GENTE

Termómetro popular al Gobernador: al rojo, como el primer día

El nivel de aceptación popular Gioja no decayó: al finalizar su tercer mandato, el mate, los abrazos a los amigos del barrio y hasta un manager de modelos quisieron tener la foto.
domingo, 25 de octubre de 2015 · 13:41

 

Siempre se bajó una cuadra antes de la entrada a la escuela Mary O ´Graham, en Rawson. Y en la última elección como gobernador, después de 12 años, no fue la excepción. Es que un enjambre de periodistas quería tener sus primeras palabras del día de la votación. Pero eso fue sólo la primera medición de un termómetro popular que siempre estuvo al tope.

"Siempre fue lo mismo. Tal vez en las primeras elecciones la gente estuvo un poco más distante. Pero en minutos él (por Gioja) se encargó de mostrarles que era el mismo de siempre, saludando a todos y a muchos hasta por el apodo o el nombre. Es impresionante el nivel de popularidad. Yo cubrí todas las elecciones de Gioja desde que es Gobernador y siempre recibió ese cariño popular”, comentó Enrique Landau, periodista de Canal 5 Telesol.

Esa escuela está ubicada en el barrio Edilco, donde Gioja vivió cuando fue secuestrado por una patota militar en la última dictadura cívico-militar. Y desde el regreso de la democracia siempre votó en la Mary O´Graham.

Allí lo esperaron las vecinas de toda la vida. Con el mate en mano, como símbolo de la amistad, doña Pura (80) lo esperó en el hall de entrada de la escuela. Mientras esperó su turno en la fila, Gioja no le negó el saludo a sus viejos vecinos, quienes se arrimaban para darle un abrazo o sacarse una foto, muchas de ellas tomada por los colaboradores inmediatos del Gobernador.

El "Fuerza Flaco”, como cuando sufrió el accidente del helicóptero en el 2013, se escuchó durante la hora y pico que duró la votación de Gioja.

Los jóvenes militantes también aprovecharon para sacarse una selfie.

Incluso, el manager de modelos Ernesto Maya dio vueltas y esperó hasta tener también él su foto con Gioja.

Acompañado de su hijo Camilo, el Gobernador respetó su lugar en la fila y esperó su turno como cualquier hijo de vecino.

Luego se retiró en una usada camioneta Toyota de la custodia, junto a su hermano Juan Carlos, el diputado García Nieto, su hijo Camilo y el eterno custodio, Fredy Funes.

 

 

 

 

 

 

 


Galería de fotos

Comentarios