Exclusivo

“La vida de Daniel o la mía va a seguir igual más allá del resultado, pero a mucha gente le puede cambiar”

En exclusivo para Tiempo de San Juan, Karina Rabolini, esposa del candidato del FpV, habló a fondo sobre el mano a mano con Macri. “No es miedo, es repetir lo que él dijo”. Confesó que no le gusta el debate y cómo vive el último tramo de campaña. Perlita: ¿qué dijo de los votantes de Massa?. Por Sebastián Saharrea.
jueves, 05 de noviembre de 2015 · 23:00

Regresó a la provincia por tercera vez en campaña y dejó las declaraciones más filosas. Karina Rabolini estuvo en Tiempo de San Juan y no se corrió a las preguntas complicadas. Habló de la pulseada de Daniel Scioli contra Mauricio Macri, y dijo que tiene se conocen desde hace tiempo con el candidato del PRO y su mujer Juliana: "Daniel jamás lo ha atacado, ha discutido sus políticas”. Explicó cuáles son, a su criterio, las diferencias entre ambos y respondió sobre si le conviene en este tramo mostrarse más lejos o más cerca de kirchnerismo: "El 10 de diciembre empieza otra etapa”. Y dejó una frase fuerte: "Es verdad que uno no está acostumbrado a encontrar un presidente que no se vaya a los extremos”.

-¿Esperabas estar en campaña a esta altura del partido?

-Me hubiese gustado que se resuelva antes, pero bueno, era bastante conciente de que se iba a balotaje. Porque en realidad, según las encuestadoras, el resultado estaba muy justito. Ningún encuestador se animaba a asegurarlo una cosa o la otra.

-Pero la diferencia sí te habrá sorprendido, porque esperaban una diferencia mayor.

-Sí, exactamente.

-¿Y entonces cómo es, resetearse y volver a empezar?

-Y bueno, en ese momento fue un resultado que me sorprendió, pero lo que más me sorprende ahora es la gente que nunca ni siquiera te hablaba de política y que ahora está involucrada, ayudando, acompañando. Te sorprende eso.

-Gente que nunca pensabas que iba a estar y que aparece…

-Gente que está como quien dice militando, que no son militantes, y que dicen: no, no, no, momentito. Porque todos sabemos que hay que cambiar cosas, pero no hay que cambiar todo. Ahora está en discusión qué se va a continuar, qué se va a cambiar. Así que en este ballotage también va a haber otra forma de decidir.

-¿Es una elección distinta?

-Es más importante que la gente sepa que su voto vale. Y que la gente elige y dice: esto lo quiero, esto no lo quiero. Lo ves en la cantidad de gente que fue a votar. Hay que respetar la decisión de la gente y hay que escuchar.

-Mucha gente esperaba que Daniel o el kirchnerismo se fueran al mazo con el resultado. Habrás escuchado eso de que no se iban a presentar…

-Escuché tantas cosas. Decir que ….no, no, es no conocerlo a Daniel. Si hay algo que a los dos nos ha caracterizado toda la vida es que estamos acostumbrados a esforzarnos, a trabajar y a los desafíos. Por eso a mí Daniel me inspira mucha confianza como presidente. Si una persona que se ha caído, que la vida lo ha golpeado y que se ha podido levantar y ha salido fortalecido, me inspira más confianza de alguien que nunca se ha caído. Porque si vas a ser presidente, bueno, tendrás que estar muy firme ante ciertas situaciones.

-Es mano a mano ahora, Scioli o Macri, ¿también juegan las mujeres?

-No, las mujeres acompañamos.

-Pero no puede darse eso de que mirá a Karina, o mirá a Juliana..

-No, no, las mujeres acompañamos. Ninguna de las dos somos políticas, ninguna de las dos vamos a hacer carrera política.

-Del modo en que acompañan, ¿influyen en la campaña? Por ejemplo en el caso tuyo que estás claramente jugando.

-Tiene que ver con algo personal que es repetir lo que se hizo en la provincia de Buenos Aires. Daniel es gobernador y lo primero que me pidió fue recorrer la provincia para saber qué es lo que necesita la gente, qué falta y en qué puede ayudar. Lo mismo ahora, Daniel está ante la posibilidad de ser presidente de la Argentina, lo menos que puedo hacer es conocer mi país y ver qué necesita la gente y dónde puedo ayudar. Pasa por ese lado.

-¿La conocés a Juliana?

-Sí, claro que la conozco. Nos conocemos desde hace muchos años, tenemos muy buena onda.

-¿Con Mauricio?

-También, nos conocemos desde hace muchos años.

-¿Ha quedado algún resabio de esta campaña?

-Si hay algo que uno escuchó los consejos de Raúl Alfonsín, porque mi suegro era muy amigo de Alfonsín fue siempre discutir ideas y nunca discutir personas. Daniel siempre discutió ideas, pero nunca lo vas a escuchar agraviando ni atacando a la persona, porque siempre ha sido muy respetuoso y siempre ha sabido que la política es para construir y se ha manejado dialogando aún con los que piensan distinto. Es una persona a la que también le gusta escuchar otras opiniones, siempre ha sido muy integradora.

-¿La relación personal con Mauricio pensás que puede afectarse?

-Daniel jamás lo ha atacado. Ha discutido sus políticas porque los dos tienen ideas muy distintas de lo que necesita la Argentina. Mauricio plantea una idea que es la dejar librado todo al mercado, Daniel dice no, el gobierno debe estar más presente porque no pueden quedar los trabajadores desprotegidos si bien tiene que ayudar a las empresas que crezcan, y hay gente que todavía necesita que el Estado los asista.

-Te lo pregunto porque escuche que…

-Es que son ideas distintas. Ellos tienen una idea y Daniel tiene otra idea. Es simplemente exponer qué piensa cada uno para que la gente pueda saber.

-Cuando se discute a ese nivel, ¿pensás que todos se ponen muy susceptibles? Te lo pregunto por la supuesta campaña del miedo, sobre que si Macri gana va a pasar tal o cual cosa…

-A ver, es más o menos entender que si vos ves que el sueldo es un costo y que para bajar la inflación tenés que ajustar por el lado del sueldo de la gente, como lo ha dicho, no es una política del miedo. Es explicar, repetir lo que él dijo. Lo que pasa es que anteriormente Macri voto en contra de un montón de cosas que ahora ha manifestado estar a favor…

-¿Y está mal?

-No, está muy bien que reconozcan lo que se hizo, que han sido muy buenas medidas, llámese asignación universal, Aerolíneas, YPF, un montón de cosas. Es que siempre se opuso a todas las medidas de integración del gobierno. Las que uno dice bueno, éstas son para ayudar a la gente, votaba en contra. Te digo más, en un caso que a mí me toca muy de cerca. Ley de fertilización asistida, que empezó a ser una ley por una cuestión muy personal. Yo estaba haciéndome un tratamiento con Daniel, por eso tuve contacto con gente que está en la misma situación, en mi caso yo tuve la posibilidad de hacer la cantidad de tratamientos que quisiese porque son muy costosos, pero escuchaba gente que tenía que pedir plata prestada, hipotecar la casa. Daniel saca esta ley gratuita en la provincia, después es ley nacional, en la Capital Federal no se adhirió. Entonces, son visiones distintas. No es una crítica, es su postura. No está mal. Evidentemente él está convencido de eso, Daniel está convencido de que a la gente que no tiene posibilidades hay que ayudar.

-A Daniel se lo estigmatiza mucho con el kirchnerismo en la campaña, con su relación con Cristina, que lo saludó, que no lo nombró, que se desmarca. ¿Qué pensás sobre ese ascendiente, esa relación entre Daniel y Cristina, le sirve, le conviene desmarcarse?

-Vienen conviviendo desde hace muchos años, compartiendo esta política de ayuda a la gente. Después sí, cada uno tiene su estilo y son muy distintos en ese punto de vista, incluso en la manera de solucionar un tema, pero acompaña las decisiones porque fue una persona que le gusta sumar y no restar. Pero después siempre ha sido peronista, ha tenido su personalidad y ha defendido sus ideas dentro del mismo espacio político y siempre con la misma coherencia.

-¿Pensás que en este tramo le conviene exhibir su estilo propio? El dijo soy más Scioli que nunca.

-Sí, porque es su manera de integrar a todos. Muchas veces lo han tildado de porque no reaccionaba, que eso o lo otro, y ahora dicen que es una persona a la que le critican que por qué es agresivo o firme. Cuando Daniel no es una persona de hacer política desde ese lugar. Y sigue siendo el mismo. Ha dicho la presidenta: el 10 de diciembre yo me voy a mi casa. Lo que es importante es quién continua con este camino de la Argentina sin desperdiciar los años de esfuerzo y protegiendo lo que la gente ha logrado en estos años. Cambiando lo que haya que cambiar, lo que la gente quiera que se cambie. Pero a partir del 10 de diciembre empieza un gobierno nuevo, con un presidente nuevo. Y Argentina empieza una nueva etapa.

-¿Cómo lo ves para el debate?

-Muy preparado, hace tiempo que todos sus equipos están trabajando en cada tema. En lo personal, yo no creo que vaya a servir para mucho.

-¿No?

-No creo demasiado en los debates. No sé si tenés el tiempo para exponer sobre un tema, cuando a lo mejor necesitas la posibilidad de tener el tiempo que necesites. Pero se ha decidido por el debate, y está bien.

-Lo acompañaste cuando decidió no debatir…

-Siempre voy a acompañar las decisiones que tome. Es una idea muy personal de que no creo en el debate.

-¿Hay algunos temas que posiblemente no quieras decir pero en los que no estás de acuerdo con Daniel y se lo remarcás, así con el codito, che Daniel me parece que no?

-Hay cosas en las que coincidimos y otras en las que no coincidimos, no me acuerdo ahora algo para decirte ahora, pero suele pasar. Y le tengo que dar la razón (risas). Lo que pasa es que Daniel tiene una capacidad de ver más lejos que lo normal. Sí. Es un gran lector de la realidad, y realmente escucha a la gente.

-¿Cómo lo ves en lo personal, más allá de lo que se muestra, en este tramo de 20 días más de campaña?, ¿más tenso o más relajado?

-No es el primera elección por la que pasamos. Sí obviamente la más importante. Pero no, él está muy seguro. De lo que hizo, de lo que tiene que hacer. Y también sabe respetar la decisión de la gente. Así que se harán todos los esfuerzos porque la vida también nos ha preparado para conseguir los desafíos con esfuerzo, los dos venimos de esa escuela. Y el 22 la gente decidirá a quién quiere como presidente de los argentinos.

-¿Y el 23?

-Y el 23 veremos lo que la gente decide…

-¿Hay margen para pensar que se puede perder?

-Te repito, nosotros tenemos una vida antes y después de la política. Sí sé que Daniel tiene mucho para dar y sé que puede seguir transformando la Argentina, con una extraordinaria experiencia, por lo que la vida lo ha preparado y también por haber sido gobernador de Buenos Aires, que lo tenés que poner en dimensiones 1.500 veces más grande que la Capital. El problema no es la vida de Daniel o la mía, porque nuestra vida va a seguir igual más allá del resultado, pero sí hay mucha gente a la gente que le puede cambiar la vida.

-Que sea Scioli o que sea Macri…

-Exactamente.

-Hay mucha gente a la que no le va ser igual, ¿Eso querés decir?. A Daniel y a vos, sí.

-Sí. Es que es la verdad. Es muy drástico Daniel, muy expeditivo, tiene una capacidad de trabajo tremenda, es de mirar para adelante. Muchos lo criticaron en un tiempo, y cuando lo conocen lo acompañan. Es verdad que uno no está acostumbrado a encontrar un presidente que no se vaya a los extremos y que gobierne para todos. Y si hay una mejor definición de eso, es Daniel.

-Sobre San Juan, en el último tramo viniste tres veces.

-Sí, pero todo el interior. Porque es tan importante el interior. De cada provincia he aprendido, en cada una me he sorprendido y ahora entiendo porque Daniel es tal optimista.

-En especial en el interior más profundo, que es donde mejor le fue a Scioli…

-Sí, no sé bien cómo fue acá en San Juan.

-Ganó en todos los departamentos, si bien bajó algunos votos respecto de la Paso. Salvo Caucete, donde ganó Massa.

-Ah, bueno, igual muchos de los massistas nos están acompañando, así que...

-¿Vos decís?

-Sí, sí. Porque en la propuesta de Massa hay muchas cosas que coinciden con la de Daniel, así que está mucho más cerca. Muchos de los votantes de Massa son peronistas, y confiamos en que acompañen a un peronista.

-¿Y por qué dicen que votan a Macri?

-¿Quién dijo?

-Massa, por ejemplo, no lo dijo, pero le faltó decirlo porque lo insinuó.

-Mirá que han dicho muchas cosas eh… que después han salido a desmentir. O sea, han tirado muchos rumores, por eso yo quiero ser respetuosa y no quiero agregar una definición más. Me parece que cada persona debe ser la que se manifieste.

-Se usa en el peronismo una palabra que es traición. La dijo Gioja incluso para referirse a los peronistas que no votan a Scioli. ¿Vos qué pensás?

-Yo quiero verlo desde otro lugar. Puede ser que se hayan alejado, pero quien realmente siente al peronismo termina acompañando.

-Es decir, verlo por el lado bueno…

-Sí, traerle tranquilidad a la gente. Que más allá de las discusiones políticas, tenemos un país con potencial para seguir creciendo y que va estar cada vez mejor.

Las frases más picantes de Karina Rabolini

-"Es verdad que uno no está acostumbrado a encontrar un presidente que no se vaya a los extremos y que gobierne para todos. Y si hay una mejor definición de eso, es Daniel”.

-"Si una persona que se ha caído, que la vida lo ha golpeado y que se ha podido levantar y ha salido fortalecido, me inspira más confianza de alguien que nunca se ha caído”.

-"Si vos ves que el sueldo es un costo y que para bajar la inflación tenés que ajustar por el lado del sueldo, como lo ha dicho, no es una política del miedo. Es explicar, repetir lo que él dijo”.

-"No creo demasiado en los debates. No sé si tenés el tiempo para exponer sobre un tema. Pero se ha decidido por el debate, y está bien”.

-"Todos sabemos que hay que cambiar cosas, pero no hay que cambiar todo. Ahora está en discusión qué se va a continuar, qué se va a cambiar”.

-"Ha dicho la presidenta: el 10 de diciembre yo me voy a mi casa. Lo que es importante es quién continua con este camino de la Argentina sin desperdiciar los años de esfuerzo”

-"En la propuesta de Massa hay muchas cosas que coinciden con la de Daniel. Muchos de los votantes de Massa son peronistas, y confiamos en que acompañen a un peronista”


Galería de fotos

Comentarios