Buenos Aires

Desbarataron a una banda de remiseros delincuentes

Los sujetos montaron una estructura delictiva para vaciar las viviendas de los clientes.
viernes, 07 de agosto de 2015 · 18:47
Una banda de remiseros que aprovechando los viajes les sacaba información a los pasajeros ancianos para luego asaltarlos fue desbaratada durante distintos allanamientos llevados a cabo en las localidades bonaerenses de Mar del Plata y Lomas de Zamora. 

La organización que fue desbaratada en las últimas horas estaba compuesta por más de media docena de personas, y todas fueron detenidas por personal de la Dirección Operaciones contra el Crimen Organizado de la Policía Bonaerense. Según trascendió, la organización contaba con tres personas que ejercían el liderazgo, apodados "Tucu", "Liendre" y "Leo". 

Fuentes policiales informaron a la agencia Noticias Argentinas que a partir de los allanamientos se lograron esclarecer 24 hechos delictivos, y se secuestraron automóviles, motocicletas, armas de fuego, handys con frecuencia policial, y varios electrodomésticos que formarían parte del botín robado por la organización, tal cual detalló el comisario mayor Raúl Alberto Uribe, Director de Operaciones contra el Crimen Organizado de Delitos Complejos. 

"La banda fue desarticulada totalmente y es la responsable de todos los hechos delictivos. Se trabajó durante tres meses y se recuperaron una gran cantidad de los elementos sustraídos a las víctimas", dijo el funcionario policial. 

Tal cual surge de la investigación, el modus operandi consistía en que los remiseros, aprovechando los viajes con personas de avanzada edad, les recababan información sobre sus bienes. Concretamente, los delincuentes aprovechaban charlas durante el viaje para sacar información sobre si las posibles víctimas vivían solas y eran o no propietarios del inmueble. Una de las falsas remiserías funcionaba en cercanías de los tribunales de Lomas de Zamora. 

Luego de identificar la vivienda de la eventual víctima, la organización realizaba una tarea de inteligencia previa que incluía obtener información y sacar fotografías para luego distribuirlas al resto de la banda. Así, aprovechando la oscuridad de la noche, los delincuentes irrumpían en las casas, y bajo amenaza robaban los bienes y dinero en efectivo. 

"De acuerdo a las escuchas telefónicas y entrecruzamiento de llamadas, se pudo constatar que los integrantes del grupo habían montado el mismo sistema para cometer hechos en Mar del Plata", según el comisario Uribe. Incluso, el funcionario remarcó que la "organización también escuchaba la frecuencia policial para saber la ubicación de los patrulleros y así concretar los golpes con mayor facilidad".

Comentarios