Femicidio

Crimen del country: empleadas confirmaron que Farré es violento

viernes, 04 de septiembre de 2015 · 07:52
Las dos mujeres que trabajaban en la casa de Fernando Farré y su mujer Claudia Schaefer declararon ante la Justicia y dieron detalles sobre varias situaciones de violencia de género. Además, señalaron que eran constantemente maltratadas por el empresario.

María y Mónica, las dos empleadas domésticas que trabajaban en la casa del empresario Fernando Farré, declararon este jueves en la fiscalía de Pilar y relataron varias situaciones de violencia que se vivía en el interior del hogar. No sólo contaron con detalles las agresiones hacia Claudia Schaefer sino hasta pudieron reconstruir una súplica de uno de los hijos de la pareja para que Farré deje de pegarle a su mamá. 

"Basta papá, no le pegues más a mamá", había dicho uno de los menores cuando el empresario apoyaba su rodilla contra el cuello de su madre para inmovilizarla y que presenciaron tanto sus hijos como María, una de las empleadas.

Se trata del ataque que Claudia había denunciado el 2 de agosto pasado en la Oficina de Violencia de Género de la Corte Suprema de Justicia.

"Basta papá, no le pegues más a mamá", había dicho uno de los hijos del empresario.

Según expresaron las mujeres de 18 y 32 años, Farré era una persona violenta que siempre las maltrataba tanto a ellas como a su esposa ya que ellas presenciaron varias discusiones entre la pareja.

Estas declaraciones le sirven a la Justicia para poder determinar cómo era la convivencia del matrimonio en el departamento de Libertador y cuáles fueron los antecedentes al crimen.

Entre algunos datos que dieron, una de ellas recordó que Schaefer y Farré no compartían el dormitorio y que la mujer dormía en una cama en el cuarto de su hija.

Además confirmaron que Farré era muy celoso de su esposa y que varias de las discusiones de la pareja, algunas con violencia física, ocurrieron en presencia de los hijos del matrimonio.

Por tal motivo, los investigadores judiciales no descartan la posibilidad de que los menores sean convocados a declarar como testigos en una cámara Gesell.

Si bien los investigadores todavía no lograron determinar el móvil del asesinato, la fiscal de Pilar, Carolina Carballido sostiene que la conducta de Farré fue dolosa y que, en ese caso, se trataría de un femicidio, crimen que tiene como pena la reclusión perpetua.

 

Fuente: Minuto Uno

Comentarios