El análisis del día

El sube y baja y las pildoritas políticas de la fiesta sanjuanina

Unos no pueden venir, otros se anotan a última hora. Y hay tres presencias anunciadas que sorprenden: enterate quiénes son. Por Sebastián Saharrea.
jueves, 23 de febrero de 2012 · 13:49
José Luis Gioja ya no tendrá que justificarse con algún compromiso de “último momento” para no recibir a Mauricio Macri, ante el riesgo de amonestación en el oficialismo que supone una foto con el jefe de Gobierno porteño. El posible candidato presidencial opositor que tenía previsto aterrizar a la Fiesta del Sol para fortalecer su imagen en el interior no podrá viajar por la tragedia de trenes en la estación de Once.

Y para mayor alegría, el gobierno provincial festejó que se anotó a última hora nada menos que el vicepresidente, Amado Boudou, un hombre que gana cada vez más espacio de decisiones en la Nación. También el vice aparece fortaleciendo su imagen en el país profundo: hace una semana estuvo en la Fiesta del Lago de El Calafate, donde Cristina es local, y se calzó un buzo con la inscripción “Clarín miente” para tocar con la Mancha de Rolando. Nada de eso espanta al sanjuanino. Por el contrario: hace unos días, él mismo criticó el manejo mediático por la minería desde el mismo grupo.

Y no es menor la presencia de un verdadero hombre fuerte para la gestión de Cristina. Juan Manuel Abal Medina, flamante jefe de Gabinete, dirigente de gran peso en las decisiones aunque prefiere el bajo perfil. Amigo de Néstor, hombre de confianza de Cristina y al tanto de todo el trazo grueso del gobierno, no será un gesto menor que esté sentado en el Zonda.

Y quedan tres presencias que llamaron la atención, por distintas razones. La de José Manuel De la Sota, el gobernador cordobés, porque es el mandatario peronista más alejado a la Casa Rosada, aunque ahora intenta descontar esa diferencia, desde aquel escándalo cuando puso a una candidata a vicegobernadora identificada con la protesta del campo, De la Sota rema en dirección a Olivos. Tiene relación fluida con Gioja porque el sanjuanino es muy amigo de su ex esposa, Olga Ruitort. Su presencia en el mismo palco con Boudou y Abal Medina servirá seguramente para evaporar aquellas diferencias.

Llama también la atención el gesto político del gobernador puntano, Claudio Poggi, quien ya llegó a la provincia junto a varios ministros y un equipo de intendentes. Se quedarán hasta el sábado a la noche, para el cierre de la fiesta, lo que virtualmente traslada a San Juan la atención política puntana. Poggi es el heredero de los hermanos Rodríguez Saá, quienes lo ungieron para el cargo de gobernador, aunque el nuevo mandatario ya tuvo oportunidad de señalar que quien manda es él. Igualmente, no será la excursión de Poggi una decisión separada de la voluntad del Alberto o el Adolfo, quienes suelen elogiar a Gioja pese a su distancia con los Kirchner. También es cierto que Poggi parece dispuesto a recortar la distancia con la Rosada, y Gioja puede ser la autopista para hacerlo.

Y al final, llama también la atención la anticipación con la que el gobernador mendocino Paco Pérez confirmó su presencia a la noche de cierre de la Fiesta del Sol. Especialmente esta edición, en la que se montará una bodega es escena, el tema será el vino como lo será la semana próxima la Vendimia, y no se podrán evitar las comparaciones. Seguramente, en su provincia no faltará quien lo critique.

Comentarios