consumo

Nuevo Ahora 12: mirá con que tasas de interés

El programa dejó de ser sin interés, y ahora las tasas suben.
sábado, 04 de mayo de 2019 · 11:17

El Gobierno extendió hasta el 31 de agosto el Programa Ahora 12, el cual dejó de ser en cuotas sin interés para pasar a tener un Costo Financiero Total (CFT) de hasta 73,67 por ciento -que es lo que efectivamente paga el consumidor- y una tasa nominal de 44,87 por ciento anual. También prorrogó el Ahora 18, con una (CFT) de 77,81 por ciento. Incluso para la compra en sólo tres o seis cuotas, modalidad que el gobierno de Cambiemos inauguró hace dos años para compras sin interés, los costos totales actualmente trepan a 57,19 y 66,38 por ciento anual respectivamente, según la web del Programa. 

Para adherirse al programa los comercios deben dar de alta algunas de las tarjetas habilitadas: Argencard, American Express, Cabal, Diners, Mastercard, Nevada, Visa, Tarjeta Shopping, Nativa, SOL y Mutualcard. Las tarjetas emitirán un código especial de identificación para las ventas realizadas en el marco del programa y deberán enviar a los comercios adheridos un instructivo para el cumplimiento de las condiciones.

El crédito es para compras entre jueves y domingo, con excepción de teléfonos celulares 4G (habilitado todos los días). En el caso de optar por 12 cuotas, según la página oficial del programa de cuotas fijas (con interés), la tasa nominal anual (TNA) es de 44,87 por ciento y el CFT de 73,67 por ciento. En Ahora 18 la TNA es de 45,83 y el CFT de 77,81 por ciento. Para el Ahora 3 y Ahora 6, que el macrismo lanzó sin intereses, ahora también tiene costo crediticio. El plan de tres cuotas tiene una TNA de 37,67 por ciento y un costo total (CFT) de 57,19 por ciento anual. Para optar por los seis pagos, la TNA es de 42,12 por ciento y el CFT, de 66,38 por ciento. El programa incluye línea blanca, televisores, muebles para el hogar, indumentaria, calzado y marroquinería, materiales y herramientas para Construcción, bicicletas, turismo, colchones, libros, anteojos, juguetes, computadoras, notebooks y tabletas, neumáticos, accesorios y repuestos, iluminación e instrumentos musicales.

El plan original, que lanzó el gobierno anterior, tenía como eje central la posibilidad de acceder a financiamiento sin interés con tarjeta de crédito a personas que no tenían este tipo de beneficios por parte de su emisor de plástico y banco. En el circuito comercial, hasta 2015, las entidades financieras llegaban a ofrecer a sus clientes hasta 24 cuotas sin interés. Sin embargo, con la suba de tasas de interés, quita de piso y topes y desregulación de comisiones y cargos que aplicó Cambiemos, esos beneficios prácticamente desaparecieron y se limitan a pocos rubros y menos cuotas.

El objetivo del programa original hacía foco en la compra de bienes producidos en el país, para incentivar la manufactura local a través del impulso al consumo privado. En ese momento se podía adquirir en 12 cuotas sin interés motos, bicicletas, línea blanca, marroquinería, indumentaria, calzado, materiales para la construcción, muebles y gastos de turismo dentro del territorio nacional.

En febrero de 2017 se implementó un sistema que el Gobierno denominó de “Precios Transparentes”, el cual implica que el comerciante debe diferenciar entre el precio de contado y el financiado en cuotas. Este esquema fue presentado por el oficialismo como una manera de acceder a un ahorro en caso de compra en efectivo, pero ya entonces las asociaciones de consumidores alertaban de que era un aumento del valor financiero encubierto, ya que las cuotas sin interés dejaron de serlo en ese momento para 12 y 18 pagos. Se explicitó entonces que el costo financiero total de Ahora 12 era de 27 por ciento anual y el Ahora 18, del 30 por ciento. Al mes siguiente, el Gobierno presentó Ahora 3 y Ahora 6, dos programas limitados en productos –ropa, calzado y marroquinería de producción nacional– y cuotas, pero que conservaba el espíritu de no tener costo (intereses) para el consumidor. Ahora también tienen intereses.

Con la suba de tasas de interés que aplicó el gobierno en el último año y medio, el costo de estos créditos se fue espiralizando hasta dejar de ser conveniente para muchas personas. Durante el primer bimestre de este año el consumo a través del programa Ahora 12 se retrajo 29 por ciento frente a enero-febrero de 2018, mientras que la facturación de los comercios adheridos cayó 6 por ciento, pese a que los precios minoristas aumentaron 54,7 por ciento.

Ahora 12 tiene “una estructura reglamentaria eficaz a la cual las entidades financieras, proveedores y comercios han sabido adherirse y ejecutar sin presentar inconvenientes”, señala el secretario de Comercio Interior, Ignacio Werner, quien firma la medida.

Comentarios