lunes 8 de julio 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Perfil

¿Quién es Keir Starmer?, nuevo primer ministro del Reino Unido

Keir Rodney Starmer se convirtió en el nuevo primer ministro de Reino Unido después de llevar al Partido Laborista a una victoria aplastante en las elecciones generales celebradas este 4 de julio.

Por Redacción Tiempo de San Juan

Hace cuatro años y medio, el Partido Laborista británico sufrió su peor derrota electoral desde 1935. Se suponía que la histórica victoria electoral de Boris Johnson en 2019, que le permitió implementar finalmente el Brexit, marcaría otros 10 años de gobierno conservador en el Reino Unido, con los laboristas dimitidos para reconstruir al margen de la política.

Luego, el líder laborista, el izquierdista Jeremy Corbyn, se vio obligado a dimitir y, a regañadientes, entregar su partido al centrista Keir Starmer, un exabogado, caballero del reino y exactamente el tipo de figura del establishment que Corbyn y la extrema izquierda desprecian.

En poco más de cuatro años, Starmer ha logrado un golpe que alguna vez fue imposible y arrastró a su Partido Laborista desde los márgenes de la política británica hasta una victoria contundente en las elecciones generales de este jueves.

Será la primera vez que los laboristas estén en el poder desde 2010 y la primera vez que accedan al poder desde la oposición desde la histórica victoria de Tony Blair en 1997.

Al comenzar esta campaña electoral, estaba claro que el Reino Unido estaba pidiendo a gritos un cambio después de 14 años de gobierno conservador que vio recortes en el gasto público, servicios públicos al límite, el caos del Brexit, una crisis del costo de vida y un primer ministro en ejercicio multado por la policía mientras estaba en el cargo por primera vez en la historia.

Starmer ha prometido ser el agente de cambio que el Reino Unido necesita. Ha prometido hacer crecer la economía del país reformando las leyes de planificación e invirtiendo en una nueva estrategia industrial. Ha dicho que creará un fondo de riqueza nacional con £ 7.300 millones (US$ 9.300 millones) de dinero público que ayudará a pagar la transición a cero emisiones netas.

Una empresa energética de propiedad pública de £8.300 millones (US$ 10.500 millones), Great British Energy, verá la red energética del Reino Unido descarbonizada para 2030. Starmer dice que todo esto se puede lograr sin aumentar los impuestos sobre la renta, aunque no hay compromisos sobre otros impuestos, como el impuesto sobre las ganancias de capital, que se paga sobre el dinero obtenido de la venta de activos, incluidas propiedades y acciones.

El resto del manifiesto laborista combina una mezcla de centrismo modesto con socialismo blando. Incluye la imposición de impuestos a las escuelas privadas para ayudar a pagar la educación estatal y gravámenes extraordinarios a las empresas de energía para financiar la transición a la energía limpia. También hay compromisos sobre los derechos de los trabajadores, la reducción de las listas de espera para la atención sanitaria y también el control de la inmigración.

Los críticos de la derecha dicen que Starmer necesitará aumentar los impuestos para financiar sus planes, mientras que los escépticos de la izquierda dicen que su manifiesto no es lo suficientemente audaz o ambicioso como para mejorar a Gran Bretaña.

Esta es una Gran Bretaña, por supuesto, que ha tenido una inflación récord en los últimos dos años, ha visto dispararse las tasas de interés, ha visto caer la libra a un mínimo histórico frente al dólar, todavía está en una crisis de costo de vida, ha tenido los tiempos de espera más largos para operaciones médicas en la historia reciente y ha pasado los últimos ocho años en medio de la agitación política tras la votación de 2016 para abandonar la Unión Europea.

En resumen, esta es una larga lista de cosas que resolver en un período de cinco años cuando las finanzas públicas están en desorden. La pregunta para Starmer es si el desastre es demasiado grande para que él lo arregle y si tiene la habilidad política para lograr el cambio que ha prometido.

image.png

¿Quién es Keir Starmer?

En teoría, Starmer, de 61 años, parece una figura clásica del establishment.

Alguna vez fue un destacado abogado de derechos humanos, pero en 2008 se convirtió en Director del Ministerio Público (DPP), dirigiendo el Servicio de Fiscalía de la Corona de Inglaterra y Gales, un trabajo de alto perfil por el que fue nombrado caballero, lo que lo convirtió en el primer líder laborista en ingresar al poder con el prefijo Sir a su nombre.

Starmer, sin embargo, -según los estándares de los líderes políticos modernos- tiene orígenes relativamente humildes.

Nacido en 1962, Starmer creció en un pequeño pueblo al sur de Londres. Su padre era un fabricante de herramientas que trabajaba en una fábrica, su madre era una enfermera que padecía graves discapacidades físicas, lo que finalmente provocó que le amputaran una pierna.

Si bien Starmer nunca afirmó haber sufrido pobreza, sí habló de las luchas financieras que afectaron a su familia, así como de las dificultades de aprendizaje que frenaron a su hermano menor.

Claramente, estas primeras experiencias dieron forma a la política de Starmer. Ha hablado de haber notado que la gente menospreciaba a su padre por trabajar en una fábrica o intimidar a su hermano. Sus padres eran políticos y nombraron a su hijo mayor en honor al primer líder laborista en el Parlamento, Keir Hardie.

"Es el primer líder laborista en una generación que habla de clase y esnobismo", dijo a CNN Tom Baldwin, autor de "Keir Starmer: The Biography". “Esto no lo convierte en un guerrero de clase, sino en alguien que comprende las diferentes capas de orgullo, aspiración y culpa... Siente el dolor de la falta de respeto que experimentó su padre... Habla mucho de su hermana, que ha llevado una vida precaria como cuidador, no haber ido a la universidad”, añadió Baldwin.

Starmer eligió estudiar derecho en la Universidad de Leeds, antes de completar un posgrado en la Universidad de Oxford. Al principio pensó que tendría una carrera jurídica trabajando para sindicatos, pero a medida que su política evolucionó en consonancia con sus estudios, se interesó cada vez más por los derechos humanos.

image.png

¿Qué cree?

Starmer ha emprendido una especie de viaje desde que ingresó a la política. Fue elegido al Parlamento en 2015 a la edad de 52 años y entró en el gabinete en la sombra poco más de un año después.

Corbyn es una figura controvertida en la política británica y servir en su equipo principal sigue siendo algo que persigue a Starmer. Históricamente, Corbyn había estado en la extrema izquierda del Partido Laborista. Antes de convertirse en líder en 2015, Corbyn había apoyado en varios momentos de su larga carrera el desarme nuclear y la retirada de la OTAN, y dijo que era una “tragedia” que Osama bin Laden fuera asesinado en lugar de ser juzgado.

Starmer estuvo en el gabinete en la sombra de Corbyn para las elecciones generales de 2017 y 2019, algo que los conservadores plantean regularmente como prueba de que es una amenaza para la seguridad nacional, después de haber intentado dos veces convertir a Corbyn en primer ministro.

Starmer, de izquierda y entonces líder laborista Jeremy Corbyn habla con los medios de comunicación en la sede de la Comisión de la UE el 21 de marzo de 2019 en Bruselas, Bélgica. Thierry Monasse/Getty Images

Sin embargo, Starmer expulsó a Corbyn del Partido Laborista luego de una investigación sobre antisemitismo durante la época de Corbyn como líder. Starmer también ha dicho que apoyaba a Corbyn sabiendo que perdería. Cuando se le preguntó sobre ese punto en un programa “Question Time” de la BBC, dijo que Corbyn “sería un mejor primer ministro” que “lo que tenemos” en Boris Johnson. Starmer también sostiene que ha devuelto al Partido Laborista a una posición de elegibilidad.

Las encuestas sugieren que eso es cierto, pero los críticos de Starmer en la izquierda dicen que utilizó a Corbyn y su ala del Partido Laborista para ganar el liderazgo del partido en 2020, comprometiéndose con varias posiciones de izquierda, como la nacionalización de los servicios públicos, la eliminación de las matrículas universitarias, y revertir las reformas conservadoras de bienestar social, solo para abandonar esas promesas una vez que se acercó al poder.

James Schneider, exjefe de comunicaciones de Corbyn, dijo a CNN: “Starmer no es un hombre de principios. Su campaña para convertirse en líder laborista fue sistemáticamente deshonesta. Su cinismo y su falta de políticas para mejorar la vida de las personas conducirán a una profunda desilusión que podría alimentar a la extrema derecha o a un futuro movimiento popular por el cambio”.

Starmer ha respondido en varias ocasiones a las acusaciones de que se ha desviado políticamente diciendo que antepone a su país a su partido político y que sólo es posible cambiar las cosas si estás en el poder.

image.png

¿Puede Starmer cambiar Gran Bretaña?

Ya sea que piense que el plan actual de Starmer es poco ambicioso, deshonesto o exactamente lo que Gran Bretaña necesita, es imposible impulsar políticas sin capital político y personal.

“Dirigió su departamento de manera muy eficiente y efectiva en un momento realmente difícil porque le habían recortado el presupuesto. Fue realmente impresionante”, dijo Grieve a CNN.

Grieve añadió que Starmer pudo ser un administrador eficaz porque “no está empantanado con años de ideología o bagaje político. Puede ver lo que está mal y solucionarlo”.

Starmer pronuncia un discurso de apertura durante una visita a Lancing en West Sussex el 27 de mayo de 2024, mientras se encuentra en la campaña electoral general. Stefan Rousseau/PA

Por mucho que los aliados de Starmer puedan ver esto como una fortaleza, sus oponentes, de ambos lados de la política, lo ven como una debilidad.

Para los de derecha, Starmer es un hombre que dirá cualquier cosa con tal de llegar al poder. Es alguien que, a sus ojos, apoyará a Corbyn, que es anti-OTAN y ha sido acusado repetidamente de ser un simpatizante terrorista, para conseguir lo que quiere y que es un peligro para Gran Bretaña.

En la izquierda, es alguien que no tiene la convicción de hacer cambios radicales y, una vez en el cargo, no será materialmente tan diferente de un líder conservador.

El futuro quizá no sea tan sencillo. Dado el estado actual de las finanzas británicas, las circunstancias de la victoria laborista e, incluso, los propios rasgos de personalidad de Starmer, podría significar que no tiene el cheque en blanco que normalmente disfrutaría un líder sin prácticamente oposición en el Parlamento.

La incapacidad de convertir ese poder parlamentario en resultados tangibles en un momento en que los votantes claman por algo diferente podría significar que dentro de cinco años, su programa moderado de centroizquierda, que prioriza la seguridad, pueda ser visto en última instancia como una apuesta política igual de grande como cualquiera de los que tomaron los conservadores en los últimos 14 años.

Fuente: CNN Español

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
Ucrania denunció que un ataque ruso con misiles en Kiev dejó 7 muertos y al menos 11 heridos, este lunes.

Las Más Leídas

Ola Polar: hasta cuándo se extenderán los días bajo cero en San Juan
Los misterios de la casona abandonada en pleno centro que trae nostalgia a los sanjuaninos
Imagen ilustrativa
Loan, el pequeño correntino que es buscado desde el pasado 13 de junio.
La imagen que recorre el mundo: el momento en el que los jugadores de Brasil ignoran por completo a su entrenador

Te Puede Interesar