¿te acordás?

El día que Avelín le dijo a Cavallo que era un “cachafaz”

El calificativo de “cachafaz” con que Alfredo Avelín calificó a Domingo Cavallo, en 2001, fue motivo de una nota al ex gobernador por parte de un matutino porteño. La apelación fue motivo de extrañeza y provocó una situación que, si no hubiera sido por los trágicos momentos de la provincia, hubiera sido risueña. Leé la nota.
jueves, 26 de enero de 2012 · 12:12

AVELIN, EL GOBERNADOR DE SAN JUAN QUE SE PELEO CON CAVALLO

Un “cachafaz” en el ministerio

El gobernador, de la Alianza, opinó que el Presidente “es un hombre bueno”, pero que que “serviría más para la función legislativa”.


Por Romina Calderaro

 “Vea, usted es un caradura. Es un cachafaz. Es el jefe de la mafia. Usted es el culpable de todas las desgracias económicas del país y ahora viene a ser redentor”, le dijo el domingo el gobernador de San Juan, Alfredo Avelín, al ministro de Economía, Domingo Cavallo, quien se fue de la reunión enojado. Quién sabe si se animó a decirlo porque a los 74 años ya no se juega su futuro político, o porque es el jefe de un partido provincial –Cruzada Renovadora– o simplemente porque, como él dice, nunca oculta lo que piensa. Lejos de arrepentirse, Avelín amplió ayer sus declaraciones y opinó que el presidente Fernando de la Rúa “es un hombre bueno, pero sufre el tema de ser un hombre introvertido, un hombre que está hecho para la función legislativa, no para la ejecutiva”.
–¿Cómo empezó la discusión con Cavallo?
–Yo le dije que el ajuste tenía que ser de arriba para abajo y no de abajo para arriba, que hay que sacarles a las empresas privatizadas lo que han succionado, que hay que revisar las jubilaciones de privilegio. Y él me dijo que yo estaba haciendo un discurso político. Y ahí reaccioné violentamente. Le dije: “Vea, usted es un caradura. Es un cachafaz. Usted es el culpable de todas las desgracias económicas del país y ahora viene a ser redentor. Y le dije que era el jefe de la mafia.
–¿Y él qué hizo?
–Nada. “Me voy porque me ha dicho mafioso”, dijo. “Y lo sostengo nomás, así que vayasé”. Yo siempre estoy convencido de lo que digo. O estamos con la Nación o estamos con los mercados. El se tuvo que ir porque no pudo contestar. Me pareció muy bien que se vaya.
–¿Cómo fue la reacción del resto de los gobernadores?
–De silencio. Serán cuestiones particulares de cada uno, pero yo tengo que decir lo que tengo que decir.
–¿Qué medida hubiera usted implementado para reemplazar el ajuste?
–Yo llamo al pueblo entero y paro todo lo que es drenaje a la deuda externa. Y si no se refinancia, se para. Se va a pagar, pero no ya. No con el hambre y el sufrimiento de la gente.
–¿Usted cree que Domingo Cavallo conoce el sufrimiento de la gente?
–Nooo...no, no. Cavallo es un fiel representante de los mercados y del capitalismo salvaje. El jefe de la mafia del capitalismo salvaje.
–¿Y qué piensa del presidente Fernando de la Rúa?
–El Presidente es un hombre bueno, ¿entiende?. Yo respeto mucho la jerarquía presidencial, pero le falta acción política tremendamente fuerte, ir a la raíz del tema. Porque aquí es cara o cruz: o se está con la Nación o con el mercado.
–Usted es médico, ¿cómo ve la salud del Presidente? Recordará que el ministro de Salud, Héctor Lombardo, dijo que estaba arteriosclerótico.
–Yo creo que el Presidente, más allá de su salud, está para hacer leyes. Porque hay gente que nace para una cosa y gente que nace para otra. Pero es un hombre honesto.
–¿Quién le gusta de los políticos actuales?
–Eso lo dice el pueblo en su momento. Tuve mis referentes en su momento. De Gaulle, internacionalmente. Acá en la Nación, Juan Domingo Perón, Hipólito Yrigoyen y Frondizi. A Illia lo puedo respetar por la austeridad, la decencia que tuvo.
–A usted le gusta el tango, ¿cuál es el tango que a su entender mejor describe este momento de la Argentina?
–”Cambalache”, por eso de que “es lo mismo ser decente que ser traidor”.
–¿Cuántas veces se presentó a una elección?
–Cuatro o cinco veces. Y cada vuelta que perdía trabajaba más por la gente. No es mi objetivo ganar por ganar, sino para concretar lo que pienso y lo que creo.

“Pícaro, sinvergüenza”

“Usted es un cachafaz”, le dijo a Cavallo Avelín. Según el diccionario, cachafaz quiere decir “pícaro, sinvergüenza”. Para el lector común, tal vez no sea una palabra muy de moda por estos días. Pero sí lo es para Avelín, un médico de 74 años que se presentó cinco veces como candidato a gobernador de San Juan. El hombre, hay que decirlo, tiene sus particularidades. Por ejemplo, sigue atendiendo a sus pacientes de toda la vida en la Casa de Gobierno de la provincia, donde tiene una camilla ad hoc. “Los atiendo en cualquier horario y si no les puedo resolver los problemas los derivo. Creo que esa es la profesión que realmente me ha permitido conformar mi propia vida. Por supuesto que no les cobro, lo cual sería una inmoralidad de mi parte”, dijo a Página/12 el hombre que el domingo ofendió a Domingo Cavallo. Respecto del entredicho que mantuvo con Cavallo, Avelín no manifestó el más mínimo arrepentimiento. “Yo me arrepiento de lo que digo sólo cuando me equivoco, no cuando digo la verdad”, dijo el hombre.

(Página 12)

Comentarios