando en realidad se trata de un juego y los chicos tiene ir a disfrutar del deporte”, cuenta, entre otras anécdotas.

arbitro 1.jpg

Rodrigo logra conjugar su trabajo de empleado judicial, donde todo el día escucha hablar de derecho y leyes, con esa compleja tarea de impartir Justicia dentro de las canchas de básquet. “Es interpretar y hacer cumplir las leyes. En la cancha es así, porque se trata de hacer lo que corresponde, que el juego sea justo y lo mejor para uno y otro equipo. Por supuesto que los árbitros nos equivocamos. El error es parte del crecimiento y el aprendizaje, pero nunca es con intención. Puede ser un error humano, pero no para perjudicar a nadie”, aclara Rodrigo.

Rodrigo Olguín sabe diferenciar y ocupar el lugar que le toca. Así es ese muchacho que, en parte del día, colabora con los jueces y otros funcionarios judiciales, y fuera del trabajo se viste de negro que hacer Justicia en una cancha de básquet. El joven que todavía vive cobijado por sus padres, que aprende de los miembros del colegio de árbitros y de sus jefes en Tribunales, pero que de tanto en tanto se pone los cortos para volver a divertirse junto a sus amigos con una pelota de básquet o sale a divertirse a los boliches como los chicos de su edad.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

La presunta estafadora. Esta es María Tolosa, la cajera que fue detenida por las presuntas estafas.
El triste antecedente de la familia de Agustina Echegaray, la joven que enluta al Poder Judicial de San Juan
Llegaron los días fríos: cómo estará este jueves en San Juan
Una histórica banda de rock nacional tocará en San Juan
Boqueteros atacaron en el Vea de Desamparados. Miembros de la UFI Delitos contra la Propiedad trabajaron en el lugar.

Te Puede Interesar