Presunto intento de estafa

Después de 3 días, liberan a la mujer que intentó llevarse joyas por más de $1 millón

La jueza del caso lo dispuso en razón de que el delito que le imputa permite la excarcelación, mientras tanto la causa continúa. Su pareja, que es abogado, presentó un certificado médico que no está bien de salud.
jueves, 3 de diciembre de 2020 · 07:04

Después de pasar 3 días presa, recuperó la libertad la mujer sospechada de intentar cometer una estafa por más de 1 millón de pesos en joyas contra la joyería de un centro comercial sanjuanino. Lo dispuso la jueza del caso teniendo en cuenta que la sospechosa no posee antecedentes penales y la escala penal del delito que se le imputa, permite la excarcelación, revelaron fuentes del caso. Su liberación se concretó este miércoles.

En la Policía sólo la identificaron como de apellido Pereira. Tiene 50 años y es concubina de un conocido abogado del fuero local, explicaron. Está imputada del delito de tentativa de estafa, señalaron, y el caso es investigado en el Primer Juzgado de Instrucción. Su pareja habría presentado un certificado médico que expresa que la mujer está medicada y sufre problemas psiquiátricos, contó un allegado al caso. Ante esto, desde el juzgado ordenaron que sea sometida a exámenes para saber si está en su sano juicio o es inimputable.

La denuncia señala que, el domingo último en horas de la tarde, Pereira fue al local de la joyería Luis Pitté y le dijo a la empleada que quería comprar unas alhajas. Así fue que eligió cadenas, anillos, pulseras y otras piezas de oro 18 kilates, además de relojes, por un monto de 1.000.090 pesos. Después separó otras piezas hasta la cuenta llegó a 1.600.000 pesos, según explicaron en el propio negocio. Era una suma muy elevada. Esto llamó la atención a la empleada, que se contactó con la dueña del negocio y le contó sobre la compra que pretendía hacer una clienta.

La dueña de la joyería fue al local y habló con la clienta, que le comentó que un amigo suyo iba a pagar todo. Pero le aseguró que pagaría a través de una transferencia bancaria. A los minutos le mostró su celular para exhibirle el supuesto comprobante del pago, hecho a través de una transferencia bancaria desde Córdoba, explicaron las fuentes.

La comerciante miró bien el comprobante y detectó que parecía adulterado, incluso figuraba con fecha del sábado. Además, se fijó en su cuenta bancaria a través de home banking y no registraba ningún ingreso de dinero. Frente a esto, no quiso entregarle las joyas y los relojes. La clienta habló por celular a su amigo y le pasó el teléfono a la dueña de la joyería, quien mantuvo una breve charla con ese hombre, de acuerdo a la denuncia. Esa persona le comentó que la transferencia estaba hecha y que podía haber una demora o, a lo sumo, iban a acreditarle el dinero el lunes.

Esto último no convenció a la propietaria, que insistió en que no podía entregar los productos sino se acreditaba el pago. La clienta dijo que se daba una vuelta por el centro comercial hasta que se efectivizara la transferencia y se fue, a todo eso llamaron a la Policía. Minutos más tarde detuvieron a la mujer y la llevaron a la Central de Policía.

El marido habría dicho que no está en su sano juicio y tiene problemas psiquiátricos, pero en el negocio aseguraron que la mujer se veía muy bien. Además, lo que genera más sospecha es quién es el hombre que habló por celular con la dueña de la joyería y que le aseguró que hizo la transferencia millonaria de dinero, cuando no era así.

Comentarios