Hace tres años atrás

El día que la barbarie se desató en Chimbas por una insólita tragedia

Un pitbull atacó a un joven y producto de las heridas que le causó lo mató. Sus familiares asesinaron a golpes al animal.
viernes, 28 de agosto de 2020 · 07:12

Un 28 de agosto pero de 2017, la noticia despertaba la conmoción de los sanjuaninos después de que un perro de raza pitbull atacara a un joven en Chimbas y producto de las heridas que le causó le provocó la muerte. Sin embargo ese no sería el único hecho que se desencadenaría, ya que horas más tarde de lo sucedido, allegados de la víctima tomaron justicia por mano propia con el animal y lo asesinaron a golpes. 

Todo ocurrió en una humilde vivienda de la zona de Ruta 40 y Oro, cuando Enzo Páez, de 19 años, regresó a su casa. Tras ser sorprendido por su perro, sufrió un ataque de epilepsia. Su cuerpo se desplomó en el suelo y las convulsiones resultaron una amenaza para el animal, que lo mordió y lo sujetó del cuello. 

Al advertir el feroz ataque, los familiares del muchacho -desesperados por la situación y la sangrienta escena- intentaron separarlos y cuando lo lograron se dirigieron con urgencia hasta el hospital. Pese a los esfuerzos para auxiliarlo, el chico no resistió y perdió la vida camino al nosocomio. El animal le había destrozado el cuello y la cantidad de sangre que perdió le ocasionaron la muerte.

Ante semejante cuadro y luego de conocer el trágico desenlace, parte del entorno del fallecido se acercó hasta el lugar de los hechos y sin medir consecuencias descargaron su furia contra el perro, a quien acorralaron y terminaron con su vida.

El jefe de la Comisaría 17 que intervino tras la barbarie afirmó que "lo llevaron hasta un lugar donde no podía escapar y lo mataron a golpes". 

Los salvajes episodios ocurrieron durante el mediodía y la siesta del domingo 27 de agosto, aunque trascendieron un día después cuando la madre del joven fallecido contó detalles del insólito suceso que les sacudió la vida. 

Sandra Riveros rompió el silencio tras la muerte de su hijo y aseguró que la reacción del animal los tomó por sorpresa a todos. Según dijo, era la mascota de la familia, era cariñoso y compañero y jamás había tenido una conducta violenta hasta ese día. 

Con el dolor de haber perdido al mayor de sus ocho hijos, la mujer que no encontraba consuelo aconsejó que la gente no tenga ese tipo de raza. 
“No sabemos cómo explicar lo que pasó, fue una locura. El perro lo atacó, no se si lo desconoció, no se lo que pasó. Le recomiendo a la gente que no tenga esos perros, se pueden evitar muchas cosas”, sostuvo.

Enzo trabajaba en un taller mecánico junto a su padre y ese día encontró la muerte de la forma más insólita e inesperada, de la misma manera en que actuaron sus cercanos con una criatura que nunca entendió lo que realmente sucedió.

Comentarios