Duras críticas

Leotta, presidente sanjuanino de la Coviar, en el desayuno: "La situación es inaguantable"

El presidente de la COVIAR, Ángel Leotta, trazó un duro diagnóstico sobre la realidad del sector. Pidió evitar las peleas internas y pensar en el bien común. Retenciones, promoción de la actividad y créditos; entre los reclamos
sábado, 09 de marzo de 2019 · 12:29

La realidad que vive la industria del vino es crítica y el presidente de la Corporación Vitivinícola, Ángel Leotta, lo dijo de manera cruda. Para él la situación es “inaguantable”, por la combinación de factores que afectan a la industria. La inflación, la traba a las exportaciones, el estancamiento y la presión impositiva fueron algunas de las causas de esa situación según Leotta.

Pero el empresario avanzó también sobre los problemas internos y políticos que complican la gestión. “Es un evento para decir toda la verdad, con franqueza y coraje. Lo que es cierto para la vitivinicultura. La crisis destruye a nuestro sector. Hay productores que desaparecieron, consumidores que no vovlerán a nuestro vino. Esto dejará serias heridas en nuestro tejido social”, dijo el dirigente empresarial. “Nuevamente transitamos por una situación de gravedad. Los síntomas son la caída de ventas y la baja rentabilidad de toda la cadena. La explicación sigue siendo la misma de años atrás. Inflación y estancamiento. Sin inflación no había excedentes, crecían las ventas, sobre todo en el exterior. Desde que el Plan Estratégico se sucedieron 5 recesiones, ocurrieron 4 devaluaciones importantes, cotizaciones paralelas de la divisa, la inflación acumulada superó el 2000 por ciento. Experimentamos un cepo cambiario. Todo esto destruye la actividad”, describió. “Decisión política es lo que requiere. Nos parece ilógica la imposición de retenciones a productos que agregan valor agregado. Esto no hace más que aumentar la presión impositiva, que ya superaba el 60% de nuestros márgenes. Somos una actividad formalizada que contribuye. La carga impositiva es inaguantable”, aseguró Leotta.

En ese camino, dijo que es necesario generar estabilidad política y económica. “Para una actividad productiva necesitada de seguridad, no es compatible la inestabilidad macroeconómica y los cambios en la política agroindustrial. Esto pone en peligro la ruralidad. No pedimos nada en particular. Pedimos que el país sea seguro para que podamos producir y generar trabajo genuino”, aseguró.

En el plano político interno, Leotta pidió respetar las estructuras de la industria y la institucionalidad. “Mantener viva la institucionalidad es clave. Evitar que sea desplazada ante los intereses particulares. Estos intereses no tiene visión, cuando la visión falta las actividades mueren. Sabemos que los intereses de los actores individuales no son los mismos. Nuestra institucionalidad debe seguir caracterizándose por la tolerancia y la pluralidad”, dijo.

Cómo salir de la crisis

Uno de los temas clave del discurso fue cómo el vino pierde terreno frente a sus competidores. “El avance de nuestros competidores amenaza nuestro futuro. Vienen por nosotros. El avance se puede revertir si ahora tomamos las medidas necesarias”, dijo.

En el plano de los reclamos, Leotta encabezó su discurso con un pedido de ayuda para promocionar la actividad. “Tenemos que reforzar la promoción. Destinar el presupuesto nacional un monto equivalente a lo que aporta la COVIAR para promoción. Necesitamos que el Gobierno nacional apoye el esfuerzo de la cadena vitivinícola. Por eso es necesario aportar un monto equivalente al que recauda la COVIAR”, dijo.

De la misma manera, reiteró la necesidad de que se sancione la ley de endulzantes naturales de bebidas sin alcohol. “Sanción de la ley de uso de jugos naturales. Políticas diferenciales para la agroindustria. Políticas similares a los de nuestros competidores en el mundo. Financiamiento a largo plazo. Recursos para la promoción del vino en el mundo”, pidió el presidente de la COVIAR.

En el plano de los logros, el titular de la Corporación destacó la eliminación del impuesto a los espumantes, el avance contra las plagas que afectan a la vid y la baja en los aportes patronales que significará un ahorro de 2 mil millones de pesos. 

Fuente: mdz

Comentarios