en caucete

Crudo relato: la joven que denunció la violación de tres sujetos contó cómo fue el ataque

La denunciante confesó que tras la agresión sexual, los detenidos la denigraron e incluso la trataron de loca. Habría pruebas claves para el caso, como el examen del médico legista que constataría el abuso sexual.
martes, 27 de julio de 2021 · 12:36

Después de que trascendiera el caso de la joven de Caucete que denunció a tres sujetos por violación en una habitación de un hotel alojamiento, la presunta víctima contó una cruda versión de los hechos que complica a los detenidos. Según le dijo a Diario de Cuyo, con uno de los involucrados mantuvo relaciones consentidas, pero aseguró que los otros dos la atacaron brutalmente. 

"Con uno tuve sexo consentido, los otros dos se metieron a la pieza y me violaron", sostuvo. 

Sobre el contexto y cómo llegó al albergue transitorio con los hombre de 25 y 26 años, la mujer señaló que habían estado de fiesta y que continuaron con el after en ese lugar. Explicó que con uno de los acompañantes "había pegado buena onda" y que fue él quien le propuso que intimaran, mientras los otros esperaban en el interior del automóvil en el que se trasladaban. La joven peluquera de 27 años aceptó, pero luego manifestó que fue sorprendida. 

"El chico con el que yo pegué onda iba a llevar a sus amigos a sus casas y me iba a dejar a mí al último. En el camino, nos pusimos a joder. Íbamos a comprar más bebidas, pero me propuso ir al hotel y me dijo que los otros se iban a quedar en el auto", detalló.

Acorde al relato, entró al cuarto con su eventual pareja y pasó lo que tenía que pasar. "En la habitación hay una barra, pedimos una cerveza, jodíamos, nos reíamos, estaba todo re bien. Fuimos a la cama con el chico con el que tenía onda, fue todo consentido", recordó. 

Sin embargo, señaló que al rato fue sorprendida por los amigos de su compañero: "Estábamos los dos tapados y cuando miro, estaban los otros dos sin ropa. Ahí empezó la locura. Uno me agarró de las mechas y me obligó a que le hiciera sexo oral mientras el otro se me prendió de atrás, así como si nada". 

Mientras el supuesto amante, aparentemente, no hacía nada para detener la agresión sexual de sus conocidos, la denunciante aseveró que en todo momento se rehusó. "Estaban re locos, no me quiero ni acordar. Nos conocemos, jamás se me cruzó por la cabeza que iban a hacer una locura así, es más, uno de ellos es parte de la familia", agregó. 

Los dos que la forzaron, según su versión, fueron el primo de su marido y un sujeto oriundo de Santiago del Estero. Los tres aprehendidos y que ahora enfrentan cargos por el delito contra la integridad sexual fueron identificados como Gastón Aciar, Fernando Salinas y Claudio Ardiles.  

Después del hecho denunciado, los implicados habrían tratado de convencer a la presunta víctima de que se trató de un juego y de hacerle creer que lo que vivió fue otra cosa: 

"Sinceramente estábamos todos tomados, muy alcoholizados. Agarré mi ropa y les dije que me llevaran a la casa de mi amiga. Ellos me decían que era una broma, que no me enojara, querían hacer como que nada había pasado. Cuando salimos se me burlaban, me decían que era una gorda p... que no podía hacer que se les parara, me denigraban y se reían a carcajadas".

Incluso, la habrían extorsionado para que se mantuviera callada y no dijera nada. Es que la denunciante contó que la amenazaron con decirle a su marido y sus suegros. No obstante, llamó al 911 cuando cargaban gas en una GNC y en ese mismo lugar los tres hombres fueron arrestados.

Tras conocerse el episodio, la joven cuya identidad no se publica para evitar una mayor exposición admitió sufrir consecuencias psicológicas. En esa línea, confesó: "Estoy para la miércoles, no puedo dormir ni comer. Leer los comentarios de la gente me puso re mal, intenté tomar un montón de pastillas y mi marido me frenó".

Si bien este medio intentó confirmar este relato con fuentes judiciales, desde CAVIG -donde investigan el caso- evitaron dar detalles de la instrucción para "cuidar a la víctima, pese a su decisión de salir a hablar". Lo que sí pudieron precisar fueron las pruebas claves con las que cuentan para realizar la acusación, como por ejemplo el informe del médico legista. 

Es que acorde a la versión que ella dio, además de la violación, sufrió lesiones en el cuerpo tras un botellazo que le habrían dado cuando intentó escapar de la habitación. Ese ataque le habría provocado heridas en la boca. También, habría presentado marcas en la espalda y los brazos. 

Comentarios

Otras Noticias