no la pueden parar

Informes privados que recibe el Banco Central subieron la previsión de inflación

El consenso del mercado volvió a corregir negativamente sus pronósticos de alza de precios para el resto del año, pero redujo en una décima de puntos porcentuales la de baja del producto
miércoles, 03 de abril de 2019 · 22:43

El punto de giro que desde diciembre último comenzaron a mostrar los indicadores de actividad económica, como el estimador adelantado del PBI del Indec, respecto del mes previo; así como la decisión de fijar un piso alto a la tasa de interés de referencia, 62,5% anual, no fueron suficientes argumentos para evitar que el consenso de las consultoras volviera a subir la proyección de inflación hasta fin de año; y mantener la disminución que esperan en el nivel del PBI, apenas la recortaron una décima de puntos porcentuales, mientras que atenuaron la mejora prevista para 2020, inferior a 2,5 por ciento.

Se sabe que en una Argentina con alta volatilidad de las variables cambiarias y financieras, en parte por cambios en el escenario internacional que ahora se perfila como estancado y por tanto con menor flujo de comercio; pero fundamentalmente por la subestimación de los efectos colaterales de la concentración de los aumentos autorizados en los precios regulados, como el de las tarifas de los servicios públicos, y algunos de los privados, hacer pronósticos de los principales indicadores de la macroeconomía no es tarea sencilla.

Más aún si se está frente a un año electoral donde no se definen las posibles cabezas de listas de los principales frentes, y menos aún se habla de planes y medidas necesarias para comenzar a revertir el cuadro recesivo que va camino a coronar el año, y la tasa de inflación es la más alta desde la salida de la hiperinflación, a comienzos de los noventa.

De ahí que una vez más el promedio de las consultoras elevara de 31,9% que informaron el mes anterior a 36% al cierre de diciembre de 2019 respecto del año previo, con algunos estudios que anticiparon que en sus informes a clientes abren el abanico hasta un nivel cercano a 40%: "todo depende de en qué nivel se cierren las paritarias para el resto del año por parte de los grandes gremios".

Por el contrario, el promedio de los economistas profesionales coincidió en recortar su estimación de caída del PBI, de 1,3% en el informe de febrero a 1,2%, pese al escenario más complejo que para el conjunto de las economías emergentes, como se caracteriza a la argentina, prevé el FMI, y que hace 8 años que dejó de crecer y más de 12 si se toma la variación del PBI por habitante, porque la población se proyecta crece a un ritmo cercano a 1% por año. En cambio, para 2020, atenuaron la suba esperada de 2,5% a 2,4 por ciento.

El relevamiento de las nuevas estimaciones macroeconómicas se realizó en los últimos 3 días hábiles de marzo, previo a que el Banco Central anunciara el abandono de la "endogeneidad" de la tasa de interés de referencia, al establecer para abril un piso de 62,5% anual a 7 días, sin embargo, los estudios privados y equipos económicos de los bancos estuvieron a tiempo para subir sus expectativas de tasa de referencia de política monetaria a 65% anual para el corriente mes.

En el presente informe se contemplaron los pronósticos de 55 participantes, como en febrero, entre los cuales se contaron 34 consultoras y centros de investigación locales, 14 entidades financieras de Argentina y 7 analistas extranjeros; quienes, en promedio, proyectaron un déficit fiscal primario para el año de $80 mil millones y un superávit de $138.600 millones para 2020, reflejando menores resultados esperados con relación al REM previo.

Comentarios