Mal pronóstico

Para un economista sanjuanino, el dólar seguirá subiendo y podría haber default

Américo Clavel analizó las últimas variaciones del dólar y dijo que tiene que ver con “un mal diagnóstico de la gestión actual que causó malos remedios”. Además, apuntó contra el FMI y dijo que la primera misión es “frenar turbulencias aun a costa de destruir la economía”.
lunes, 25 de febrero de 2019 · 10:56

La semana pasada, el dólar volvió a convertirse en tema de conversación para los argentinos, ya que dio un nuevo salto y superó los $40. Ante esto, Tiempo de San Juan consultó con el economista Américo Clavel para saber qué es lo que viene con respecto a la divisa extranjera y cómo afectará esto a los locales. El especialista adelantó que ve la situación muy difícil a futuro y hasta dijo que podría haber una fuerte crisis en junio que termine en un default por problemas para pagar la deuda adquirida.

Según Clavel, “todo empieza con la elevada tasa de inflación: el origen está en las variaciones de precio, sobre todo en la canasta familiar”. Esto habría terminado en las “turbulencias financieras” que caracterizaron la segunda mitad del año pasado, cuando el dólar subió hasta superar los $40, las tasas de interés llegaron al 60% y hasta renunció el presidente del BCRA, Nicolás Caputto.

A mediados de año podría haber un default o reprogramación de deuda, ya que que el país no estaría en condiciones de pagarle al FMI

Para el especialista, el escenario actual de la economía del país tiene un mal pronóstico, ya que “no hay actividad en Argentina para pagar lo que tienen que pagar este año y el que viene al Fondo Monetario Internacional”. Para el economista la falta de actividad del país desembocará en que a mediados de año podría haber un “default o reprogramación de deuda”, lo que podría desembocar en una crisis similar a la del 2001.

En cuanto al dólar en particular, para Clavel  en los próximos meses “se va a seguir moviendo erráticamente dependiendo de la tasa de inflación”. Incluso, adelantó que al final del 2019 la inflación acumulada del 40%. Hasta el momento, el único mes medido es enero y el aumento de precios en el país terminó en 2.9%.

En cuanto a la situación en San Juan, para Clavel además del enorme impacto en el ciudadano común que tiene la inflación, el sector productivo está también claramente en riesgo. “Las tasas de interés que son incompatibles con la producción, no hay empresas que puedan financiarse con esas tasas”, explicó. Esto tiene un fuerte impacto en lo que invierten tanto nuevos emprendimientos como los que ya existen.

Las tasas de interés que son incompatibles con la producción, no hay empresas que puedan financiarse con esas tasas

Además, existe otro factor de riesgo para los empresarios: la inflación atrasada. Es que según el economista, en la actualidad los precios para producir han subido mucho más de lo que se ha visto en los precios minoristas. Las empresas que producen tienen costos mayores pero “no pueden trasladar esto a los consumidores porque las ventas han caído”. Esto da como resultado cierre o empequeñecimiento de las empresas. Este último escenario es otro agravante, ya que según explicó “mientras menos se produce más altos son los costos”.

Una gestión “de dinosaurios”

Para el economista Américo Clavel, mucho de esta crisis tiene que ver con la forma en la que la gestión de Macri manejó la economía. “Estos tipos son dinosaurios, aplican teorías viejas. Confunden la fiebre con la enfermedad”, opinó. El especialista agregó que esto no se debe sólo a errores sino que “el gobierno nacional es mal intencionado. A estas teorías viejas las aplican bien y a beneficio de ellos”.

El gobierno nacional es mal intencionado. Aplican teorías viejas y a beneficio de ellos

Incluso se animó a decir que el gabinete nacional “sabe poco de economía y atribuyen los problemas a cosas que no son, como la cantidad de moneda emitida y el déficit fiscal, entre otras cosas. Esto genera condiciones de incertidumbre y genera achicamiento del mercado, lo que sube aún más los costos”.

Para Clavel, en la actualidad la economía argentina está en manos del FMI y esto se traduce en que “la primera misión del fondo es frenar las turbulencias, aun a costa de destruir la economía del país”.