En Santa Lucía

Detienen a empresario de la carne por la supuesta violación de su ex pareja

Es el dueño de una cadena de carnicerías en Chimbas. Lo acusan de atacarla y someterla tras una discusión. También le imputan los delitos de daño y de tenencia ilegal de armas.
lunes, 12 de abril de 2021 · 21:57

Un empresario dueño de una cadena de carnicerías fue detenido y acusado de violar a su pareja, provocar daños en su vivienda y por tenencia ilegal de armas. Él sostiene que nunca la atacó ni la agredió sexualmente. Una juez de garantías dispuso su prisión preventiva durante 20 días mientras investigan el confuso episodio vivido en Santa Lucía.

El ahora imputado es un muchacho de 32 años –no se lo idéntica para preservar a la víctima- que es técnico en refrigeración y propietario de tres carnicerías en el Gran San Juan. Su ex novia o pareja lo denunció el 8 de este mes después de que éste, supuestamente, intentara entrar a la fuerza a su casa y rompiera una ventana.

En esa denuncia, la mujer también aseguró que tenía miedo y que el empresario la había violado el 3 de este mes. Sobre esto último contó que aquel día, en horas de la madrugada, discutieron porque ella estaba respondiendo un mensaje en la cama. Que el hombre se molestó, la insultó y la denigró y que ahí la tomó por la fuerza y la sometió sexualmente en su habitación.

La chica agregó que luego no volvió a ver al hombre, hasta que regresó el día 8 e intentó entrar por la fuerza a la vivienda. Además, dijo que tenía temor y señaló que el hombre guardaba armas en su domicilio, ubicado en otra zona de Santa Lucía. A raíz de las graves denuncias, el fiscal Juan Manuel Gálvez de la Unidad Fiscal de Investigaciones del CAVIG pidió su detención. El sábado último, la Policía apresó al empresario en su casa y secuestraron armas largas y municiones. Fuentes judiciales señalaron que esta persona fue sometió a un proceso penal en Flagrancia y obtuvo la probatión por 1 año en una causa por tenencias de armas.

Este lunes se realizó la audiencia de formalización en tribunales y el fiscal Gálvez pidió que imputen al empresario por los delitos abuso sexual con acceso carnal, daños y tenencia de armas. Como pruebas presentó la denuncia de la víctima, el informe psicológico, la lista de elementos secuestrados en el allanamiento, planilla prontuarial y, además, sostuvo que la mujer estaba siendo presionada por la familia del hombre para que desistiera de la denuncia. Así fue que pidió la prisión preventiva del imputado por 90 días para la investigación penal preparatoria.

Los abogados César Jofré y Gustavo de la Fuente se opusieron a la detención. En la misma audiencia, declaró el empresario acusado. Aseguró que estuvo con la mujer la madrugada del 3 de este mes y que mantuvieron relaciones sexuales, pero no hubo discusiones y pelea. Relató que, incluso, al otro día fueron al dique y compartieron el día con diez personas que son testigos de que estaban bien. Y que los días siguientes salieron a comer y todo estaba bien. Por otro lado, dijo que eran parejas y compartían esa casa, que él corría con todos los gastos y mantenía a los hijos de la mujer y que no entiende por qué le pidió que abandonara la casa en los días posteriores. Negó haber roto una ventana, dijo que todas las ventanas estaban dañadas. Y que las armas que secuestraron en su domicilio pertenecen a su padre y posee la documentación de las mismas. “Estoy destruido”, alegó el hombre

Tanto de De la Fuente como Jofré sostuvieron que no era necesaria la prisión preventiva y ofrecieron caución juratoria o de un bien u otra medida, como la pulsera electrónica, con tal de que goce de la excarcelación mientras se investiga el caso. Solicitaron que prime el principio de la inocencia y de la duda en favor del imputado. Remarcaron, además, que no existe un informe médico que acredite las lesiones de la supuesta violación y con la sola denuncia no es suficiente para mandar a detener a una persona.

El fiscal volvió a arremeter y dijo que se está tratando de culpar a la víctima con esos argumentos. La jueza de control y garantías Celia Leonor Maldonado finalmente resolvió dictar la prisión preventiva contra el empresario por 20 días y para la investigación penal preparatoria, también remarcó que existen riesgos que el imputado o sus allegados entorpezcan en la causa presionando a la víctima. Fue así que el hombre continuara alojado en una sede policial mientras avanza el caso.

Comentarios

Otras Noticias