El horror, a pocos kilómetros

El drama de los deportistas sanjuaninos en Francia

Tres hockistas y un rugbier local hablan de la matanza terrorista en París comandada por el Estado Islámico. Cómo es vivir con miedo y la incertidumbre de volver o no la vuelta a San Juan. Por Carla Acosta
sábado, 21 de noviembre de 2015 · 14:21
"Estaba viendo por tele el partido de Francia y Alemania cuando sucedió todo. Le dije a mi mujer, acostumbrado a lo que es en Argentina, que eran bombas de estruendo. Pero después nos dimos cuenta de lo pasaba. Lo malo de todo esto es que creo que no tiene final, que va a seguir y no se va a terminar nunca”. Así se expresó el hockista sanjuanino Cirilo García, quien junto a sus colegas Sergio Burgoa, Bebo Morales y el rugbier "Torito” Miadosqui, vivieron en París los atentados terroristas. Los cuatro deportistas locales, que  juegan y viven en Francia, hablaron con Tiempo de San Juan y contaron la experiencia de vivir de cerca el durante y después de la matanza que se cobró la vida de 130 personas y tiene al país en estado de emergencia.

El momento del horror
Cirilo y Sergio juegan en el HC Dinan Quévert, club que se encuentra a unas cuatro horas del epicentro de los atentados: París. Aquella noche del viernes 13 de noviembre García veía el amistoso entre Francia y Alemania junto a su esposa y dos hijos: "En el partido se escucharon las explosiones e incluso se ve que los jugadores se dan vuelta, que no entienden qué pasó. Después haciendo zapping por la tele nos enteramos de lo que ocurría en París”. Su compañero de equipo también estaba frente al televisor, con su familia, en el momento de los hechos: "Le mandaron un mensaje a mi mujer preguntando cómo estábamos. Nosotros nos quedamos sorprendidos porque no entendíamos nada. Primero pusimos el noticiero y vimos lo que había pasado. Nos imaginábamos un atentado pero jamás de esa magnitud. Doy gracias porque no estamos tan cerca”. 

Vivir con miedo
El miedo azotó en cuestión de minutos a todo un país, también a ellos, quienes trabajan, hacen deporte y viven junto a su familia en Francia. El pibe Miadosqui, rugbier del Vichy, contó que el país está en estado de emergencia y que la gente está muy asustada: "Todos los días hay algo nuevo en París. Los aeropuertos tienen mucha seguridad por lo tanto hay demoras en los vuelos y todas las fronteras están cerradas, no se puede salir ni entrar en auto, tren o bus”. García, por su parte, también habló de la tremenda seguridad que hay por las calles francesas: "Me levanto para ir a trabajar y hay 4 policías en la puerta. Los negocios están vigilados al máximo, no se puede entrar con bolsas y se revisa todo de entrada. Ahora estamos preocupados porque este sábado nos toca ir a París a jugar un partido y no sabemos si se juega o se suspende. La gente está muy nerviosa acá”.
Burgoa vive la misma situación, de hecho expresó que el fin de semana posterior a los ataques con su familia decidieron no salir a pasear y quedarse en casa por miedo: "Se suspendieron todas las actividades deportivas en Francia y nosotros sólo estábamos en casa para estar más tranquilos. Es bastante duro estar aquí sabiendo que mis hijos están en la escuela, yo en mi trabajo y mi mujer en otro lado. Eso te preocupa mucho, los niños. Si pasa algo que me pase a mí, aunque sería mejor que no le pase nada a nadie. Lo que me da más miedo es saber que a esto no le veo final. Esta gente desaparece en tres o cuatro meses y quizás después vuelve con otro atentado”. 

Francia & ISIS
Los deportistas reflexionan sobre los conflictos entre Francia y el Estado Islámico. Bebo Morales expresó que la situación es muy confusa: "Están los verdaderos islámicos y los supuestos islámicos terroristas. Hay mucho poder de por medio y Francia salió a combatir por sus ciudadanos. De mi parte es feo vivirlo desde adentro, aquí hay mucha tristeza e intranquilidad”. Mientras que García  señaló que "no se trata de una guerra, creo que va a seguir y no se va a terminar nunca. Toda esta gente que entra a Francia tiene muy marcados sus valores y creencias, y pueden ir hasta donde sea con sus ideales”.
La postura de Burgoa es bastante similar a la de sus compatriotas, aunque destacó que "ninguna religión te dice que tenés que salir a matar”. 

Regresar, una opción
La guerra entre Francia y el ISIS está declarada y ante los riesgos, los sanjuaninos no descartan la posibilidad de volver a San Juan. Cirilo García comentó que "siempre lo dije que quiero volver porque extraño a mi familia. Me quedé en Francia porque mis hijos tenían buena educación y seguridad. Y de a poco nos damos cuenta de  que no hay seguridad en ningún lado”. A Morales también le dieron ganas de regresar, sobre todo después de los atentados, aunque dijo que no están al límite como para apresurarse y partir de Francia. 
Burgoa, quien desde hace 20 años está en Europa, agregó que se le cruzó por la cabeza regresar a su provincia natal. "Pensé en volver, imagínate ahora con esta situación. Seguramente en uno o dos años lo haré, pero si esto sigue aquí me iré. En donde estamos es bastante tranquilo pero hablando con mi madre me pidió que vuelva”. 





Comentarios