En Tucumán

River se llevó un triunfo clave para subir a la punta

Con los goles de César González, Trezeguet (2) y Sánchez, el equipo de Almeyda superó a Atlético 4-2, pese a haber arrancado abajo por el cabezazo de Fondacaro. Así, suma 65 puntos, dos más que Instituto, que juega el lunes.
domingo, 13 de mayo de 2012 · 14:03

El recibimiento de Tucumán fue espectacular para River. No así el de Atlético, en la tarde-noche, cuando apenas a los ocho minutos se puso en ventaja para que reaparezcan los fantasmas en las caras de los hinchas millonarios. Es que con ese 0-1, el equipo de Matías Almeyda podía quedar afuera de los puestos de ascenso directo, con todo lo que implica jugar una Promoción como equipo de la segunda categoría. Pero nada de eso se cumplió: River lo dio vuelta, se llevó un triunfo clave y es el único líder de la Primera B Nacional, al menos, hasta el lunes cuando juegue Instituto.

En el inicio, el partido fue de ida y vuelta. A los tres minutos nada más, Diego Barrado, un ex River, salía de la cancha para ser atendido por un dolor muscular muy fuerte. Sin embargo, el volante regresó para ser clave en el gol de Atlético Tucumán. Barrado apareció en el sector derecho, recibió de César More y puso el centro a la cabeza de un ex Boca como es Carlos Fondacaro, que con un cabezazo preciso puso en ventaja al local.

River no se quedó y buscó el empate. Lo tuvo Trezeguet, con un cabezazo desviado, a los 11 minutos. Y también el venezolano César González, unos minutos después. Pero River no podía. En cambio, Atlético Tucumán, que se quedaba sin Barrado (lesionado) a los 14 minutos, casi consigue aumentar la ventaja, a los 23, con un tiro desviado del defensor Mármol.

Hasta que a los 30 minutos, River encontró al fin su remontada hacia lo más alto de la tabla. Tras una pared con Fernando Cavenaghi y una jugada que incluyó 11 toques, el venezolano César González se metió al área por la izquierda y definió entre las piernas del arquero. Cuatro minutos más tarde, Barone le cometió una clara infracción a Sánchez en el área y el árbitro no dudó: penal y la chance de Trezeguet de dar vuelta la historia, lo que hizo a los 36, de derecha, para poner el 2-1 en el partido y a River en la punta, con 65 puntos, dos más que Instituto, que visita el lunes a Boca Unidos.

Antes del final, el árbitro Alejandro Toia no le dio a Atlético Tucumán un claro penal, por la ingenua mano de Maidana en el área chica, ante el centro de César More desde la derecha. Y en el arranque del segundo tiempo volvió a equivocarse el juez, esta vez a instancia del línea, al cobrar un offside cuando el jugador estaba en la misma línea que los defensores de River.

A los 9 minutos, una infracción sobre el Maestrico González en el sector izquierdo devino en un parate obligado porque los hinchas locales comenzaron a arrojar proyectiles desde la tribuna. Toia, entonces, pidió garantías y la Policía fue hasta ese sector para evitar que la situación pasara a mayores y algún jugador terminase lastimado, como le podría haber pasado al venezolano instantes antes.

River necesitaba un cambio y por eso Almeyda movió el banco y puso en cancha a Ocampos y el Chori Domínguez, para mover el ataque millonario, en los lugares de Aguirre y Cavenaghi, respectivamente. Y dio sus frutos rápidamente. El Chori se escapó por izquierda, se llevó las marcas y la tocó para Trezeguet adentro del área, que esperó la salida del arquero para tocarle la pelota suavemente por encima. Golazo y 3-1 para tranquilizar a los hinchas en el peor momento del equipo de Almeyda.

Hubo más emociones para el tramo final del partido. Es que a los 38 minutos, un gol de cabeza de Barone le aportó dramatismo a la definición, porque Atlético Tucumán buscaba y llegaba así al descuento (2-3). Sin embargo, Sánchez dio por tierra todas las especulaciones y con un remate potente desde afuera del área, a los 40, puso el 4-2 definitivo para que River se lleve una victoria clave de cara a sus aspiraciones de conseguir uno de los dos ascensos directos a la máxima categoría. Fuente: clarin.com

Comentarios