Locura por un celular

Qué harían las mujeres por comprar un smartphone

lunes, 07 de septiembre de 2015 · 10:24
Nadie puede negar el vínculo que creamos las personas con los teléfonos inteligentes. Y si bien algunos querrán contradecirlo, la realidad es que están acaparando el mercado y muchos usuarios no pueden salir de sus hogares sin el aparato. El smartphone sirve para comunicarse, agendar próximas tareas, guardar contraseñas, tomar fotografías de momentos personales importantes y comunicarnos con familiares y amigos.

Sin embargo, esta relación no es perfecta. Más de una vez el vínculo con el smartphone pasa del amor al odio: se quedan sin batería cuando más lo necesitan o suenan en momentos que no tienen que sonar.

La relación de los usuarios con su smartphone

Los consumidores de todo el mundo lo admiten: el smartphone se volvió indispensable. Según un estudio de Motorola Mobility realizado a través de KRC Research, el 60% de los encuestados afirmó que duerme con el teléfono en la mano y más de la mitad admitió que correría a salvar su teléfono antes que a su gato en caso de un incendio.

Tan cercana es la relación entre los usuarios y su smartphone que el 22% de los encuestados afirmó que si un fin de semana tuvieran que elegir entre el sexo y el teléfono prefieren renunciar al sexo. Incluso, el 40% de ellos manifestó que en su smartphone hay secretos que no le revelarían ni a sus mejores amigos.

El smartphone lo utilizan en todos lados y en cualquier momento. El 54% dijo que lo llevan al baño y uno de cada seis usuarios afirmó utilizarlo incluso mientras se duchan. Sin embargo, como toda relación, la del usuario y su teléfono no es perfecta. Sólo 39% está "feliz" con su smartphone y a 79% le fastidia que su equipo le interrumpa en momentos inoportunos.

En Argentina el deseo de poseer y renovar el smartphone siempre está latente. Otro estudio, realizado a través de CIO Research manifestó que, ante la consulta sobre qué dejarías de realizar para poder comprar este preciado objeto, tres de cada diez mujeres dejarían de ir a espectáculos (como por ejemplo, cine y teatro) y abandonarían ir a cenar afuera.

El 27% de las encuestadas también planteó que dejaría de comprarse carteras, el 25% ropa y el 23% zapatos. Los hombres, al igual que las mujeres, abandonarían por un tiempo las salidas a cenar (30%) en pos de comprarse un nuevo smartphone. El 29% de ellos dejaría de comprarse ropa y el 26% no asistiría a espectáculos. Sin embargo, hacer deporte con amigos parece ser innegociable: sólo el 11% manifestó dejar de hacerlo para renovar su teléfono inteligente.
 
Fuente: Minuto Uno

Otras Noticias