video

Jugando al UNO con los billetes de $5 en San Juan

El 31 de enero los billetes de $5 dejarán de tener validez, pero nadie quiere ir a cambiarlos al banco. Por eso ir al quiosco, el almacén o hasta un café se ha convertido en una reversión del popular juego de cartas, donde todos quieren enchufar el "+4 de sanmartines". De yapa, memes.
miércoles, 15 de enero de 2020 · 14:19

Desde hace meses se sabe que los billetes de $5 dejarán de tener valor apenas termine enero, pero parece que el grueso de la población no le prestó mucha atención a lo que se venía y ahora que quedan 15 días para el límite, todos se los quieren sacar de encima. Esto provocó una guerra sin cuartel en los quioscos, almacenes y otro tipo de locales, en los cuales todos quieren "enchufarle" a otro los nuevos "indeseables". 

Tal como dice el meme que circula en internet, ir a comprar parece una partida del popular juego UNO, donde cada participante tiene un sólo objetivo: llenar al contrincante de cartas. Sólo que en lugar de naipes, lo que va y viene son billetes de la denominación más baja. 

Así, literal, está la calle. 

El cronograma era bastante simple, en agosto se anunció que no iban a salir nuevos papeles en circulación y que empezaba el reemplazo por monedas. Enero será el último mes donde se podrá comprar o dar vuelto con los "sanmartines", por lo que, volviendo a la metáfora del juego, parece que alguien cantó "a una" y todos están intentando boicotear al de al lado sumándole más cartas, sobre todo con esas que suman puntos.   

Algunos optan por meterlos en compras pequeñas, en propinas, discutir para que los reciban o incluso apuntando a la distracción del almacenero o quiosquero. Los comerciantes buscan por dar el vuelto en cambio siempre que pueden o también darle a los distribuidores, aunque a veces estos últimos tampoco quieren recibir los pagos en fajos de billetes de $5.

Tiempo de San Juan salió a consultarle a los sanjuaninos y si bien algunos todavía no están muy al tanto de lo que pasa, todos están atentos a las transacciones en estos billetes. Algo llamativo en lo que coinciden los quiosqueros: el vuelto en caramelo se ha convertido en una opción válida para los compradores. Un juguero de pleno centro incluso decidió impulsar a los compradores que se lleven dos jugos, en lugar de comprar uno sólo a $15. 

Las opciones para todos están ajustadas, ¿o no?

 

Bueno, sí hay una opción, aunque pocos están dispuestos a hacerse cargo: cambiar los billetes en las entidades bancarias. Se puede hacer en cualquier banco si el cliente tiene cuenta, ya que puede depositar el dinero, o en la sucursal del Banco Nación también pueden ir por ventanilla a cambiarlos por efectivo. Hasta el momento hay algunos interesados en hacerlo, pero todavía no hay filas ni gran cantidad de interesados. 

El problema es que la idea de hacer filas para poder depositar el dinero o cambiarlo por monedas o billetes de mayor denominación no es muy tentadora. Desde el 1 de febrero esta será la única solución para los que tengan algún San Martín olvidado en el fondo de la billetera. 

El 1 de marzo termina la partida, porque desde ese día, oficialmente, los billetes de $5 se convertirán en una reliquia inutilizable. Ni siquiera los bancos lo recibirán. Lo único que quedará es ver por cuántos puntos (o pesos perdidos) terminó esta partida nacional.  

Comentarios