El presidente interino

¿Tenés el teléfono de Boudou?

Ya era un hombre fuerte y la licencia de la Presidenta lo convirtió en más fuerte aún. En San Juan, hay muchos que desempolvan viejas agendas para ver si aparece su número. Por Sebastián Saharrea.
domingo, 08 de enero de 2012 · 10:18


Por Sebastián Saharrea

Sólo tres personas en la provincia y nada más tienen acceso directo a Amado Boudou, el hombre que conduce el país desde el 4 de este mes y presumiblemente durante 20 días: el gobernador Gioja, el secretario general Walter Lima y el senador Ruperto Godoy. Si bien el vice tendrá un interinato de bajo perfil y tratando de generar la menor cantidad de olas posible, nadie descuida de que se trata de influencia creciente para CFK. Y será en estos días el hombre de la lapicera, de acciones invisible en medio de la gran maraña del gobierno nacional, pero gravitantes para San Juan.

José Luis Gioja lo conoció de manera indirecta y por motivos futbolísticos. Fue en 2007, cuando Boudou era un joven entusiasta que secundaba en el Anses a Sergio Massa, el actual intendente de Tigre. Eran un tándem mirado con cierto recelo en el kirchnerismo por su procedencia acomodada, pero ambos se hacían notar: alto perfil, jóvenes de buen aspecto, siempre sonrientes y bien vestidos, y al mando de una administración con recursos y medidas para los jubilados.

Aquella vez jugaba Tigre contra San Martín por el torneo de la B Nacional, la primera vez que ascendió el Verdinegro. Massa es un apasionado por el equipo de su ciudad y hasta era su presidente. Entonces llamó a Gioja para decirle que venía a verlo en directo aquel sábado, y que de paso podían firmar el día un convenio para que la provincia ampliara la moratoria. Era aquel plan que permitió retirarse con un ingreso a los abuelos que reunían la edad pero no los aportes jubilatorios, y que en San Juan dio tan buenos resultados.

Trabajo y fútbol, cartón lleno, pensó Massa. Y así fue. En los días previos, Amado Boudou se encargó de enviar las copias de los acuerdos, y el encargado de hacerlos revisar en la provincia fue el secretario Walter Lima. Se intercambiaron varias correcciones, e incluso hubo una que quedó como recuerdo para el futuro presidente.  Aterrizaron Massa y Boudou en San Juan para firmar el acuerdo y al día siguiente se fueron a ver el partido.

Con el tiempo, Massa y Boudou se distanciaron. El primero fue designado jefe de Gabinete tras la salida de Alberto Fernández, pero con los cruces con Clarín y su aparición estelar en los Wikileaks cayó en desgracia para el kirchnerismo, a pesar de haber renovado en octubre su intrendencia en la boleta del Frente para la Victoria.

Boudou heredó el cargo en el Anses cuando Massa se fue. Los separó también el perfil dentro del gobierno nacional: Massa, más crítico, Boudou más leal. A tal punto que llegó a Ministro de Economía y consiguió lo que nadie pudo en el mundo K: dejar a un hombre suyo, Hernán Lorenzino, en el sillón que dejó para ir de vice. También heredó los contactos cosechados en los tiempos de tándem con Massa, como los de Gioja y Lima, que quedó con diálogo abierto desde aquellos tiempos.

El caso de Ruperto Godoy es mucho más reciente. Se habían conocido en varios actos en la Rosada y en contactos aislados, hasta que Godoy resultó electo en octubre pasado como Senador. Allí cayó bajo el radar del vicepresidente, que preside el Senado y tiene un gran interés por armar en la Cámara Alta un grupo de leales que defiendan los proyectos del oficialismo, aunque en los próximos dos años tendrán una mayoría cómoda.

Se reunieron desde entonces varias veces. Godoy integra el selecto grupo de senadores que formará parte del núcleo duro kirchnerista en el Senado junto a Pichetto, Filmus y Aníbal Fernández, entre otros. Combinaron estrategias para la aprobación a fin del año pasado de las leyes económicas, presupuesto incluído. Y hubo varios almuerzos entre Godoy, algún otro senador, y el operador de Boudou, Juanchi Zabaleta.

De allí surgió la posibilidad de que el presidente vuelva a San Juan próximamente. Se trata de una provincia a la que no vino en campaña como lo hizo guitarra al hombro varias veces en Mendoza. Será en los próximos meses, a un encuentro de la militancia K organizado por Ruperto Godoy. Si es que el jefe del distrito, el gobernador Gioja, da el aval.

Lejos de la oficina de Cobos
-El debut de Boudou como presidente no fue en la Rosada, donde hay una oficina destinada al vice. Ese lugar era ocupado por Cobos, hasta la 125, cuando el ex vice no fue más por Balcarce 50. Desde entonces, el despacho está abandonado. Boudou ocupa una oficina decorada especialmente en el Banco Nación, frente a la Rosada y al Ministerio de Economía.

-Para su desempeño, el kirchnerismo le ha dedicado una custodia especial. Estará dedicada a mirar de reojo que no haya sorpresas en las decisiones. La integran Carlos Zannini, el secretario General de la Presidencia, y el ministro Julio De Vido.

Comentarios