Muerte de Agustín: el Papa llamó a una de las maestras

"Yo le pedí a Francisco que rece por Agustín y por toda la comunidad educativa del Jardín de Infantes. Recibir su llamado fue maravilloso", contó la directora sancionada por la Ciudad.
lunes, 24 de agosto de 2015 · 18:26
La directora del Jardín de Infantes N 2 del barrio porteño de Flores, Elsa Vincová, acusada de "no cumplir con el protocolo" por el gobierno de la Ciudad de Buenos que la desplazó del cargo, expresó su emoción por el llamado que recibió ayer del papa Francisco y por el acompañamiento que recibe de la comunidad educativa.

"Yo le pedí al papa Francisco que rece por Agustín (Marrero), el nene que murió; por los otros chicos y por toda la comunidad educativa del Jardín de Infantes. Recibir su llamado fue maravilloso y también es emocionante tener el acompañamiento de los maestros y los padres", dijo a Radio Télam la directora sancionada.

Vincová contó que "le había escrito a Francisco hace 15 días" y que no imaginó que "la respuesta iba a ser de esta manera. Pensé que a lo sumo me iba a responder unas líneas. Cuando escuché su voz en el celular no lo podía creer".

La directora explicó que "no recibió respuesta al amparo que presentó por vía administrativa junto a la docente Alejandra Bellini -también desplazada del cargo- y que por eso irán por la vía judicial".

"Las autoridades se manejaron en forma automática, y nos trataron como si hubiéramos cometido un abuso; en cuyo caso se justifica la separación del cargo, incluso para preservar al docente sospechado, que puede ser atacado por los padres", señaló Vinacur al estimar inapropiada la medida que la tiene alejada de sus funciones como directora, realizando tareas administrativas en otro distrito escolar.

La directora contó que "la mamá de Agustín participaba de las actividades, que hasta festejó el cumpleaños de Agustín en la sala" y que no tuvieron la posibilidad "de llamar al SAME o a los equipos de orientación porque no teníamos indicios de violencia familiar".

"Estoy con resignación y aceptación, recibiendo constantemente el apoyo de los docentes, de los padres, de los chicos e incluso de todos los gremios", comentó.

A principios de junio Agustín murió como consecuencia de una fuerte golpiza que le propició su padrastro, Leandro Sarli, quien está procesado y se encuentra en la cárcel.

Poco después el gobierno porteño decidió separar a las docentes de sus cargos por considerar que "no advirtieron sobre las marcas de golpes que el niño presentaba con anterioridad".

Tras la separación del cargo de Vinacur, el Ministerio de Educación porteño llamó en tres oportunidades a un concurso público, pero en un acto de solidaridad ningún docente se presentó, por lo que el jardín continúa sin directora.

Fuente: Minuto uno 

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias