Los sueños de integración

Los chilenos creen que el túnel de Agua Negra mejorará sus vidas

Siempre se publicó la opinión de funcionarios chilenos, pero ¿qué sabe el obrero, el pequeño empresario, el vecino chileno sobre el túnel? Creen que les aportará más turismo, más exportaciones, más oportunidades de trabajo. Pero también más integración con San Juan. Por Viviana Pastor.
martes, 5 de enero de 2016 · 08:28
Por Viviana Pastor

En Monte Grande, Ricardo hacía bailar a Miguel Ángel, un loro que es la mascota indiscutida de los 500 habitantes del pueblo que está ubicado justo en la mitad del mapa de Chile, entre el límite con Argentina y el océano Pacífico. La zona es atravesada por el Corredor Bioceánico.

Ricardo Toro es el dueño del bar y restaurante, que heredó de su padre, cree que la obra del túnel de Agua Negra traerá prosperidad para la gente.  "Creo que será un éxito el túnel, permitirá que todo el año podamos pasar de acá para allá y de allá para acá, con lo cual se beneficiará el turismo y las exportaciones, será un éxito sin dudas”, dijo a Tiempo de San Juan. 

Agregó que los empresarios turísticos están esperando que la obra se concrete "porque significará más turistas argentinos, crecerán las exportaciones y el movimiento en el puerto”.

En general, los habitantes de la IV Región, Coquimbo, están al tanto del proyecto del túnel, saben en qué etapa se encuentra, creen que cuando la obra esté terminada será una fuente importante de ingresos y que mejorará la calidad de vida de la gente. Pero también avizoran una mayor movilidad de chilenos hacia San Juan.  

Waldo Carmona trabaja para una empresa de turismo de La Serena y dijo que cuando el túnel esté terminado "será extraordinario, la gente de San Juan, Mendoza, Córdoba querrá venir por el fin de semana. Según las autoridades chilenas, este fin de año salía la licitación de la obra y una vez iniciada en 6 años podría estar listo”. 

Carmona comentó que el túnel será el más importante de Sudamérica, "en Brasil están muy expectantes con esta obra porque a los transportistas les ahorrará 1.200 km de recorrido, es mucho dinero que se ahorrarán en transporte”.

Bárbara Tamblay es propietaria de una pequeña empresa de turismo receptivo especializado en la región Coquimbo, Turismo Migrantes, ubicada en Pisco Elqui. Ella aseguró que toda la gente de la zona está al tanto del proyecto y tienen grandes expectativas respecto a lo que significará. Pero también tiene claro que son una empresa a pequeña escala y quieren seguir siéndolo. 

"Tenemos expectativa con el aumento de llegada de turistas argentinos con el túnel, pero también estamos alertas por el alto tráfico que significará porque este destino es de baja capacidad de carga. Estamos trabajando en hacer un plan de desarrollo turístico que permita recoger la llegada de más turistas, pero manteniendo nuestro carácter pequeño, de baja carga del territorio”, señaló. 

"Sí, hay conciencia del cambio que va a generar y sabemos que el paso bioceánico es tema prioritario y los cambios que implicará, pero el alto tránsito asusta un poco porque este es el mundo de lo pequeño y nos gusta esto. Todos apuntamos a romper con la estacionalidad del turismo pero valoramos lo campesino en estas localidades”, agregó Bárbara.

Para Julio Carmona, empleado estatal, crece cada día la expectativa comercial y de integración respecto al túnel, "con beneficios superaltos para Coquimbo. Ya se están haciendo obras en carreteras, en el puerto, pensando en ello”. 

Como la ruta atraviesa toda la región "habrá beneficios turísticos para todos y durante todo el año. Pero además se sumará todo el turismo del Mercorsur, es gente que ahora no viene pero con el túnel vendrá, uruguayos, paraguayos y brasileros. Es indudable que la región va a crecer”, aseguró.

Con reparos a la megaobra se manifestó Paulo Olivier, fundador de Cumbres de Elqui, empresa de turismo de montaña. "Creo que más que fomentar el turismo terminará destruyéndolo. Perturbará la tranquilidad famosa del Valle del Elqui, traerá largas filas para poder cruzar por aduana y la ruta D41 que es la que une Vicuña con La Serena y es de una sola vía, que no dará abasto para la circulación diaria de camiones y vehículos”.

Respecto al temor de algunos sanjuaninos por la continuidad del proyecto con un presidente de otro color político, Yerko Galleguillos, alcalde de La Higuera, aseguró que nada debería cambiar. "Confío que el túnel de Agua Negra se hace. Es un proyecto muy avanzado, no debería detenerse. Yo le diría a los sanjuaninos que no hay que temerle al cambio, el paso y la construcción del túnel se va a concretar porque le hará muy bien a las economías de ambos países. Es una tremenda oportunidad para nuestra comuna, y para que la gente pueda disfrutar de la costas chilenas y conocer este maravilloso lugar”. 

El BID en acción

Cuando la licitación por la megaobra del Túnel de Agua Negra estaba en su etapa final y de ambos lados de la cordillera esperaban que saliera en octubre, apareció en escena el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y se extendieron los plazos. Pero la demora bien vale la pena, el BID ofrece financiar la obra con una tasa de interés 6 puntos más económica que la de cualquier otro banco. Ahora creen que en enero o febrero saldría la licitación con este financiamiento, según dijo José Strada, ex ministro de Infraestructura.

Galería de fotos

Comentarios