Los hermanos Berrocal

Tracción a sangre

Son hermanos y deportistas. Ambos comenzaron a corta edad con el mountain bike, aunque hoy sólo Mauro lo practica. Hace un año, Martín se sumó a la actividad deportiva con el cuatriciclo. Conocé la vida de dos pintorescos chicos que comparten casa, trabajo y horas con el deporte. Por Carla Acosta.
miércoles, 09 de mayo de 2012 · 12:05

Por Carla Acosta
Tiempo de San Juan

Si uno menciona el nombre “Mauro Berrocal” inmediatamente se sabe quién es. Es el máximo referente del ciclismo de montaña en San Juan. Ganó todo lo que se propuso e incluso integró la Selección Argentina. Sin embargo no es el único Berrocal deportista. Su hermano sigue su mismo camino, pero con el cuatriciclo. Martín Berrocal quiere ser protagonista y se sube al vehículo de cuatro ruedas, para hacer historia. Tiempo de San Juan juntó a los dos hermanos que además de compartir casa y comida, comparten sus experiencias deportivas.

Mauro (26) y Martín (20) son los dos varones de los Berrocal. Tienen misma familia y trabajo, pero en el deporte eligieron circuitos diferentes. Sus padres son Antonio y Mónica, y además tienen dos hermanas: Carla y Agostina. Ambos también trabajan juntos en la distribuidora de ferretería familiar. Según cuentan, durante la mañana se dedican al trabajo, en la tarde entrenan y vuelven al trabajo por la tarde, dejando las últimas horas del día que dedican a sus asuntos personales y al deporte.

Desde chicos los dos hicieron mountain bike. Pero al poco tiempo Martín decidió abandonar el deporte mientras que Mauro le dedicó mucho tiempo hasta convertirse en deportista profesional. El más joven de los Berrocal confiesa que siempre le gustó andar en cuatriciclo, pero hace un año se animó a tomarlo como profesional. Hasta el momento compitió en tres carreras en las que su mejor puesto fue ser tercero con su Yahama Banshee 350. Sueña con llegar al Dakar, pero asegura que es complicado: “para andar bien hay que dedicarle tiempo. El fin de semana salgo con amigos a dar vueltas para ganar entrenamiento. Acá no hay competencias y eso dificulta”.

En tanto que Mauro ganó casi todo. Entre sus títulos importantes están en 2007 Campeón Argentino sub 23 de XCO (modalidad olímpica), Campeón sub 23 del rally de Trasmontaña (clásica prueba en Tucumán) y del Pentatuel; en 2008 Campeón argentino de Adventure bike, Campeón Cuyano de rally maratón y séptimo en el Latinoamericano de Ecuador (con la Selección Argentina); en 2009 Campeón Cuyano de rally y del rally de Carlos Paz, Subcampeón Argentino de Endurance; en 2010 Subcampeón de la Copa SRAM; entre otros.

Los muchachos son el orgullo de la familia. Uno que ya está instalado en su disciplina y otro que va camino a hacerlo. “Maneja muy bien al cuatri. Lo vi solo en entrenamientos porque en competencias no lo pude hacer. Hasta a mí me dan ganas de agarrar el cuatriciclo cuando lo veo”, dice el más grande sobre su hermano.

Mientras que Martín, cuando le preguntan sobre su hermano, refleja palabras de orgullo y lo muestra como un modelo a seguir: “En lo que se dedica anda muy bien. Es excelente como deportista. Junto a mis viejos lo apoyamos en todo”, dice.

Entre medio de tanta charla sale a la luz la otra cara de ser deportista y ahí, Mauro le dio consejos a su hermano: “El deportista debe tener objetivos planteados. Hay que dejar la noche y dedicarse a entrenar (risas)”. En tanto, Martín lo reconoce y lo sufre, pero asegura que sus objetivos van en serio, con el Dakar como sueño.

 

Comentarios