investigación judicial

La madre de la nena violada que fue sometida al aborto ¿zafó del encubrimiento?

Tras declarar ante el juez, la mujer quedaría en libertad gracias a la contundencia de su relato y a los informes psiquiátricos que la avalan.
jueves, 25 de abril de 2019 · 15:07

La madre de la nena que fue sometida a un aborto legal, después de haber sido violada por su padrastro y producto de ello quedó embarazada, permanece detenida ante las sospechas de ser cómplice de los abusos pero el panorama podría cambiar para la mujer, según aseguró su defensora oficial, quien sostuvo que su declaración ante el juez fue tan contundente que la desligaría del encubrimiento.    

Desde un primer momento, la madre de la niña de 11 años del Médano quedó tras las rejas porque no colaboró con el esclarecimiento del caso y se negó a radicar la denuncia en contra de su pareja. Sin embargo, el juez que instruye en la causa -Benito Ortíz del Primer Juzgado de Instrucción- mandó a realizarle pericias psicológicas para determinar si comprendía la criminalidad de los actos.

El resultado del examen, al igual que su testimonial, habría sido clave para que la investigación judicial considere que A.M no encubrió al padrastro de la menor, sino que se encuentra sometida en un contexto en el que era víctima de violencia de género y por esa razón reaccionó con una negación. 

La defensora oficial de la mujer presa, Mónica Sefair, indicó en declaraciones radiales que la imputación contra su defendida habría cambiado por un delito menor, aunque seguiría vinculada a la causa penal con responsabilidad por lo que le sucedió a su hija. "Se la dejó imputada, no por encubrimiento, sino por abandono de persona, porque no la cuidó lo suficiente para evitar que esto pasara", expresó a Estación Claridad. 

La mujer que sufre una discapacidad física en sus miembros -inferiores y superiores-, y que producto de ello se moviliza con dificultad, no puede trabajar y dependía del dinero que el changarín llevaba al hogar. Con estudios cursados hasta el 4to grado de la escuela Primaria, la madre de la niña cuenta con escasa educación: apenas sabe leer y escribir. 

En sus declaraciones en sede judicial, A.M sostuvo que nunca se enteró que su hija estaba embarazada ni tampoco sospechaba que pudiera ser víctima de constantes abusos sexuales perpetrados por su marido 20 años mayor que ella. Según sostuvo la abogada, tanto el relato de la madre como el de la hija fueron congruentes: la madre no se enteró ni tampoco la niña confesó el calvario que sufría. 

Con un delito menor y excarcelable sobre sus hombros, Sefair señaló que presentó el pedido de excarcelación en el juzgado para que recupere la libertad. 

Por su parte, la Justicia de Menores deberá resolver si es conveniente que la nena que vivió un infierno y su hermana de 5 años vuelvan con su madre. Como ya lo anunció el director de Niñez a Tiempo de San Juan, hay un plazo de tres meses como máximo -que se puede prorrogar por otros tres meses más- para analizar la situación de las menores que se encuentran viviendo en un hogar de tránsito del Estado.  

Asimismo, desde la Asesoría de Menores -que acompañan a las menores desde el punto de vista legal- indicaron que mientras la idoneidad de la madre esté en duda, no habría ninguna resolución. es decir que la adoptabilidad de las hermanas dependerá de lo que la Justicia determine, por lo que podrían regresar a su seno familiar o bien ser reasignadas a una nueva familia.   

 

 

Comentarios