Peligroso ataque

Parejita atacó a cuchillazos a su vecino y ahora los condenaron a prisión: ella la cumplirá en su casa

El hermano del sentenciado hizo todo lo que pudo para que se detengan, pero estos hicieron caso omiso y atacaron ensañadamente a su víctima.
viernes, 29 de mayo de 2020 · 09:10

La pesadilla que vivió un señor el pasado 24 de mayo fue brutal. Fue asaltado por sus propios vecinos en la puerta de su casa, uno de ellos con un arma blanca. Estos estaban ensañados, el señor hizo lo que pudo para escapar pero no lo logró. Llegó a tal extremo que hasta el hermano del atacante no pudo sacar a su hermano de la situación.

Pero en ese momento apareció el hijo del damnificado y tras una breve pelea, la pareja quedó atrapada. La policía llegó unos minutos después y los detuvo.

Así quedó la víctima

Después de varios días esperando ser enjuiciados, este último jueves por la tarde se desarrolló en el Fuero de Flagrancia la audiencia contra Walter Oyola y Dayana Escobar, la cual ambos aceptaron ir a juicio abreviado.

Luego de un acuerdo del fiscal Ivan Grassi y la defensa oficial de los imputados, se condenó a Oyola a cumplir 5 años de prisión efectiva, más reincidencia. Mientras que con Escobar, a la pena de 3 años y 4 meses de prisión efectiva, pero con la salvedad que se le concedió la prisión domiciliaria, porque debe hacerse cargo de su hijo de 5 años.

¿Cómo fue el hecho?

Pasadas las 22 horas del 24 de mayo, un señor se encontraba conversando con una vecina en la vereda de su domicilio, y de la nada fue abordado por Oyola (quien vive frente al domicilio de Marín) y su novia (Escobar). Oyola en el acto esgrimió una navaja y le dijo que le entregue plata.

La vecina, asustada, se fue corriendo e ingresó a su domicilio. Pero la pareja forcejeó con Marín (le rompen los bolsillos de un chaleco) y lo obligaron a ingresar a su domicilio amenazándolo con el arma.

Navaja que utilizaron los asaltantes

Marín trató de zafarse, logró cerrar un portón de chapa, pero Oyola y Escobar lo abrieron a la fuerza. Continuaron avanzando y llegaron hasta la puerta de ingreso a la cocina, allí le vuelven a decir a Marín que les diera la plata.

Todo esta escena la vio el el hermano de Oyola, quien fue a ayudar a su vecino Marín; trató de hacer entrar en razón a su hermano para que ya dejara en paz a su víctima, pero no consiguió. Por esta actitud, le avisó al hijo del damnificado (quien vive en una dependencia separada al fondo de la propiedad) lo que estaba ocurriendo, este rápidamente fue y comenzó a pelear con la pareja de agresores, y a los pocos minutos llegan al lugar familiares de la víctima y efectivos policiales, que logran aprehender a Oyola y Escobar.

Comentarios