en médano de oro

El hogar de la nena violada y embarazada ya no existe: destrozaron su ranchito y fue tomado por ocupas

Con la madre y el padrastro presos por el abuso sexual a la menor que se le practicó un aborto legal, la casa donde vivían quedó abandonada. Si la mujer es excarcelada, ¿a dónde irá a parar?
lunes, 29 de abril de 2019 · 10:40

A un mes del destape del aberrante caso de la nena violada y embarazada, a la que se le practicó un aborto legal tras la intervención de la Justicia -por lo que su madre y su padrastro quedaron detenidos-, el ranchito donde también vivían la niña de 11 años y su hermanita -que permanecen en un hogar de tránsito- quedó abandonado y esa fue la oportunidad para que el peso de la 'ley ocupa' se adueñe del lugar. Ahora, con la inminente excarcelación de la mujer ¿a dónde irá a parar?

Es que a los días de las detenciones del hombre acusado de violación y de la madre de la criatura, bajo sospecha de complicidad en ese entonces, la casita de barro y caña donde vivían -situada en el asentamiento Cristo Pobre, en Médano de Oro, Rawson- quedó desprotegida y algunos 'vivos' aprovecharon la ocasión para adueñarse de las pocas pertenencias que la familia tenía y el resto lo destruyeron por completo.

Según apuntaron allegados, los destrozos fueron provocados porque los vecinos de la zona no quieren que gente ajena, que no es del lugar, se instale como así también por miedo a que el ranchito se convierta en un aguantadero de delincuentes. Pero la situación no quedó ahí, sino que después -con el correr de los días- se establecieron nuevas personas, aunque esta vez con el 'permiso' de los vecinos, pues son conocidos. 

Una nueva casita, construida con los mismo materiales, se instaló. Tiempo de San Juan llegó al lugar y recorrió el espacio, totalmente cambiado y donde ahora hay hasta una huerta. El ocupa, identificado con el apellido Aballay, explicó que "así funcionan las cosas por acá". El joven de 18 años hizo su propia piecita, la que ocupará su hermana embarazada en la brevedad, según contó. 

El conflicto de intereses surge ahora con la pronta liberación de A.M, quien sería excarcelada porque el delito que se le imputó es el de abandono de persona, menor a lo que se sospechaba. Sin embargo, lo que no se sabe es que a dónde irá a parar la mujer que presenta una discapacidad en sus brazos y en sus piernas, la mujer tiene problemas para desenvolverse de forma convencional. 

Acorde a lo que deslizaron algunos vecinos de la zona, a la mujer ya no la quieren por esos pagos, ellos mismos sacaron conclusiones antes que la Justicia y la consideran cómplice de los abusos a los que fue sometida su propia hija.

"A esa gente, que siempre fue muy humilde, todos los vecinos la ayudaron. A veces le daban plata al hombre o le regalaban comida", sostuvieron allegados.

Todavía horrorizados por el calvario que tenía vida a unos pocos metros, los vecinos -un tanto ofendidos con la situación- aseguran que siempre estuvieron atentos a las necesidades de esa familia que muchas veces no tenía para comer. "Era el ranchito más humilde y, cada vez que les faltaba algo, nos movíamos para conseguir lo que les faltaba", comentó una vecina. 

Hasta con mascota, el 'ocupa' que se adueñó del espacio abandonado aseguró que no quiere problemas con la Policía pero planea quedarse por más tiempo, incluso tiene planes de realizar más refacciones.       

Así estaba el ranchito el día que explotó el caso

Con la leña todavía humeando, con la que se prendía el fuego para calentar el agua, y algunas pertenencias desparramadas, el ranchito estaba recién abandonado. Ese mismo día, el padrastro y la madre quedaron detenidos y todo hacía presumir que no volverían durante en largo tiempo. 

A los pocos días, la casita fue desmantelada

Oportunistas se robaron las pocas pertenencias de valor que habían en la vivienda y el resto quedó destruido. Por dentro, el escenario era peor con todo revuelto. 

Hoy, el lugar luce distinto y con una nueva construcción

Con gente de la zona que decidió tomar el espacio y volverlo propio, hay hasta una huerta donde funcionaba el baño, plantaron álamos y desecharon los objetos como colchones, frazadas, ropa y demás elementos.      

 

Comentarios