Repercusiones

Los gremialistas durante la destitución ahora lo ven como un ”luchador”

Los representantes de los mismos gremios más detractores que conformaban la Mesa Intersindical en 2002, cuando una denuncia provocó el juicio político que terminó con su destitución, coincidieron en reconocer la figura del ex gobernador como la de “un luchador nato”.
jueves, 26 de enero de 2012 · 12:59
La ex secretaria general de UDAP y actual intendenta de Rivadavia, Ana María López de Herrera, recordó a  Avelín como “un luchador por su pueblo”. “Era una persona con mucha entrega y mucha pasión por su trabajo y esa misma actitud se refleja en sus obras y sus escritos. Lamentablemente no le tocaron los mejores tiempos y tampoco tuvo un equipo que lo acompañara como él necesitaba. Todo pasaba muy rápido en esa época y los que tuvieron que estar a su lado para aconsejarlo, no lo hicieron, no estuvieron a  la altura de los hechos”, aseguró López de Herrera. La ex gremialista también contó que “pese al enfrentamiento de aquellos años, cuando volvimos a cruzarnos, siempre estuvo el respeto y el diálogo por encima de todo”.

Hugo Leglise, secretario general de ATE, señaló que “Avelín fue un luchador nato, que peleó a su manera y con su estilo. Nunca vendió sus principios. Fue amigo en las buenas y en las malas de los trabajadores. Con su muerte, la provincia pierde a un digno luchador que siempre nos respetó porque él peleaba frontalmente, como nosotros”. Leglise recordó también el buen humor del ex mandatario, al relatar un encuentro en que el tema central era el pago de los sueldos a los estatales. “Mire que si no paga, le vamos a hacer una olla popular aquí en la Casa de Gobierno, le dijimos. Y él, sin enojarse, me dijo: Bueno, pero hagan locro y no se olviden de invitarme, no sabés lo que me gusta el locro a mí”.

Desde el sector de la Sanidad, Alfredo Duarte lamentó la muerte de Avelín y consideró que no fueron los gremios los que hicieron fracasar su gestión.  “Fue una época difícil para todos, en la provincia y en el país. Los trabajadores reclamábamos, pero él siempre nos respetó. Hay que reconocer su trayectoria y su militancia y su lucha de siempre por querer mejorar la situación de la salud en San Juan”. Duarte consideró que “la gran preocupación de Avelín siempre fue que la gente estuviera bien atendida. “Se ocupaba de que la gente no tuviera que esperar mucho y más de una vez, él mismo le llevaba un té y una tortita a un paciente en la sala de espera. Hacía cosas así”, contó el sindicalista.

Comentarios