acusado de crueldad

Detuvieron al mendocino que quemó vivo un perro

Dos abogados habían pedido que lo detuvieran el jueves.La justicia libró la orden. Hoy lo encontraron y lo trasladaron a la penitenciaría.
lunes, 09 de noviembre de 2015 · 16:32
La policía logró encontrar hoy y detener a Ricardo Manzón, el hombre que prendió fuego a un cachorro de seis meses que agonizó hasta morir en Guaymallén, y lo trasladó a la penitenciaría de Boulogne Sur Mer.

Los abogados querellantes de la Sociedad Mendocina Protectora de Animales, Sergio Carreño y Ulises Morales, habían presentado el jueves un escrito ante la Justicia exigiendo que Manzónquedara detenido.

El hombre había sido declarado "peligroso para sí y para terceros”, luego de una pericia solicitada por la misma ONG y realizada por los médicos Alfredo Crocco y Mathus.

Este resultado llevó a la justicia a exigir que Manzónse presentara todos los meses en el hospital psiquiátrico El Sauce y semanalmente en la justicia. Pero esto conllevaba cumplir con un domicilio cierto donde el imputado pudiera ser notificado y encontrado.

El hombre violó esta norma de conducta y desapareció del departamento que habitaba en Guaymallén y es por eso que se solicitó su detención.

Hoy el fiscal de instrucción Gonzalo Marzal hizo lugar al pedido y la policía encontró a Manzón, quien fue trasladado a la cárcel.

Según los abogados, la falta de domicilio "hace que exista peligrosidad procesal por parte del imputado y este podría eludir el accionar judicial”.

Además, el abogado Ulises Morales explicó que en el transcurso del día se le fijará una "elevada” fianza.

En las pericias se informó que Manzóntiene un "inadecuado manejo de sus impulsos”, por lo que "debe ser considerado peligroso para sí y para terceros".

Crueldad extrema

El perrito, apodado "Fénix, Fachita y Fueguito”, tenía más del 60% del cuerpo quemado y estaba deshidratado.

"Lamentablemente sufrió un paro y no logró sobrevivir”, dijo Eliana Rainieri, la veterinaria que asistió al cachorro tras la agresión.

"Hicimos todo lo posible por reanimarlo, pero perdió mucha piel y fue imposible recuperarlo”, se lamentó la mujer, quien agradeció a los vecinos que lo rescataron y colaboraron para que pudiera vivir.

"Los vecinos nos acercaron cremas, analgésicos, aloe vera. Estuvieron siempre cooperando, por eso muchas gracias por la ayuda y sobre todo por denunciar el hecho”, contó en su momento Rainieri.

El ataque ocurrió en una vivienda ubicada en calle Azcuénaga al 2.200 de San Francisco del Monte. Allí vivía el agresor. Pero se fue, quiso eludir a la justicia y hoy terminó detenido.

 Fuente: Los Andes

Comentarios