Política universitaria

Nasisi se despide del Rectorado: los logros, la espina clavada, su vuelta a la docencia y un hobby único

El rector le dice adiós a la gestión después de nueve años. Aseguró que nunca pensó llegar al sillón de máximo liderazgo, calificó a su primer año de trabajo como el más difícil. Los desafíos que tendrá el ganador de las elecciones y su futuro.
sábado, 5 de junio de 2021 · 09:14

El 1º de julio, Oscar Nasisi volverá a la docencia, a sus cátedras en la Facultad de Ingeniería, después de haber estado nueve años al frente del puesto de mayor responsabilidad en la Universidad Nacional de San Juan, la institución con el segundo presupuesto más grande de la provincia. Antes del adiós, se confesó con Tiempo de San Juan. Evaluó los mayores logros dentro de su gestión, reconoció que se va con la espina de no haber podido terminar la obra de la Escuela de Música y dio su visión sobre la universidad del futuro. Identificó como su momento más difícil el primer año en el Rectorado. Además de dar clases, contó que les dedicará más tiempo a sus hobbies: la herrería y el arte bonsái.

Cuando arrancó a estudiar Ingeniería, no estaba en sus planes más remotos aspirar a convertirse en rector. Sus objetivos eran bastante distintos. “Cuando empecé la carrera de Ingeniería me planteaba otros horizontes, trabajar en investigación, probablemente no en el país. Siempre supe que quería hacer la carrera académica completa, hacer un doctorado era un plan y tuve la suerte, lo mismo que la maestría, pero ni por asomo se me ocurría poder estar al frente de una unidad académica como fue Ingeniería como me tocó estar por siete años, y menos que menos pensar en el Rectorado”, recordó.

El personal de la Universidad Nacional de San Juan está integrado por 4.200 personas y son 20.000 los estudiantes que cursan en la casa de altos estudios

¿Cómo empezó su carrera política en la UNSJ? Inició su labor como apoderado de la lista de Roberto Gómez Guirado, quien competía por el decanato de Ingeniería en el año 1996.  Tres años después, Gómez Guirado lo convocó de nuevo y resultó electo miembro del Consejo Directivo. “Mis primeros pasos fueron por ahí, me tocó estar cerca de él en esa época y trabajar junto a él, que me enseñó muchísimas cosas. En el 2004 había que buscar un candidato a decano, entre los nombres surgió el mío y empezamos a trabajar desde ese espacio”, contó.

Sus dos gestiones a cargo de Ingeniería son los que le permitieron pensar en llegar al Rectorado. Nasisi se presentó como candidato a cuatro elecciones, las cuatro las ganó.

“Nunca he perdido ninguna elección de las que me he presentado yo como candidato, he tenido esa suerte, cada vez que me presenté me tocó ganar. La comunidad universitaria entendió el mensaje, se dieron circunstancias favorables”

Nasisi definió su experiencia en el Rectorado como un orgullo, como un trabajo complejo que le abrió nuevos horizontes. Quizá por las dificultades que implica romper con las estructuras, aseguró que su primer año en el cargo fue el más difícil de su gestión. Sobre estos primeros 365 días, el dirigente se explayó: “El primer año de gestión en el Rectorado ha sido el más difícil, venía de un esquema de gestión completamente marcado por la Facultad de Ingeniería. Dentro de la pluralidad de pensamiento, éramos todos ingenieros, con un patrón de comportamiento que es más o menos similar. Pero encontrarme acá con pensamientos tan amplios, disímiles, desde lo humano, de lo social, fue difícil, había que salir de la caja, abrir la cabeza para comprender los pensamientos del resto, había que entender, interpretar lo que cada una de las disciplinas estaba requiriendo”.

“Tuve que romper estructuras, que la verdad eran demasiado rígidas, una vez que entré crecí, me consolidé como una persona con potencialidad de pensamiento más amplio”

Destacó como avances significativos la creación de la Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud porque implica un cambio de mirada en una universidad que no había incursionado en las ciencias de la salud. El otro logro que remarcó fue la creación de la delegación de Valles Sanjuaninos, por lo que significa tener una delegación en un departamento alejado y finalmente remarcó haber podido gestar la carrera docente, que ahora habrá que ponerla en marcha.

Entre otros avances, señaló la creación de la Secretaria de Comunicaciones, del canal XAMA, y la revalorización de la tarea de posgrado y de relaciones internacionales, que “antes estaba en una oficina muy privada, lo que marca una mirada política muy profunda al futuro”. “No quiero dejar de lado la actividad de extensión de esta universidad que cambió 180º, este cambio está plasmado y pensado no como que la UNSJ es el único ente que tiene el saber, sino que es una institución que aporta sus saberes pero que puede recibirlos de toda la comunidad”, agregó en este sentido.

La espina que le quedó clavada fue no haber podido terminar la Escuela de Música, una obra que fue prometida en una visita nacional al dique Punta Negra, que nunca pudo concretarse por problemas de financiamiento, licitaciones caídas y hasta el abandono de una empresa.

“Me tocaron cuatro años difíciles y este año muy complejo, me tocaron cuatro años de malaria, de poca disponibilidad de dinero, pero uno se da cuenta después que no todo es presupuesto, hay algunas cosas que se pueden hacer para crecer sin que esté relacionado con lo presupuestario”, evaluó sobre sus últimos años de gestión en la UNSJ.

Su compañera de fórmula, Mónica Coca, quien era candidata a rectora, murió de coronavirus en diciembre del 2020. Sobre ese momento, reflexionó: “Fue una compañera muy buena y me quedo con esos recuerdos. Una persona amplia, que le gustaba el consenso, no confrontaba y le gustaba salir adelante y era muy formada. Fue una pérdida muy grande”.

Para Nasisi, en dos años la universidad cambió muchísimo por los nuevos desafíos que impuso la pandemia. Pasaron de una universidad basada en la presencialidad, a una universidad mixta.  “Hemos avanzado, pero queda mucho por hacer. La creación del SIED fue una pegada, nos dio oxígeno, con mil problemas, pero estuvimos certeros a la hora de reconvertirnos”, opinó.

Con la campaña en plena ebullición, para el dirigente estas elecciones son muy complejas por la coyuntura, que complicará la participación de la comunidad universitaria. También opinó sobre el perfil que debe tener quién lo reemplace.  “La próxima persona que se siente acá tendrá como desafío plantear una UNSJ nueva, en una situación completamente nueva, que no tiene un horizonte certero, la persona tiene que tener peso de gestión, que haya vivido la gestión, como de una facultad, que sepa los problemas y que tenga cintura política”, detalló.

“En estos ocho años, nueve por la pandemia la UNSJ, he crecido mucho, ha sido una experiencia como persona que me mejoró. Hoy la UNSJ está mejor parada y preparada de lo que estaba ocho años atrás, con muchos problemas y mucho para definir, pero han sido nueve años muy buenos”

Nasisi se va satisfecho según sus propias palabras. “Me voy a ser docente, a la facultad de Ingeniería, a mis cátedras, conociéndome seguramente algo voy a encontrar, hago manualidades, si hay algo que me relaja mucho es trabajar con hierro, hacer herrería, las cosas de hierro las hago yo y últimamente estoy haciendo algo diferente, que no tiene que ver con la ingeniería, estoy incursionando en el arte del bonsái”, cerró.

Su opinión sobre dividir la UNSJ

“Sería un error dividir la UNSJ en más de una universidad, lo que uno puede pensar en algún sentido es dividir alguna unidad académica en varias o en dos. Por cuestiones que son de génesis que por cuestiones académicas que la facultad de Ingeniería tiene la carrera de Ingeniería Agronómica normalmente en las universidades del país está en una facultad separada. Esa podría ser a futuro una posible división. Uno podría pensar en Filosofía, Humanidades y Artes, están los profesorados, arte, música, quizá el día de mañana y tampoco es urgente haya que pensar que las artes deben tener su unidad propia, los profesorados también. Lo mismo podemos pensar con Ciencias Sociales, en otras universidades Ciencias Jurídicas y Ciencias Económicas funcionan separadas, pero yo creo que esa división sería un error porque al considerarlas dentro de las ciencias sociales le da una identidad que de otra manera perdería”.

 

Comentarios