Comerciantes asolados por la banda de los “chilenos”

viernes, 06 de noviembre de 2015 · 18:47
El modus operandi es el mismo. En horas de la siesta, aprovechando que la cantidad de transeúntes baja notoriamente y que los dueños de los negocios dejan los locales para ir a almorzar, ellos actúan, informa Pablo Segura para el portal de noticias mendocino Sitio Andino.

Lejos de un plan sumamente estudiado, fuerzan la puerta principal y roban todo lo que tienen ante sus ojos.

No importa si es mercadería o dinero, todo sirve, tal vez, para meterlo en otro mercado paralelo, claramente, ilegal.

Así se maneja, desde hace algunos meses, la banda de "chilenos”, como lo conoce la policía local, y que tiene a maltraer a casi todos los negocios del microcentro mendocino.

En las últimas semanas, la Justicia pudo probar la autoría de estos, en al menos 9 hechos. Esto, porque quedaron filmados en algunos casos, o bien las características de los ladrones coincidieron en varios de los casos.

El martes, tras un robo en el local "Mi Padrino" de calle Entre Ríos 88, tres de los integrantes, dos mujeres y un hombre, fueron apresados.

La justicia los imputó, hasta el momento, de 5 hurtos ocurridos en el microcentro, pero están siendo investigados en, al menos, cuatro más. Sin contar los cientos de robos que no se denuncian a diario, dijeron fuentes judiciales.

¿Quiénes son?

La imputación por "robo agravado en poblado y en banda” recayó sobre los tres sospechosos.

Se trata de Nataly Fuentes (21), nacida en Italia, pero domiciliada en Chile, y quien dijo, al ser apresada, que era modelo. Tiene antecedentes por hurtos en hechos ocurridos en setiembre, también en Ciudad.

Fabiola Rojas Zamorano (35), también italiana, pero viviendo en Chile, y supuestamente "entrenadora deportiva”. Tiene antecedentes por hechos similares, ocurridos en el centro, en marzo y junio. 

Y Jonathan Quijada (19), chileno, presuntamente estudiante, también con antecedentes.

A estos se los acusó, además del robo en "Mi Padrino”, por asaltos en una mercería de calle San Juan al 1400, en un local de Galería Kolton, en negocio de ropa de calle España al 1.100, y en Óptica Buenos Aires.
En este último hecho, los malvivientes quedaron filmados cuando robaban 344 lentes Ray-Ban y otros 17 recetados. Fuentes y Quijada, fueron identificados por sus rostros, mientras que Rojas, quien tenía un gorro de lana que le tapaba la cara, cayó por un tatuaje en la mano.

"En un momento manipuló la cámara del local para intentar correrla, y se le ve el tatuaje en la mano”, comentó, aún sorprendido, uno de los investigadores.

El resto de la banda

Si bien la Justicia dio un paso importante al detener a tres de los integrantes, la mitad de la banda aún está prófuga. En tanto que a todo el clan, se los investiga por varios hechos más.

Entre ellos están un robo a un local de General Paz al 155, otro de calle Rivadavia 122, una zapatería cuyos dueños no habían denunciado el hecho, y otro negocio del mismo rubro de calle Espejo.
"No son ningunos especialistas, pero sí han cometido robos importantes. Se llevan botines que significan mucha plata para los comerciantes. Tal vez después los venden”, contó una alta fuente policial.

Durante la aprehensión de los sospechosos, se secuestraron varios objetos robados. Incluso, a una mujer le hallaron 7 mil pesos entre sus prendas íntimas, presuntamente sustraídos de un negocio de calle San Juan.

Ahora bien, la Justicia decide qué hacer con los acusados. Es que, al haber tantas causas, hay varios fiscales intervinientes, por lo que, actualmente, se está definiendo quién acumulará todos los expedientes.

Mientras, se les dio intervención al consulado de Chile, que también podría tomar medidas contra los sospechosos.

Comentarios