miércoles 25 de enero 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Cruda versión

La ex mujer del odontólogo Minin aseguró que vivió con un monstruo y que por presiones abandonó la causa

El profesional que saltó a los medios por la estafa a Caja MOB había sido denunciado por violento y abusador, pero la justicia lo absolvió.

Por Redacción Tiempo de San Juan

El 20 de octubre del año pasado, el odontólogo Luis Minin (sospechado por la estafa a la Caja MOB) fue absuelto por la justicia por el beneficio de la duda, después de que su ex mujer lo denunciara por abuso sexual y violencia de género. A pesar de la resolución judicial, la denunciante decidió dar la cara, contar por qué abandonó la causa y detalló cómo fue el calvario que vivió durante 20 años al lado de su marido.

Andrea Rodríguez explicó que, si bien se había conformado como parte querellante en la causa penal contra el dentista y abogado, se bajó de la misma por presiones que sufrió desde el entorno de su ex marido. La mujer aseguró que abogados de renombre la amenazaron y la forzaron a firmar un acuerdo para que desistiera de ser querella en el juicio.

El resto es historia conocida, durante el debate la fiscalía pidió la absolución por no contar con las suficientes pruebas para sostener la acusación y el juez de Garantías, finalmente, lo absolvió de los delitos de amenazas agravadas y abuso sexual en perjuicio de su ex pareja.

Tres meses después de la sentencia que le puso punto fin a la disputa en el fuero penal, Rodríguez manifestó que sintió la necesidad de contar su versión en primera persona, para que otras mujeres no bajen los brazos como sí lo hizo ella.

"Me redactaron una nota para que saliera de la querella y yo la firmé por miedo. Tenía miedo de perder a mis hijos y que a mí me pasara algo, ya que me dijeron que tenían muchos conocidos que habían estado presos", relató la denunciante que insiste con que fue víctima y que su testimonio no bastó para que su agresor fuera tras las rejas.

En todo momento, la mujer que reconoció haber transitado un infierno junto al padre de sus hijos remarcó que a pesar de que tuvo el apoyo de su familia, no contó con la contención de la justicia.

"Todos creen que ir a denunciar a CAVIG es fácil; me pasé un verano haciendo las denuncias, explicándoles a la fiscalía, a los peritos, a todos lo que me pasó, lo que viví. No existe la protección de la mujer porque no te contienen, no te creen. He tenido que desnudar mi cuerpo para que me saquen fotos, es violento todo el proceso", manifestó y agregó: "Además, salís de ahí y te puede pasar cualquier cosa".

La mujer que confesó que todavía duerme bajo llave por temor a que el agresor aparezca y la fuerce a tener relaciones sexuales recordó que se animó a denunciar cuando su cuerpo y su mente dijeron basta. "Estaba muy enferma, tenía infecciones urinarias que provocaban internaciones domiciliarias y las violencias sexuales eran muy agresivas. Ya no aguantaba más", detalló.

Rodríguez señaló que sus hijos adolescentes están manipulados por su padre y que por ello no vive con ella. "Llevamos un año tramitando la tenencia en el Juzgado de Familia (del juez Gustavo Almirón) y todavía no pasa nada. Un día estaban de visita con él y no volvieron más. Ellos prefieren estar con él y no conmigo porque no entienden lo que pasó, no saben lo que pasó y lo que su papá me hizo", indicó y añadió: "Todo lo que yo no tengo, como plata, lo tienen con su padre".

Guillermo Toranzo, abogado de Rodríguez, explicó que el juez de Familia no resolvió tenencia ni tampoco aceptó la situación de hecho que es que los hijos están con el padre y no la madre. "Minin se aprovecha de las inconsistencias del sistema judicial", sostuvo el letrado.

La mujer argumentó que sus hijos están molestos con ella porque denunció a su padre. "Siempre los protegí de que no se enteraran de lo que pasaba en nuestra casa, ninguna madre quiere que sus hijos vean la violencia que yo recibía. Veían la violencia verbal, pero no la física. Me parecía muy fuerte decirles a mis hijos lo que a mí me estaba pasando", confesó.

Lo que inició en el año 2003, según referenció la protagonista de la nota, se convirtió en una pesadilla para ella puesto que dijo descubrir un monstruo. En 2016 tuvieron una primera separación, pero regresaron y luego la situación se ternó peor, acorde manifestó. "Llegué a enfermarme mal de sufrir tanta violencia, desprecio. Estaba muerta en vida. Me levantaba y decía 'sigo viva, por Dios'. Pero me levantaba por mis hijos hasta que un día dije 'ya está, me separo'", detalló.

En la causa que denunció en CAVIG, la mujer contó que Minin no sólo la golpeaba y maltrataba verbalmente, sino que la abusaba sexualmente cada vez que le daba la gana, por lo que rememorando aquellas épocas admitió que le daba lo mismo estar viva o muerta. Además, relató que ella no tenía poder de decisión en nada ya que aunque trabajaba (administradora de inmuebles) no tenía acceso al dinero.

Pese a los intentos del odontólogo por querer continuar con el matrimonio, en los que ofreció dinero a la denunciante para aparentar que seguían juntos, Rodríguez contó que un día se cansó y radicó la denuncia en noviembre de 2021.

No obstante, el proceso judicial tampoco fue sencillo, según contó, ya que en el medio tuvo que lidiar hasta con insólitas recomendaciones de una psicóloga de sus hijos que le habría sugerido retirar la denuncia para que ninguno de ellos sufriera depresión. "En el juicio ella lo reconoció. Me dijo que tuviera en cuenta que todo lo que yo hacía podía generar que mis hijos se suicidaran. Me llamaba para decirme cosas así", aseveró.

Frente a todas las presiones que aseguró tener, explicó que no tuvo más remedio que limitar sus acciones. "Era violencia constante, de la psicóloga, de los abogados, de él mismo. Llegó un momento que mi cabeza explotaba. Entiendo que les pagaba y que todo lo maneja con dinero, por eso están de su lado", analizó.

A la espera de que la Justicia Civil resuelva el divorcio, Rodríguez argumentó que dio a conocer su historia para que su caso no se repita y de alguna manera sirva de ejemplo para otras mujeres en circunstancias similares. "Yo estaba en un lugar del cual no podía salir tan fácilmente, las mujeres no podemos salir fácil cuando estamos tan comprometidas desde lo económico y sentimental. Pero hay que se fuertes", cerró.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
tremendo incendio en capital: ardio una fabrica de camperas

Las Más Leídas

Mirá cuánto pagó una sanjuanina por una limonada en Ullum: El choreo del verano
La Casa de Sarmiento tomará empleados: cuál es el trabajo y cuáles son los requisitos
Un fortísimo viento Sur impactó en San Juan: cómo estará el tiempo este miércoles
Tremendo incendio en Capital: ardió una fábrica de camperas
Morir aplastado por un árbol: un barrio atravesado por el dolor y el espanto

Te Puede Interesar