Decidió no vacunar a su hijo y la justicia ahora la obliga

Cree que las vacunas son un “negociado” y dice que lo protege “con vegetales y granos”. La justicia protegió al menor y a la salud pública.
miércoles, 16 de diciembre de 2015 · 22:51
La jueza de Familia de Viedma María Laura Dumpé ordenó a una mujer de la localidad rionegrina de Sierra Grande que le haga aplicar todas las vacunas obligatorias a su hijo de un año de edad en un plazo máximo de diez días, bajo apercibimiento de disponer las medidas compulsivas que sean necesarias cumplir el fallo.

La causa se originó por una presentación del hospital público de Sierra Grande, que ante la negativa sistemática de la madre a acceder al plan obligatorio de vacunación, realizó la correspondiente presentación judicial.

Del expediente surge que el niño sólo fue vacunado al momento de su nacimiento y que luego la madre se negó a concurrir al centro sanitario para completar el calendario.

Las actuaciones indican que "la mujer se mostró reticente frente a cualquier sugerencia en beneficio de la salud de su hijo, sosteniendo que la negativa es en pos de su protección, ya que según argumentó las vacunas tienen componentes que dañan la salud”.

En la prueba documental incorporada por la madre figuran fotocopias de textos que aluden a la supuesta "inconveniencia de la vacunación de los niños, por los componentes no declarados de las vacunas”.

Al respecto la jueza Dumpé sostuvo en el fallo que "la madre se niega a vacunar a su pequeño hijo argumentando sus creencias personales, su religión y el hecho de que considera que las políticas de vacunación son un engaño a la población porque constituyen un gran negocio del Estado”

Agregó que la mujer "propone proporcionar una alimentación sana y equilibrada basada en vegetales, granos y semillas, aclarando que no limitará el contacto de su hijo con otros niños vacunados o no

” "Solicitó también que se le autorice vacunarlo luego de los dos años de edad, respetando el desarrollo inmunológico del bebé. Sin embargo cuando se la intimó fehacientemente a que porporcione el plan de salud alternativo para su hijo no acompañó ninguno, lo que permite presumir su inexistencia”, detalló el fallo.

"No está en tela de juicio que la progenitora tenga de acuerdo a sus propias convicciones, buenas intenciones en su opción "antivacunas” pero es necesario que comprenda, que este punto no es de la órbita de la decisión y apreciación familiar”, puntualizó

. Luego de citar jurisprudencia indica que "el interés superior del niño se circunscribe en el caso concreto a garantizar su derecho a la salud, su derecho a gozar de los avances de la ciencia que lleva implícito el de hacer uso de las medicinas y recursos médicos existentes para prevenir enfermedades y erradicadas".

"Entonces deben garantizarse dichos derechos, por sobre el interés de su progenitora de no acceder a su vacunación, ordenando que la misma se realice de manera obligatoria y hasta compulsiva, si fuere menester", concluyó la decisión judicial. 

Fuente: Los Andes 

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias