Fuera de juego

Roberval y su desconocido lado emprendedor

El futbolista brasilero, radicado en San Juan desde 2008, lanzó su propia marca de ropa: RN7. "Con la pandemia y la actividad paralizada empecé a apostar por esto", cuenta.
martes, 20 de octubre de 2020 · 22:45

Son muchos los futbolistas que colgaron los botines y se reinventaron a causa de la pandemia de coronavirus. Los clubes cerraron varios meses, los torneos quedaron suspendidos y con esto, los ingresos tanto en las arcas de las instituciones como en el bolsillo de los protagonistas no volvieron a ser los mismos. Por eso, en medio del parate que sufrió el deporte, la mayoría de los jugadores salieron a ganar el partido más difícil desde otro lugar: algunos apostaron a la gastronomía y otros a la venta ambulante. En el caso de Emison Roberval, al mundo de la moda. 

Alejado de las canchas desde hace ocho meses, el delantero brasilero que defendió los colores de San Martín y Alianza decidió probar suerte con la venta de indumentaria. Pero no cualquiera, sino una marca propia: RN7.

"Un amigo, que es dueño de la empresa R60, me propuso esta idea de lanzar mi propia marca de ropa. Yo acepté automáticamente y empezamos a trabajar en el proyecto. Con mi socio Ariel Ortega y otro amigo diseñamos el logo, que hace referencia a Roberval, ´Negro´ y el 7, el número que me identifica dentro de la cancha", contó el brasilero. 

El emprendimiento fue anunciado esta misma semana a través de las redes sociales del jugador. Hay desde sudaderas hasta gorras y botineros. La idea es sumar a futuro pantalones y mochilas. El concepto de la marca es "deportivo", en el que se busca satisfacer los gustos personales del delantero pero también el de los clientes. Hay una una gran variedad de colores y talles. "Hay muchas combinaciones. Queremos tener una amplia gama de colores", sostuvo. 

 Roberval contó que nunca dejó de entrenar en pandemia y ahora que los equipos sanjuaninos que disputan torneos nacionales volvieron al ruedo, entre ellos Alianza, su último club, su intención es continuar en la actividad. De hecho no descartó emigrar del "Lechuzo", institución que preside su suegro, Roberto Mallea.

Mientras analiza su futuro, el tiempo lo dedica al proyecto de su marca personal de indumentaria. También empezó a incursionar en el ambiente los medios, ya que todos los sábados participa de un programa de interés general que va por la 107.1 Radio La Paz. "Con la pandemia y la actividad paralizada comencé a apostar a esto", contó. 

 

Roberval llegó al Verdinegro en 2008 y aunque luego tuvo un breve paso por el Chile, regresó a San Juan para quedarse. En 2012 se sumó a Alianza como jugador, aunque siempre colaboró en otras áreas, por ejemplo hoy en el fútbol femenino. 

 

 

Galería de fotos

Comentarios