lunes 16 de mayo 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
análisis de especialistas

El presunto asesino del policía, ¿estaba fingiendo en la audiencia o realmente estaba shockeado?

El domingo pasado el presunto autor del crimen tardaba en responder; se lo veía desorbitado y entre sollozos decía que "no daba más". El magistrado suspendió la audiencia para que al imputado se le haga un examen psicológico y psiquiátrico. ¿Acting o realidad? opinan expertos.

Por Redacción Tiempo de San Juan 23 de marzo de 2021 - 08:16

El domingo pasado Diego Roberto Espejo (28), único imputado por el crimen del policía en Chimbas, se presentó ante el juez de la Sala VI para la formalización de la causa. Pero el magistrado Matías Parrón decidió dar por suspendida la audiencia y ordenar un examen psicológico y psiquiátrico, por el estado de desconcierto y nerviosismo que presentaba aparentemente Espejo. 

Según quedó comprobado en los videos exclusivos de Tiempo de San Juan, desde minutos antes de que empiece la audiencia, Espejo mostró signos de que no estaba en su juicio, ya que miraba toda la sala sin saber qué hacía ahí. Se tocaba las esposas y miraba a cada uno de los presentes con ojos perdidos. 

El juez Parrón le preguntaba siempre si entendía las preguntas que él le hacía y siempre tardaba en responder; hasta cuando el magistrado le preguntó sobre su DNI, el acusado solo alcanzó a decir los primeros tres números. Y entre sollozos decía que "no daba más".

Luego el abogado del acusado, Gustavo de La Fuente, solicitó que se suspenda la audiencia y el juez dio lugar. Cabe destacar que en el lugar también se presentó el doctor Cerdera, que es médico clínico de guardia y dijo que el imputado no podía estar presente en las condiciones que se encontraba. Así mismo el fiscal coordinador, Adrián Riveros, y el fiscal de la causa, Francisco Micheltorena estuvieron en desacuerdo al pedido del abogado defensor en todo momento y dieron a conocer el examen psiquiátrico que ya se le había hecho a Espejo. Este examen decía que el imputado se encuentra con juicio normal, bien mentalmente, y que comprende la criminalidad del hecho. También manifiesta, que no declaró ideas delirantes y tiene discurso coherente, sin trastornos; y que solo presentó conducta de angustia.

Sin embargo el escenario que mostró Espejo fue el siguiente: 

 

¿"Acting" o realidad? 

El médico psiquiatra Sebastián Varea (matrícula es MP3676 ME59), analizó los registros audiovisuales difundidos por este diario en la pasada audiencia y dijo que "a simple vista se lo nota perdido al acusado, pero cuando le preguntan quién lo defiende ubica visualmente al abogado y dice el nombre". Y explica que "si estás en estado de shock, como supuestamente estaba este hombre,  la memoria de corto plazo (lo reciente) está totalmente comprometida, no así la de largo plazo. Por eso no entiendo porque se olvida del lugar donde trabaja, o del nombre del padre y si se acuerda del abogado que lo conoció hace tres días".

"De todas maneras hay que evaluarlo personalmente, pero me parece raro que en un supuesto estado de shock asimile algunas cosas y otras no. Eso no es normal cuando realmente se encuentra en ese estado de conmoción, porque cuando uno está sobresaltado la función ejecutiva no funciona bien para nada, no hay una distinción de si me acuerdo de algo y no de lo otro, salvo que se trate de cuestiones del pasado, pero en lo inmediato es así para todo", argumenta.

Y concluye que "las funciones del cerebro parecen indicar que están bien si solo analizamos esos videos, lo otro es fácil de simular y difícil comprobar. Por eso me resulta raro cuando reconoce a su abogado, ahí creo que pisó el palito".

Para el psicólogo Santiago Salinas, el asunto todavía merece su analisis: "Atravesar un shock emocional limita en la persona la facultad de poder hacer frente a las emociones que siente quedando la mente bloqueada en consecuencia. Generalmente o se presenta un embotamiento afectivo y la perdida de las habilidades cognitivas, como tambien puede aparecer una reaccion histerica que sumerja al sujeto en un mutismo deliberado. Lo manifestado dependera de la estructura de personalidad del implicado, de la magnitud de la experiencia traumatica vivida, de su nivel autoestimativo, y del valor personal otorgado al tipo de acontecimiento traumatico vivido. Todas las reacciones conductuales visibilizadas evidencian que el trauma aun no se ha terminado de procesar, pero que por ello no disminuye la consciencia responsable que experimenta del accionar delictivo protagonizado, y que en definitiva es la que lo lleva a sumirse en dicha angustia"

El caso
Espejo está acusado de asesinar a balazos a su pareja, Oscar Mura, en el departamento que ambos convivían ubicado en por calle Eliseo Quiroga, en el departamento Chimbas. Según la prueba de fiscalía, quedó acreditado que el hecho pasó aproximadamente a las 3:08 de la madrugada del viernes. Se dejó en constancia, que un operador del CISEM recibió un llamado, expresando lo que ocurría en el barrio Sarmiento.
En un primer momento se presentaron dos policías, oficial Castro y el cabo Marcelo Guerra. La esposa del dueño del lugar, Daniela S. los recibió, le explicó lo que había sentido en el fondo de la propiedad (donde hay varios departamentos) y estos fueron a ver. Ahí es donde se encontraron con el oficial ayudante Mura muerto y al lado su pareja, el señor Roberto Espejo.
Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial 

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
uno de los camarografos de espn que se accidento en san juan esta muy grave

Las Más Leídas

Colectivo se incrustó en un negocio en Capital y dejó 9 heridos: dos embarazadas entre ellos
Habló el comisario sobre el colectivo incrustado en Capital: hicieron prueba de alcoholemia al chofer video
El picante descuido de Jésica Cirio llenó de memes Twitter
Toda la familia Salas. video
Dos camarógrafos de ESPN sufrieron un tremendo accidente en Punta Negra

Te Puede Interesar