Polémica

Recategorización a personal en Caucete: los concejales no tuvieron respuesta del Ejecutivo

Luego de que trascendiera que 70 personas habrían sido ascendidas sin concurso, el Concejo Deliberante solicitó dos pedidos de informe. No hubo comunicación oficial.
viernes, 27 de septiembre de 2019 · 06:58

Primero el intendente Julián Gil intentó nombrar personal por decreto, finalmente terminó dando marcha atrás con la medida. A principios de septiembre trascendió que el jefe comunal habría recategorizado personal. Serían 70 personas las que pasaron a categorías más altas, con aumentos salariales que irían de los $10.000 a los $15.000. Ante esta situación el Concejo Deliberante presentó dos pedidos de informe. Uno, a la división Personal y otro, a Hacienda. Las respuestas formales no llegaron. 

Desde Personal les informaron a los concejales que no recibieron noticias sobre recategorizaciones de la planta municipal, toda la data fue entregada en un marco de informalidad. Desde Hacienda no hubo respuestas. Ediles en off le indicaron a este medio que existen sospechas que el personal habría sido recategorizado, que Hacienda estaría cumpliendo con los pagos extras sin haber informado la situación a Personal. 

Los concejales insistirán en la próxima sesión con los pedidos de informe luego de dos intentos fallidos por falta de quórum. No sólo fueron los ediles quienes solicitaron información sobre las recategorizaciones sino también los sindicatos que representan a los municipales. Es que quienes habrían ascendidos, serían personas de confianza del intendente Gil. A esto se le suma que no hubo concurso, tal como lo establece la Carta Orgánica Municipal. 

Al realizar una recategorización, los números del presupuesto cambian rotundamente. El dinero que se proyectaba destinar al pago de sueldos se incrementa e implica una serie de cambios en los planes de la gestión entrante. 

De acuerdo con la legislación, Gil tenía tiempo hasta el 31 de marzo para realizar nombramientos en planta permanente. A partir de esa fecha, cualquier tipo de medida que implique un gasto permanente para la próxima gestión está prohibido. Además los ascensos se deben llevar adelante por concurso y no a dedo. Serían dos incumplimientos los de Gil, quien a todo el cuadro le suma otra irregularidad: el nombramiento por decreto, sin pasar por la aprobación del Concejo Deliberante. 

 

Comentarios

Otras Noticias