violencia

Armas y droga en el micro que trasladaba a los barras de Instituto

Lo confirmó el fiscal Marcelo Hidalgo quien, además, adelantó que llamará a declarar a los futbolistas para que colaboren con la investigación.
miércoles, 16 de mayo de 2012 · 11:50

Después de un rastrillaje fino en el colectivo que llevó hacia Corrientes y trajo a Córdoba a los barras de Instituto, el fiscal Marcelo Hidalgo le confirmó a Clarín que “encontramos un arma calibre 22 cargada, municiones, armas blancas y cocaína arriba de la unidad de traslado”. Si bien en un primer momento sólo se habían secuestrado bebidas alcohólicas, la paciencia y experiencia de personal de Explosivos de la policía de Córdoba llevó hacia un compartimento “secreto” ubicado en el segundo piso de la empresa El Norteño.

“Se encontró un destornillador y gracias al trabajo de los perros, dimos con un panel secreto donde se encontraban todas estos elementos guardados”, precisó Hidalgo. Y adelantó: "Voy a citar a algunos jugadores de Instituto para tomarle declaración. Necesito de su colaboración para saber qué ocurrió con las amenazas que recibieron”. Según pudo averiguar Clarín, la citación judicial sería para los primeros días de la próxima semana.

De los 53 barras de La Gloria que fueron detenidos en la cárcel cordobesa de Bouwer, quedan 44 mayores de edad y dos menores. A muchos de ellos -en caso de que recuperasen la libertad en las próximas horas- se les aplicará el derecho de admisión y no podrán ingresar al estadio de Alta Córdoba el domingo cuando Instituto reciba Almirante Brown de Isidro Casanova.

Los barras de Instituto, interceptaron y golpearon los vidrios del micro que trasladaba a los jugadores cordobeses hacia el aeropuerto de Chaco. “Si no aparecía la policía, pasaba cualquier cosa”, le señaló a este diario un integrante del plantel. Todo ocurrió a kilómetros del peaje interprovincial, unas horas después de que los cordobeses perdieran 3 a 2 frente a Boca Unidos y cayeran en zona de promoción.

Luego de las amenazas verbales en plena ruta y que la policía los dispersase con balas de gomas, al menos tres integrantes del plantel de Instituto recibieron un mensaje de texto que decía: “Ascenso o muerte. Hay balas para todos”.

Los detenidos, pertenecen a la facción denominada Los Ranchos, una agrupación que se ganó la tribuna popular de Carlderón de la Barca a fuerza de tiros y combates. Los enfrentamientos con sus “pares”, Los Capangas, le trajeron más de un dolor de cabeza al club y a los barrios aledaños que fueron y son testigos de una interna que parece no tener fin.

La agrupación de violentos pertenece a Villa El Naylon, un numeroso asentamiento marginal ubicado a unas 15 cuadras de la cancha de Instituto a quien la jerga policial rebautizó como “el nuevo Far West”.

(Fuente: Clarín)

Comentarios