River: Alario logró esquivar la operación

Quedó confirmado que el delantero tiene una luxación anterior en el hombro derecho, pero se decidió que no pase por el quirófano, lo cual lo hubiera dejado afuera del Mundial de Clubes en diciembre.
sábado, 03 de octubre de 2015 · 10:49
Lucas Alario viajó el jueves de Quito a Buenos Aires con un cabestrillo que le sostenía el hombro derecho y con una duda grande como la distancia entre Argentina y Japón. Que un emocionado hincha le golpeara el hombro lesionado para pedirle un saludo y una foto no ayudó mucho a su estado anímico a pesar de la muestra de afecto. Pero ayer, cuando salió del entrenamiento en el Monumental y se dirigió al estacionamiento para volver a su casa, el cabestrillo azul seguía firme en su posición aunque con un panorama mucho más alentador del que se podía especular horas antes. Es que después de que el cuerpo médico de River analizara los estudios que le realizaron ayer, se definió que Alario no será operado de la luxación en su hombro y que si todo sale bien, hasta podría volver a jugar antes de fin de mes, por los cuartos de final de la Copa Sudamericana ante Chapecoense, de Brasil, con el gran objetivo de llegar en óptimas condiciones al Mundial de Clubes, a partir del 16 de diciembre.

Eso sí, el propio médico del plantel, Pedro Hansing, aclaró que esta decisión podría alterarse en un futuro cercano. "Una vez que se hace un tratamiento, el tiempo dirá si debe ser operado o no. Si se logra el objetivo, el hombro no se le saldrá más", explicó el lado positivo del panorama, aunque en seguida mostró que existe su contraparte negativa: "Si no está curado, se le va a salir de nuevo y se hará una cirugía, que veremos en qué momento conviene hacerla. Si tenemos suerte y llegamos a fin de año, esperaremos y seguiremos así hasta donde dé."

River enfrentará a Chapecoense el 21 y el 28 de octubre y si la recuperación del hombro de Alario es ideal, el delantero podría volver a jugar en alguno de esos dos partidos (el primero será en el Monumental y el segundo, en Brasil). Para cumplir con ese objetivo de máxima y que por Núñez puedan cantar bingo, la naturaleza deberá ser piadosa con el atacante que en poco tiempo y con goles importantes se volvió un jugador clave para Marcelo Gallardo. Los médicos de River creen que con trabajo de kinesiología, de fortalecimiento de los músculos y de reeducación motriz para evitar movimientos que pongan en riesgo una segunda luxación, el cuerpo de Alario puede recuperarse sólo, más allá de que los ligamentos del hombro seguirán rotos. "Vamos a consensuar un tratamiento. Primero se inmovilizará la zona para que el organismo genere la reparación. Luego hará ejercicios de fortalecimiento para que pueda identificar qué movimientos no le conviene hacer. Cuando vuelva a jugar no se recomienda poner protección. Es incómodo y no es habitual", agregó Hansing.

En 2013, cuando Alario fue operado por la luxación del otro hombro, el izquierdo, el por entonces juvenil de Colón tardó seis meses en volver a jugar en la Reserva y uno más en regresar al primer equipo. A pesar de este antecedente, ni los médicos de River ni el propio jugador quieren equiparar las situaciones. Para empezar, aquella vez fue operado después de una tercera luxación y hasta Alario reconoció que en su momento no se había cuidado demasiado. "Hoy (por ayer) estuve bien, pude descansar bien. Estoy mejor que el día posterior al día del partido. No tengo dolor, salvo que lo exija un poco, pero eso es normal. Estoy muy contento porque pude evolucionar bien", reconoció el delantero después de someterse a los estudios que confirmaron la luxación anterior del hombro derecho, y su optimismo se extiende hasta fin de año: "En mi cabeza no está perderme el Mundial de Clubes."

(Fuente: el Gráfico)

Comentarios