Tremendo asalto

Los detalles del robo a la prepaga capitalina: el ladrón robó $200.000; ¿hubo un entregador?

El hecho ocurrió sobre las 18 de este lunes. La empleada se había quedado unos minutos más para terminar con algunos trámites administrativos.
lunes, 26 de agosto de 2019 · 21:10

Un tremendo asalto le tocó vivir a una empleada de la prepaga Red de Seguro Médico S. R. L., ubicada por Av. Libertador, entre calles Salta y España, en Capital. La mujer víctima, identificada como Patricia Cámpora (44), entra a las 8 y sale a las 17:30 de su trabajo. Justo este lunes se había quedado unos minutos más para terminar con unos trámites administrativos.

Sobre las 18, un delincuente observó que esa empleada se encontraba sola en la prepaga y decidió ingresar para robarse todo lo que había en una caja fuerte. Según lo identificó la mujer, el delincuente vestía todo de negro y también llevaba un casco puesto. Ingresó y la empleada le dijo que el local ya había cerrado.

El lugar del hecho.

Nada de eso lo detuvo. El malviviente cruzó el mostrador, le dio varios golpes de puño a la víctima y la llevó obligada hacia una caja fuerte. La mujer la abrió y adentro había alrededor de $200.000 entre dinero en efectivo y cheques (no supieron establecer qué cantidad había en dinero y cuánto en cheques).

Tras hacerse con el gran botín, el ladrón habría escapado del lugar en una moto. Aún no pudieron determinar si el hombre estaba acompañado de un cómplice que lo esperaba en el rodado o si llevó a cabo el accionar delictivo en soledad. Según los efectivos, las cámaras de seguridad no muestran que el delincuente estuviese armado. De todas formas, las imágenes serán fundamentales para determinar quién realizó semejante asalto.

La empleada saliendo del lugar tras el hecho.

La mujer quedó en shock y llorando luego del hecho. Fue atendida en el lugar de trabajo por personal médico. Tras realizar todas las pericias correspondiente el personal policial de la Comisaría Primera, la mujer se fue de la prepaga rumbo a su hogar, en un evidente estado de nerviosismo.

Los uniformados investigan si hubo un entregador en el asalto ya que casualmente el hecho ocurrió en momentos en que la empleada administrativa se encontraba en soledad. De hecho, fuentes policiales afirmaron que el delincuente tenía el dato de que en ese lugar guardaban una importante suma de dinero.

Comentarios