informe

Según Forbes, Venezuela y Argentina lideran ranking mundial de miseria

La revista Forbes publicó días atrás el indicador elaborado por el economista y profesor Steve Hanke que muestra el deterioro de 2018.
martes, 02 de abril de 2019 · 20:18

Steve Hanke es un economista norteamericano y profesor de la Universidad Johns Hopkins, un viejo conocido de la Argentina de los noventa. Hace años viene elaborando un índice mundial de miseria, en función de la tasa de inflación, la tasa de interés y el desempleo. “La manera más segura de mitigar la miseria es el crecimiento económico. Todo lo demás es igual, la felicidad tiende a florecer cuando el crecimiento es fuerte, la inflación y las tasas de interés son bajas y los empleos abundan”, explica Hanke.

A continuación reproducimos lo más interesante del artículo.

El primer índice de miseria fue construido por el economista Art Okun en la década de 1960 como una manera de proporcionar al presidente Lyndon Johnson una instantánea de la economía fácilmente digerible. Ese índice de miseria original era sólo una suma simple de la tasa de inflación anual de una nación y su tasa de desempleo. El Índice ha sido modificado varias veces, primero por Robert Barro de Harvard y luego por mí.

Mi índice de miseria modificado es la suma de las tasas de desempleo, inflación y préstamos bancarios menos el cambio porcentual en el PIB real per cápita. Las lecturas más altas sobre los primeros tres elementos son “malas” y hacen que las personas sean más miserables. Estos son compensados por un “bien” (PIB per cápita), que se resta de la suma de los “malos”. Una puntuación más alta del índice de miseria refleja un nivel más alto de “miseria”, y es una métrica lo suficientemente simple como para un presidente, sin tiempo para extensas sesiones informativas económicas, puede comprender de un vistazo.

Tailandia gana el premio como el país menos miserable del mundo en el índice de miseria de 2018 al ocupar el 95° lugar.

Hungría mejoró dramáticamente de 2017 a 2018. Se encuentra en el puesto 94° como el segundo país menos miserable del mundo. Si bien la Unión Europea y las elites internacionales han lanzado todo lo que pueden al primer ministro Viktor Orbán, es fácil ver por qué él tiene una gran cantidad de seguidores. Después de todo, los magiares fueron los 2º más felices del mundo en 2018.

Venezuela ostenta el título sin gloria del país más miserable del mundo en 2018, como lo hizo en 2017, 2016 y 2015. Los fracasos del socialista presidente Nicolás Maduro han sido bien documentados durante el año pasado. Venezuela no sólo es el país más miserable del mundo, sino que su puntaje en el índice de miseria ha aumentado dramáticamente durante el último año, ya que el colapso de la economía se ha acelerado.

Argentina saltó al puesto 2° luego de otra crisis cambiaria. Desde su fundación, Argentina ha sufrido numerosas crisis económicas. La mayoría puede adjudicarse a la mala gestión interna y los problemas cambiarios. Para enumerar sólo algunas de estas crisis: 1876, 1890, 1914, 1930, 1952, 1958, 1967, 1975, 1989, 1990, 2001 y 2018. Hasta que Argentina descarte el asediado peso y lo reemplace con el dólar estadounidense, seguirá miserable.

Irán, como Argentina, carga con el peso de un banco central no creíble y una moneda basura. Gracias al tanque rial, la inflación saltó en 2018, y lo mismo hizo su puntuación Misery Index, moviéndose de la 11° posición más miserable en 2017 al 3° lugar en 2018.

Brasil pasó del 3° al 4° en el ranking de los miserables. Si Bolsonaro quiere mejorar el ranking de su país, deberá cumplir su promesa de reformar el sistema de pensiones en quiebra.

Comentarios