Tribunales

Por qué la Cámara de Paz decidió no mandar al calabozo a todos los borrachos al volante multados

Son tres criterios por los cuales el tribunal superior se guía a la hora de determinar qué casos ameritan mandar a arresto a una persona que conduce bajo los efectos del alcohol.
viernes, 26 de noviembre de 2021 · 22:19

El juez de Faltas Enrique Mattar fue quien trajo sobre el tapete nuevamente un tema que cobró relevancia en el 2013, cuando por primera vez decidió multar y condenar con días de arresto a quienes fueron atrapados manejando bajo los efectos del alcohol. Muchas de esas condenas fueron revocadas por la Cámara de Paz porque consideró que los casos no contaban con todos los requisitos necesarios para aplicar una sanción de tal gravedad. Lo que explicaron desde la Cámara de Paz.

“Quiero mandar a los conductores que manejan en estado de ebriedad y que son reincidentes a cumplir con arresto. La Cámara de Paz me dio vuelta la sentencia en algunos casos, pero el arresto es lo único que les duele”, dijo Mattar. La declaración toma más relieve luego de que el domingo 21 de noviembre un conductor borracho protagonizara un siniestro vial en Rawson, que terminó con la vida de una joven de 22 años.

Desde la Cámara de Paz aseguraron que no a todos los que apelaron les dieron la razón, que hubo casos en los que efectivamente los multados cumplieron con los días de arresto. Además, informaron cuáles son los criterios que se tomaron en cuenta para decidir el destino de los multados. “Depende de las particularidades de la causa”, indicaron.

Lo primero que se tiene en cuenta es si el multado tiene antecedentes y el contexto en el que fue cometida la falta de tránsito. No es lo mismo circular con 0.75 gramos de alcohol en sangre por primera vez y sin consecuencias, que ir con 2 gramos de alcohol y pasar cinco semáforos en rojo. “No hay que ver solo la foto de la falta, hay que analizar la película completa”, añadieron.

Para tomar la decisión de mandar al calabozo, la Cámara de Paz solicitó en todos los casos informes para conocer la cantidad de multas de los protagonistas. Este factor también es determinante para decidir si una persona será arrestada o no.

De cada 10 multas que entran al Juzgado de Faltas, 6 son de conductores ebrios y de ese total, 4 reinciden. La multa por conducir bajo los efectos del alcohol es de $39.840 para quienes manejan autos, de $35.800 para los que conducen motos y de $49.000 para los conductores de camioneta. La sanción se agrava si el conductor tiene carnet profesional y está desempeñándose en su función –chofer de colectivo, remis o combi-, alcanzando los $80.000.

Comentarios