Historia

Jere, después de Tevez: en busca de su nuevo sueño

El cauceterito que conmueve a todos los sanjuaninos contó a Tiempo de San Juan su experiencia con el ídolo de Boca. Conocé a un pequeño luchador.
lunes, 4 de febrero de 2019 · 09:23

Por Florencia García 

El fútbol tiene historias emocionantes. Y no todas captan la atención. La de Jeremías Jalaf, por ejemplo, es una de esas historias que conmueven y mucho. ¿Quién es Jere?, el cauceterito de 11 años que emociona a los sanjuaninos por su pelea contra un tumor cerebral desde los 4 años. Desde entonces pasó muchas: lo dieron por muerto,  tuvo una trombosis en las piernas que no le permitía caminar, quedó ciego, recuperó parte de su vista y en total se sometió a más de diez cirugías. Ah,  tiene un sueño recientemente cumplido: el de conocer a Carlos Tevez y otro por el cual luchar: el de sanarse. 

Su esfuerzo y su pasión por el ídolo de Boca, justamente, lo llevó a protagonizar una historia genial, que empezó cuando el mismísimo se filmó pididiendo ayuda para poder cumplir su sueño de conocer al “apache" y lo subió a Facebook. Rápidamente, el video se convirtió en una campaña en las redes llamada #CompartirElSueñoDeUnNiño.

Este miércoles 30 de enero, a nueve meses de que su campaña se haga viral, Jere conoció a su ídolo. El encuentro fue en un hotel de Santa Lucía, donde el plantel Xeneize se hospedaba a la espera de un encuentro con San Martín.

Jere, su hermano y Tevez

En la casa donde creció, en el barrio Ruta 20, en Caucete, Jere recibió a Tiempo de San Juan para contar todos los detalles y la magia del momento con el que soñó desde que su abuelo le contagió la pasión por el azul y oro.

“Apenas lo vi me puse a llorar y lo abracé. El sabía de mí, me conocía y me dijo que era un crack, que íbamos a salir de adelante. Me pidió que no llore, que yo era fuerte e iba a salir adelante”, dijo Jere.

El encuentro duró alrededor de veinte minutos. Se sacaron fotos, se abrazaron, se dieron aliento para seguir adelante e intercambiaron presentes.

“Me regaló una remera firmada. A mi hermano- que es igual o más fanático que Jere- le regaló una gorra autografiada. Yo le regalé dos vinitos”, dijo riendo.

Con su sueño cumplido, y lejos de quedarse quieto, el gigante Jeremías ya tiene un nuevo sueño. Un sueño que no tiene otro ídolo que él, un sueño que va más allá de todo: el de sanarse.

“En marzo tengo que viajar a Buenos Aires a un control. Ahí me van a decir si me tienen que operar de nuevo o tenemos que empezar un nuevo tratamiento. Pero pase lo que pase yo sé que este año me voy a sanar. Ese es mi nuevo sueño, sanarme”, dijo con una seguridad inquebrantable.

“Todas las noches me voy a mi cuarto y le pido a Dios por mi salud. Me gusta rezar a solar, tener un ratito sólo con Dios. Yo sé que me escucha, estoy muy seguro, y también sé que este año voy a sanarme”, aseguró.

Mirá los videos del momento en el que Jere cumplió su sueño de conocer al ídolo de Boca. 





Comentarios