La trama completa

Un tribunal superior revocó un fallo de Flagrancia y condenó a un violento por someter a su pareja

La víctima no denunció nunca el hecho. El Ministerio Público Fiscal con todas las pruebas actuó de oficio y abrió una causa contra este sujeto que tiene varios antecedentes de violencia. El desgarrador llamado de la una nena de 9 años al 911 fue la prueba clave del calvario que esta mujer vivía día a día.
martes, 23 de junio de 2020 · 15:41

El pasado 1 de mayo, un llamado de una nena de 9 años se registró en el 911, explicando entre lágrimas que su mamá estaba siendo brutalmente golpeada por su pareja. Pidió por favor que vayan ayudarla y les dijo que vivía en el barrio Huarpes, de Pocito. La Policía fue al lugar y detuvo a este sujeto, identificado como Gustavo Sergio Carrizo (30). La presunta víctima fue enviada a la Comisaría de la Mujer y ella no hizo la denuncia contra su novio, que según fuentes había conocido en el penal de Chimbas.

Al no haber una denuncia formal, el hecho se iba a olvidar y el presunto golpeador no iba a ser juzgado. El legajo llegó a manos de la UFI N°2 de Iván Grassi y con todas las pruebas del hecho, acudió al Artículo 72, inciso 2 del Código Penal y abrió una causa contra Carrizo, por lesiones leves agravadas por ser en contexto de violencia de género.

Fiscal Iván Grassi

En los primeros días de mayo, el Ministerio Público Fiscal y la defensa del acusado no llegaron a un acuerdo por un abreviado y la causa pasó a juicio común. A mediados de mayo se empezó a llevar a cabo el juicio, el Ministerio Público Fiscal mostró todas las pruebas que tenía contra Carrizo, porque tiene antecedentes de violencia de género, cuenta con una condena, y según su informe psicológico tiene una personalidad violenta. Además el médico legista constató las lesiones de la mujer, mientas que su informe psíquico y psicológico confirmó que era una mujer víctima de actos de violencia.

Pero eso no fue todo, el llamado de la pequeña de 9 años e hija de la víctima, también se lo tomó como una prueba. En el audio que fue otorgado por el CISEM, deja en claro que la pequeña -aunque no haya sido un testigo ocular-, escuchó los gritos y llantos de su mamá al ser golpeada por este hombre.

En la causa llegó el momento de interrogar a la presunta víctima, la cual ella dijo que su concubino no la golpeó y que ella sola se hizo esas lesiones en el cuerpo.

Juez Carlos Lima

En los alegatos, fiscalía, a pesar que la presunta damnificada haya negado los hechos, solicitó condenar a Carrizo a la pena de 2 años y 2 meses de prisión efectiva y declaración de reincidencia por cometer delitos similares. Mientras que la defensa pidió la absolución.

Tras un cuarto intermedio el juez Carlos Lima, absolvió a Carrizo por considerar válida la declaración de la víctima que sería la propia responsable de dichas lesiones.

Con esta resolución, el Ministerio Público Fiscal apeló el fallo y pidió que se revea la causa para que sea analizada con una perspectiva de género. La causa pasó al Tribunal de Apelaciones. La causa fue estudiada por la magistrada Silvina Rosso de Balanza, y este lunes se dio a conocer el fallo. Esta decidió revocar la absolución impuesta por el juez Lima y condenó a Gustavo Sergio Carrizo a 2 años y 2 meses de prisión efectiva y reincidencia -no podrá gozar de ningún beneficio-, por el delito de lesiones leves agravadas por el vínculo y por ser en contexto de violencia de género e infracción al Artículo 205 del C.P. en prejuicio de la salud pública.

Jueza Silvina Rosso de Balanza

¿Qué pruebas tomó la jueza Rosso de Balanza para revocar esta condena?

La jueza consideró que: “(…) esta Sala discrepa con las consideraciones efectuadas por el magistrado y estima que le asiste razón a la fiscalía en cuanto a que resulta imperioso que el caso sea evaluado desde una perspectiva de género”.

“Teniendo en cuenta que el hecho juzgado tiene como damnificada a una mujer, víctima de violencia de género y doméstica, debe incorporarse la “perspectiva de género” como pauta hermenéutica constitucional y como principio rector para la solución de este tipo de casos”.

“Esta Sala considera que existe la certeza requerida para el dictado de sentencia condenatoria contra Carrizo, acerca del modo que ocurrió el hecho y su autoría y responsabilidad en el mismo”.

“Asimismo conforme al art. 532 de la Ley 1851-O y en virtud de no ser necesario el reenvió a fin de realizar un nuevo juicio, se resuelve condenar a Gustavo Sergio Carrizo como autor responsable del delito de lesiones leves agravadas por el vínculo y en contexto de violencia de género e infracción al Art. 205 del Código Penal”.

Comentarios