El análisis del día

Con la catapulta, desde San Juan

Por un día, San Juan fue arena política nacional. El ministro Randazzo aprovechó su viaje a la provincia para dinamitar un acercamiento con Moyano. Mirá qué le dijo. Por Sebastián Saharrea
miércoles, 25 de enero de 2012 · 12:35

Dos pájaros de un tiro, eso fue a lo que apuntó Florencio Randazzo en San Juan en una declaración que levantaron todos los medios nacionales el martes. Primero, a Moyano, líder camionero y cegetista en proceso de desvinculación, quien anunció con bombos y platillos que se iba de los cargos partidarios y aún no lo hizo: “El que renuncia, es para irse”, le disparó.

Segundo, a Daniel Scioli, gobernador bonaerense en busca de autonomía: él había sido quien el día anterior le hizo una seña a Moyano para que se quedara, y el gesto de Randazzo fue literalmente desautorizar de cuajo cualquier intento de intermediación en el asunto.

Ocurrió en la conferencia de prensa que el ministro ofreció en la provincia. Allí, una periodista le preguntó por el gesto de Scioli y el ministro aplicó el doble cross al mentón. Preparado o no, tenía claro Randazzo que sería él quien debía plantear la posición oficial y dejar en claro que esa posición no es la de Scioli. ¿El mensaje? La pelea con Moyano irá hasta el fondo si es que hace falta.

Minutos antes, Randazzo había hecho valoraciones gravitantes pero que sólo nos importan a nosotros. Por ejemplo, que para el Estado Nacional el paso por Agua Negra es un compromiso asumido que será cumplido, lo que implica que habrá fondos y agenda política para avanzar este año. Los medios locales reflejamos eso, que no es poco. Los nacionales se quedaron con la crema: una pulseada gobierno-CGT que en San Juan había cobrado un capítulo de más alto voltaje.

Comentarios