jueves 24 de noviembre 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
100º aniversario

El Servicio Penitenciario Provincial celebró con obras, tecnología e incorporación de efectivos

Entre los adelantos que posee el edificio se encuentran la refuncionalización del Sector Requisa, la construcción de una cuadra para el personal, la adquisición de 30 body cams, incorporación agentes y enfermeros.

Por Redacción Tiempo de San Juan 21 de julio de 2022 - 14:20

Este jueves, el gobernador Sergio Uñac presidió el acto del centenario de la creación del Servicio Penitenciario Provincial. En este marco, también se recordó el Día del Agente Penitenciario que se celebra cada 16 de julio.

Durante la ceremonia, Uñac estuvo acompañado por el vicegobernador Roberto Gattoni; presidente de la Corte de Justicia, Daniel Olivares Yapur; jefe RIM 22, Martín Mendoza; juez Federal, Sergio Paduczak; secretario de Estado de Seguridad y Orden Público, Carlos Munisaga; ministros y secretarios del Ejecutivo; jefe Agrupación X San Juan, Ariel Cámera; jefe de la Unidad Operativa Federal de San Juan, Luis Chord; jefe Policía de San Juan, Luis Martínez; Capellán de la institución, Eduardo Gutiérrez y demás invitados.

En la actualidad, el Servicio Penitenciario Provincial, cuenta con cuatro sectores de 15, 4, 2 y 5 pabellones respectivamente, además de la construcción de una nueva unidad dentro del penal, que aportará 4 secciones más al edificio.

El acto comenzó con la colocación de la piedra basal de la nueva cuadra, que albergará 48 efectivos, que dispondrán de la funcionalidad y comodidades necesarias.

Además, se refuncionalizó el sector de Requisa, donde funcionan oficinas, sala de Control y demás dependencias, se refaccionaron los sanitarios, se puso en funcionamiento el nuevo scanner de bolsos y se adquirieron 30 body cams, destinadas al personal de seguridad que permanece en contacto directo con las personas privadas de su libertad.

En este orden, cabe resaltar el objetivo de reforzar y optimizar la labor diaria. Para ello, se presentaron los 71 sub-ayudantes de guardia, 20 sub-adjuntores y 16 enfermeros matriculados.

Sumado a los beneficios edilicios y tecnológicos, la institución logró un cambio de imagen a través de la renovación de su escudo, cumpliendo con la idea de transmitir valores como fuerza, trabajo y otros.

DOS.jpg

En el comienzo del acto, Uñac se refirió a las necesidades que plantea la sociedad, “que son las primeras que un funcionario público debe ejecutar”.

Otros conceptos del primer mandatario fueron que al Estado de derecho se lo valora y protege, cumpliendo las funciones que son necesarias para apuntalar al mismo.

“Desde hace más de 6 años a la fecha hemos invertido en la construcción de pabellones y acabamos de colocar la piedra basal de las instalaciones que los agentes tengan mejores condiciones de trabajo y esparcimiento, que también son necesarias para el cumplimiento de las funciones”, dijo.

En este contexto, Uñac agregó que “las cárceles tienen presente y futuro. Es una realidad inobjetable. Un funcionario público debe establecer la inversión respectiva. Hoy podemos decir que un nuevo SPP empieza a erigirse en otro departamento, con otras condiciones, pero con el mismo objetivo final”.

Para cerrar, reconoció el compromiso y el trabajo de los penitenciarios al decir que "es una de las labores más complejas que tiene la administración pública, ofrecimiento permanente de valorar y entender que hay cosas que se ven más, pero que hay cosas que sin visualizarse tanto son muy necesarias para toda la sociedad sanjuanina".

Por su parte, Munisaga felicitó a los agentes por su día y el servicio que prestan y puso en valor la acción del Gobierno Provincial, “que encara con decisión política, voluntad y acción, la planificación para la transformación del Servicio Penitenciario, que llevaba décadas sin atención. Es por eso que el Poder Ejecutivo comenzó a poner su mirada sobre el personal y la institución en cuanto a sus necesidades, el Poder Judicial acompañó para optimizar el servicio y el Legislativo aportó leyes para encausar de inmediato la transformación”, acotó Munisaga.

En este sentido, el funcionario se refirió a la construcción de la nueva unidad penitenciaria, que se incorporará al establecimiento y a la ampliación del complejo con cuadras y espacios de recreación, entre otros adelantos.

Finalmente, el secretario felicitó a los agentes en su día y pidió a sus familiares que apoyen su trabajo.

Para concluir, Adriel Fernández puso en valor a los trabajadores del Servicio Penitenciario y destacó el apoyo del Gobernador con la penitenciaría.

Luego, aseguró que es una institución joven, con un promedio de edad de sus efectivos de 32 años e instó a los oficiales a recorrer un camino de dialogo para crear un Servicio Penitenciario modelo de cara al próximo centenario.

Detalle de obras y nuevos scanners

Sobre una superficie de 208,25 metros cuadrados, fueron 137 de construcción y 71,25 de refacción y refuncionalización del sector donde funciona actualmente la Requisa.

En este sector funciona el área administrativa: oficina para Jefe de Requisa, oficina para Administración, Office, Sala de Control y la refacción de los sanitarios.

Los trabajos en el edificio existente incluyeron albañilería, colocación de pisos, tabiques de construcción en seco, pintura interior y exterior, reposición de carpintería, instalaciones eléctrica, sanitaria, etc., con el objeto de un correcto funcionamiento.

Por otra parte, la obra de ampliación del Sector Requisa consiste en: sala de espera con sanitarios para mujeres, varones y personas con discapacidad.

Esta área es el de registro de personas, incluyendo niños, mujeres y varones y el sector donde funciona el scanner de personas, con la oficina para el operador del mismo.

Además, se inauguró y puso en funcionamiento el nuevo scanner de bolsos, destinado al control de los elementos y mercadería que ingresa y egresa de la unidad, como así también el de personas para los visitantes que ingresan por dicho sector.

Con respecto a la incorporación de efectivos, con el objetivo de reforzar y optimizar la labor diaria, se presentaron los nuevos agentes sub ayudantes de guardia incorporados a las filas penitenciarias, un total de 71 efectivos, 22 oficiales egresados de la Diplomatura en Seguridad Penitenciaria de la Universidad Católica de Cuyo y 16 enfermeros.

Otro importante adelanto consistió en la incorporación de 30 body cams, destinadas al personal de seguridad que permanece en contacto directo con las personas privadas de su libertad alojadas en este servicio penitenciario.

Las cámaras corporales permiten dejar registro y pruebas en su labor diaria, como así también en situaciones de conflicto.

Más sobre la Cárcel de Piedra

Según la “Historia de las prisiones sudamericanas: entre experiencias locales e historia comparada: siglos XIX y XX”, en la provincia, la cárcel permaneció en el viejo edificio del cabildo hasta que fue destruida por el sismo de 1894. Luego fue reubicada en el edificio de la Escuela Nacional de Minas, donde permaneció hasta 1922.

Ya en el siglo XX, el gobernador Amador Izasa (1917-1919), remitió a la Legislatura un proyecto de construcción de un edificio destinado a la Cárcel Pública de Varones en el paraje de Marquesado.

En este marco histórico, el proyecto fue realizado por el ingeniero Guillermo Céspedes, Director del Departamento de Irrigación y Obras Públicas y preveía una capacidad de 520 plazas, distribuidas en ocho pabellones.

Las obras comenzaron en 1921 y, con el fin de inaugurarlo rápidamente, se hicieron sólo tres pabellones.

Tanto el definitivo murallón de ronda como las paredes de los pabellones tipo cuadra destinado a los penados, fueron construidos con piedras selladas extraídas de Zonda, sobre una base de hormigón, lo que originó que a la misma se la denominara Cárcel de Piedra.

Finalmente, el penal se habilitó en 1922 con poco más del 30% de la planta construida y su administración fue independizada de la policía.

Posteriormente, el terremoto del 15 de enero de 1944, destruyó buena parte de la ciudad de San Juan y dañó severamente la cárcel. Los internos fueron autorizados a realizar trabajos fuera de ella, programa que resultó exitoso y fue prorrogado al año siguiente.

Se inició entonces un largo proceso para la construcción de un nuevo penal en Chimbas.

El edificio tuvo un largo proceso de construcción iniciado en 1956; tenía capacidad para 294 plazas y pese a que fue concebido bajo el sistema paralelo, una de cuyas finalidades era que las celdas quedaran con orientación Este-Oeste para un buen asoleamiento, la planta fue girada 90 grados, con lo cual la mitad de las celdas no recibieron luz solar.

En 1952 había 135 reclusos, de los cuales 104 estaban procesados.

Las mujeres estaban en la Alcaidía de Policía por el derrumbe del Asilo del Buen Pastor en el terremoto producido en junio de ese año. Para reemplazarlo se proyectó en el mismo solar de Chimbas un establecimiento de mujeres que no fue ejecutado.

Las obras del penal de varones ocuparon la segunda mitad de la década de 1950 y finalmente fue inaugurado en 1960.

Fuente: Sí San Juan

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
insolito: un hombre fuerte de kicillof acuso a macri de manipular el var

Las Más Leídas

¿Tenés calor? No te imaginas lo que viene en San Juan este jueves
Los detienen en Capital por robo: los policías se toparon con una sorpresa
Carlitos, el changarín más famoso de Santa Lucía
¡No falta nada!: ya hay fecha para la Fiesta Nacional de Santa Lucía
Luego de 10 años, las trabajadoras sexuales de San Juan tienen sede propia video

Te Puede Interesar