lunes 4 de julio 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Causa penal

Una universitaria, la primera acusada por las pintadas del #8M en la Normal Sarmiento

Es una estudiante de sociología que fue indagada este viernes en Tribunales por las pintadas. No quedó detenida.

29 de abril de 2022 - 22:39

Por primera vez, llevan como imputada ante la Justicia a una participante de la gran marcha del #8M por las pintadas en la Escuela Normal Sarmiento. Es una estudiante universitaria que quedó acusada del delito de daño agravado y que fue indagada este viernes en Tribunales. Temiendo que pudiese ser detenida, pidió la eximición de prisión a través de su abogado defensor y se la otorgaron.

En la lista de sospechosas hay cinco mujeres que ya fueron identificadas y son investigadas por la jueza Mabel Moya, del Segundo Juzgado de Instrucción, en el marco de la causa por las pintadas en la conocida escuela céntrica fundada en 1879 y declarada Monumento Histórico Nacional en 1999. La primera joven que pasó por Tribunales fue una estudiante, que se presentó ante la magistrada en compañía de su defensor, el abogado Reinaldo Bedini.

La causa penal se inició al otro día del 8 de marzo último tras la multitudinaria marcha denominada #8M, por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, y que concentró a 25 mil personas -casi la totalidad mujeres- en las calles del centro sanjuanino. Esa misma tarde, un grupo de chicas pintó con aerosoles algunas consignas feministas sobre la fachada del edificio de la Escuela Normal Sarmiento, en las avenidas Alem y Sarmiento.

Las pintadas no cayeron bien y despertó la indignación de las autoridades escolares y del Gobierno. Eso derivó en que la directora de establecimiento realizara una denuncia en la Seccional 3ra, mientras que la Dirección de Patrimonio Histórico de la provincia presentó una segunda denuncia en la fiscalía de turno. La jueza Mabel Moya luego abrió una causa penal y pidió a la Policía que identificara a las posibles autoras de las pintadas.

“No existe constancia o una prueba concreta que diga que ellas pintaron la escuela. No hay un registro fílmico donde se vea concretamente a mi representada realizando esas pintadas. Y hasta no conocer todas las pruebas que existen en su contra, ella no va a declarar”.

“No existe constancia o una prueba concreta que diga que ellas pintaron la escuela. No hay un registro fílmico donde se vea concretamente a mi representada realizando esas pintadas. Y hasta no conocer todas las pruebas que existen en su contra, ella no va a declarar”.
“No existe constancia o una prueba concreta que diga que ellas pintaron la escuela. No hay un registro fílmico donde se vea concretamente a mi representada realizando esas pintadas. Y hasta no conocer todas las pruebas que existen en su contra, ella no va a declarar”.

La fiscal Yanina Galante también solicitó medidas, como los registros de las cámaras de seguridad. Fuentes judiciales aseguraron que, mediante esas imágenes, identificaron a la estudiante y a otras cuatro mujeres. Si bien algunas estaban encapuchadas, los investigadores dijeron que lograron individualizarlas por las prendas de vestir.

El abogado Bedini, el defensor de la joven universitaria, señaló todo lo contrario. “No existe constancia o una prueba concreta que diga que ellas pintaron la escuela. No hay un registro fílmico donde se vea concretamente a mi representada realizando esas pintadas. Y hasta no conocer todas las pruebas que existen en su contra, ella no va a declarar”.

La joven cumplió con la recomendación de su defensor al momento de presentarse ante la jueza Moya. Este viernes en la mañana se presentó a la indagatoria en el Segundo Juzgado de Instrucción por el presunto delito de daño agravado, pero prefirió abstenerse a declarar. Su abogado ya había presentado un pedido de eximición de prisión, por si disponían su detención. La magistrada hizo lugar a esta solicitud y resolvió que continúe en libertad. Ahora falta que comparezcan las otras cuatro mujeres que están bajo sospechas. El delito que se les atribuyen tiene pena de 3 meses a 4 años de prisión.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
capital: iban a hacer un trio pero ella les durmio el celular en la puerta del telo

Las Más Leídas

Capital: iban a hacer un trío pero ella les durmió el celular en la puerta del telo
Imagen ilustrativa. 
Se re pudrió entre un delivery y el dueño de un bar: a las trompadas en pleno centro
(Ilustrativa)
Horror: llegó a su finca en Angaco y encontró al casero muerto

Te Puede Interesar