Travesti mendocino violó a chicos y los habría contagiado de SIDA

En la ciudad mendocina de Las Heras, un hombre emborrachó y abusó sexualmente de tres adolescentes, quienes creen que podría haberles transmitido el virus de inmunodeficiencia adquirida. La acusada, que se convirtió en mujer y se hace llamar Luciana, cumple prisión preventiva.
sábado, 07 de noviembre de 2015 · 13:59

Una travesti en Las Heras, Mendoza, está acusada de haber emborrachado a tres adolescentes de entre 13 y 14 años y tener relaciones sexuales con ellos antes de su transición como mujer. Además creen que pudo haberlos contagiado con SIDA.

Un grupo de vecinos intentó linchar a la familia de la joven de 20 años y mostraron una grabación de voz donde la sospechosa, identificada como Manuel Ezequiel Bascuñán, relata lo ocurrido.

Declaraciones en Cámara Gesell revelaron que los menores conocen a Bacuñán mediante su hermana, con quien son compañeros de colegio, informó Diario Uno. 

Bascuñán, que ahora se llama Luciana, los invitó a dormir a su casa y con bebidas alcohólicas mediante les practicó sexo oral y los convenció de mantener relaciones sexuales. Además, los obligó a ingerir una pastilla antes. 

En el audio encontrado, la acusada sostuvo que era portadora del virus del SIDA y que podría haber contagiado a las víctimas. Los exámenes médicos constataron que Bascuñán tiene el virus de inmunodeficiencia humana y se encontraba haciendo un tratamiento. 

Los análisis realizados a los menores dieron negativo, pero existe un período ventana de varios meses en el que el virus puede permanecer oculto y luego activarse. 

Los adolescentes fueron atendidos en el Grupo de Alto Riesgo (GAR) del Hospital Notti, donde estuvieron internados algunos días, y luego fueron dados de alta, aunque siguieron con tratamientos contra el SIDA.

Los peritajes físicos y psicológicos confirmaron los encuentros sexuales que mantuvo esa noche Bascuñán con los tres menores de edad. Es por esto que el fiscal Nora inició tres expedientes distintos caratulados como corrupción menores y estupro agravado por ser portador de una enfermedad de transmisión sexual grave.

El fiscal solicitó la prisión preventiva de la acusada que, si bien fue aceptada por la Justicia de Garantías, en esa instancia desecharon la corrupción y dejaron la calificación de estupro, que prevé penas de 6 a 10 años de prisión.

Desde el 12 de marzo, el hombre se encuentra alojado en el complejo San Felipe, donde quedará hasta la llegada del juicio. 

Comentarios