en Puerto Madero

Sigue varada la ballena que sorprendió a los porteños

martes, 04 de agosto de 2015 · 07:26
Personal de Prefectura, Medio Ambiente y de la Dirección Nacional de Fauna busca direccionar al cetáceo para que vuelva al mar por sus propios medios. Su permanencia en agua dulce implica "riesgo de vida".

La idea era que por sus propios medios la ballena lograra volver a su lugar de origen, cuando disminuyera el pico de crecida, según había estimado la secretaría de Ambiente de la Nación, que aseguró además que el cetáceo con el transcurso de las horas "corre riesgo de vida" ya que es un animal de agua salada.

El animal, una ballena jorobada de la especie Minke de unos seis metros de largo, apareció en la mañana de este lunes en forma inesperada cerca de los yates amarrados en el Yacht Club con la apariencia de estar perdida y los especialistas aseguraron en la noche que "está tranquila, aunque presenta signos de desnutrición y lesiones en la piel".

"Observamos su respiración y pudimos ver que está tranquila", dijo a Nadia Boscarol, miembro del grupo de Recursos Acuáticos de la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación, que junto a especialistas de la fundación Cethus y la Dirección Nacional de Fauna, y miembros de la Prefectura Naval Argentina, intentaron orientar al cetáceo para que "salga naturalmente".

La ambientalista destacó que la especie "no tiene más de dos años" y que "es difícil determinar por qué razón llegó hasta ahí, es posible que haya estado enferma y por ese motivo se disgregó del grupo". 

"Intentar sujetarla sería una maniobra demasiado peligrosa, ya que es un animal muy grande y tiene mucha fuerza", agregó.

La ballena jorobada es un animal de agua salada y su alimentación básica es el krill, su zona de reproducción es en las aguas de Brasil, "no es común verlas" en mar argentino, "la que nosotros conocemos es la ballena franca austral", comentó .

La secretaría de Ambiente destacó que "para los expertos la mayor dificultad es el motor de las embarcaciones de Buquebus y si bien se desconoce aún la razón por la que llegó a Puerto Madero, los expertos creen que se perdió de su manada y está desorientada".

Indicó que los expertos "intentaron guiar al cetáceo en embarcaciones, para orientarlo hacia la salida al mar pero al acceder hacia el estuario la ballena regresó y se alojó dentro del dique donde permaneció todo el día".

Precisó además que "no se logró persuadirla para que salga de la zona portuaria de la cual es imposible movilizarla con ayuda mecánica pues podrían quebrarle la columna vertebral".

Los expertos esperan que después que entre la noche de ayer y la madrugada de hoy, "cuando retorne la tranquilidad al puerto y se suspenda la navegación en esa zona", el animal, que fue seguido por cerca de un millar de personas que se acercaron a la Costanera, pueda ser guiado al estuario y luego hacia aguas abiertas. 

Los expertos elaboraron además un "plan de contingencia para lograr salvar a la ballena de una muerte segura" ya que es un animal de aguas saladas y está "encerrada dentro de los diques contenida entre los muros".
 
(Fuente: Minuto Uno)

Comentarios