Exclusivo

Conocé a los dos supuestos narcos sanjuaninos detenidos por el secuestro de 800 kg de droga

Uno es de los “Malasuerte” Flores y el otro es conocido como “Ale” Pérez. Este último andaba con libertad condicional. Ambos son señalados como los nexos locales de la banda narco que cayó tras el secuestro de un cargamento de droga en Formosa.
jueves, 22 de julio de 2021 · 23:17

Los dos supuestos narcos sanjuaninos que cayeron presos tras el megaoperativo por el secuestro de 800 kilos de droga en Formosa, son dos viejos conocidos de la Policía provincial. Uno es de los hermanos apodados “Malasuerte” Flores y el otro es el “Ale” Pérez, quien actualmente se encuentra con libertad condicional. Para la Justicia Federal, son el nexo local y parte de la banda que distribuía marihuana en distintos puntos del país.

El secuestro del camión con esos 800 kilos de marihuana en una ruta de Formosa fue el resultado de una investigación de los policías de la Delegación San Juan de la Policía Federal, bajo directivas del juez federal Leopoldo Rago Gallo. Hubo hasta escuchas telefónicas, de ahí se desprendió la pesquisa y los seguimientos que terminaron el lunes último, con el secuestro del cargamento de droga y la detención de seis sujetos. Entre ellos, dos sanjuaninos.

Ahora se conocieron sus nombres. Uno es Mauricio Alejandro “Licho” Flores, el mayor de los hermanos “Malasuerte” Flores del barrio Teniente Silva, en Rawson. El otro capturado es Alejandro Miguel Pérez, apodado “Ale”, de Villa Lourdes en Rivadavia y ligado a la barra de Sportivo Desamparados. Los dos están alojados en los calabozos de la Delegación San Juan de la Policía Federal y ya tienen abogados: Fernando Bonomo asumió la defensa de Flores y Marcelo Antonio Abarca Gómez la de Pérez, confirmaron fuentes judiciales.

Los reconocidos abogados están a la espera de la indagatoria para conocer las pruebas que hay contra el “Licho” Flores y el “Ale” Pérez. Fuentes del caso revelaron que no se les secuestró droga, pero existen escuchas telefónicas que los vinculan con el resto de la banda narco de origen cordobesa.

Mauricio “Licho” Flores carga con antecedentes por robos, de ataque tipos “escruches” –en viviendas en ausencia de los moradores- y de la modalidad “abreautos”, explicaron fuentes policiales y judiciales. Pasó por el penal de Chimbas, pero hace años que no tiene ingreso. El apodo “Malasuerte” viene de su padre, Esteban Flores, quien cada vez que lo atrapaban por algún ilícito repetía: “¡Qué mala suerte!”, contaron experimentados investigadores. Algunos de sus hermanos también cuentan con antecedentes penales por delitos contra la propiedad.

El caso de Alejandro Miguel “Ale” Pérez, es parecido. Alguna vez jugó en Sportivo Desamparados, pero ahora es parte de la barra, contaron. Al igual que Flores, tiene más de 40 años. Lo conocen como asaltante, también como “abreautos” y “escruchante”, según la Policía. Fuentes judiciales confirmaron que su última caída fue en octubre de 2014 por el delito de robo agravado por el uso de arma. Por ese hecho fue condenado a 8 años de prisión. En teoría, cumple la condena el 25 de octubre de 2022. Sin embargo, desde marzo de 2020 estaba gozando de libertad condicional.

Comentarios